Estos hábitos te están provocando acné y ¡no lo sabías!

¿No importa cuántos tratamientos uses, el acné te sigue martirizando? Tranquila, aquí te decimos qué hacer para controlarlo

Por: Redacción Vanidades

Piel con acné

Foto: DPA

Quien dice que el acné es solo un problema de adolescencia es porque nunca lo ha sufrido realmente. Pero la realidad es que éste se trata de una afección cutánea que, día a día, afecta a mayor número de personas sin importar la edad y, peor aún, no hay forma de que las mujeres nos libremos de él al cien.

Sin embargo, y sin tomar en cuenta los brotes que surgen como un efecto del síndrome premenstrual, hay una manera de que, si bien, no lo vas a erradicar, lo puedas disminuir significativamente. Solo debes dejar de practicar estos hábitos que, en lugar de ayudar, afectan tu piel.

No usar bloqueador. Si crees que porque tu piel no se quema fácilmente no lo requieres, estás equivocada. El bloqueador, además de evitar el cáncer de piel, tiene componentes, como el retinol, que combaten los brotes de acné.

No hidratarte. Sí, lo sabemos, siempre hablamos del agua, pero considerando que nuestro cuerpo es 70 por ciento agua, no debes dejar de hidratarte, mucho menos si pretendes que tu piel luzca perfecta. Recuerda que no hacerlo ocasionará que la grasa se acumule, los poros se cierren y el acné surja.

[No te pierdas: ¿Una solución definitiva para el acné?]

Pellizcar tu piel. Sabemos que es muy difícil resistir el deseo de querer eliminar, de una vez por todas, esa molesta espinilla que te salió sin avisar, sin embargo, no hay nada peor, ya que al hacerlo, además de inflamar tu piel, te dejarás cicatrices.

Nunca limpiar la pantalla de tu teléfono. Tú, como la mayoría de las personas, estás pegada al teléfono, pero ¿con cuánta frecuencia lo limpias? Recuerda que el celular no es menos que una colonia de bacterias que convive con tu rostro y, tarde o temprano, te ocasionará un problema cutáneo severo.

Ahora que sabes qué factores están dañando tu rostro, quizás es buen momento de empezar a revertir los efectos negativos que los malos hábitos le están generando a tu cutis.

 

COMENTA ESTA NOTA