SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Danna García

AUTOR: Dora Pizzi Campos | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2009-05-07

Comenzó su carrera artística desde niña y ahora, a los 31 años de edad, se estrena en una telenovela-comedia como una boxeadora profesional.

Nómada, tímida y ¡ahora boxeadora profesional! Las primeras dos características son como ella se describe en la vida real, la tercera es el personaje que interpreta en la telenovela Un gancho al corazón, junto a Sebastián Rulli. ¿De quién hablamos? Pues de la hermosa colombiana Danna García, a la que debes recordar por alguna de las más de 25 telenovelas en las que ha actuado, como Café con aroma de mujer, Pasión de gavilanes o La traición, por mencionar algunas.

 

Para este nuevo proyecto, Danna se ha mudado temporalmente a México, "mi segundo hogar". ("Para mí México no es un país nuevo, he venido desde que tenía 17 años. Aquí siempre me he sentido en casa, nunca extraña ni extranjera", asegura la actriz de 31 años.)  

 

-¿Y cómo te has entrenado para tu papel de boxeadora? ¿Eres atleta?

-No soy atleta, pero hago ejercicios cuando puedo, más bien por salud. Tampoco he tenido mucho tiempo para dedicarme a lo del box, pues grabo hasta los fines de semana.  Pero sí he recibido un entrenamiento previo con las campeonas mundiales de México, que es con quienes he boxeado en escena. Trato de hacerlo lo más creíble posible y ellas me dicen que aprendo rápido. 

 

Con orgullo, Danna puede proclamarse como la primera colombiana en protagonizar una telenovela mexicana. Un gancho al corazón viene siendo la número cuatro en este país, pero la primera con Televisa.

 

-Estoy muy agradecida con esta empresa que me ha dado mucho reconocimiento, ha resaltado mi trabajo de años anteriores, me ha hecho sentir muy especial, importante dentro de la cadena, protegida y "apapachada", como dicen ellos. Y no tengo cómo agradecerle a la productora Angelli Nesma, quien luchó contra todo, creyó en mí y me volvió a traer a México.

 

-Te consideras una nómada, ¿pero dónde resides?

-¿Dónde resido? Actualmente es difícil precisar dónde vivo, porque hasta ahora residía en Los Angeles, pero me fui a Bogotá a hacer una novela e inmediatamente vine a México. No soy una persona que tenga una casa, sino que tengo varios lugares donde resido, dependiendo de mi trabajo. Mi familia vive en Miami... Por eso digo que soy ciudadana del mundo y vivo en varios lugares.

-¿Y te gusta vivir así?

-Pues ha sido mi estilo de vida desde hace 12 años.

-Hasta un día...

-Obviamente, como todas las personas, soy una mujer que piensa en estabilidad, en tener mi familia, mi hogar, ese es uno de mis sueños, pero aún no se ha dado por la forma de trabajo tan fuerte que tengo. 

-Pero mientras trabajes así te será difícil mantener una relación estable.

-Umm... Yo siempre he sido muy estable en mis relaciones. He mantenido una relación por cuatro años, aunque ahora estamos un poco distanciados. En tema de una sola pareja, trato de cultivar al máximo mi relación, a pesar de mi estilo de vida.

 

ES HIJA DE UNA CANTANTE

Nacida en Medellín ("¡Soy paisa!"), Colombia, y no en Bogotá, como mencionan muchas de sus biografías, Danna García creció en una casa donde el arte estuvo muy presente. Su mamá, Claudia Osuna, es una famosa cantante en su tierra. ("Yo no decidí ni elegí ser actriz, creo que el destino me puso ahí. He sido actriz infantil, juvenil, de reparto, protagónica y hasta extra", indica Danna.)  

 

-Dirías que tu vida ha sido un poco particular...

-Sí, pero tuve la fortuna de crecer con mi hermana Claudia, quien me lleva un año y es mi mejor amiga. Con ella compartía todo y pude tener una niñez... Mi familia siempre hizo mucho énfasis en que tuviéramos una vida normal, entonces mis papás trataban de que yo fuera a mis clases particulares después de las grabaciones, que tuviera compañeritas, que pudiera hacer vida de niña.

-Entonces perdiste muchas etapas importantes de tu niñez.

-Siempre fui una niña con responsabilidades... Digamos que las etapas no se viven como lo hacen los demás niños, de pronto yendo a paseos, a jugar a casa de los amigos. Obviamente, mis amiguitos eran mis compañeritos actores y yo jugaba con ellos entre corte de escena y escena.

-¿También cantas, como tu mamá?

-Canto, pero no me dedico a eso. Hacerlo a nivel profesional implica mucha responsabilidad. Hay que prepararse y estudiar. Tiene su mística y hay ciertos rituales previos al canto y a los conciertos. Y, bueno, dije que lo mío era la actuación y me enfoqué en eso. Cantar es como mi hobby.

-Tu mamá debe sentirse orgullosa de que hayas seguido la línea artística...

-No, aunque fue cantante por tantos años, mi mamá siempre se fue más por el lado de que sus hijas llevaran una vida normal y tenía un poco de recelo, porque decía que es un medio es muy difícil, donde no existe privacidad, pero... el destino hace lo suyo. Mi mamá quería que yo estudiara otra cosa, todavía me reclama que no haya terminado mi carrera de Administración de Empresas. 

 

Aunque le apasiona la actuación, en la vida de Danna aún laten muchas otras inquietudes profesionales y personales. Sin embargo, no vislumbra alejarse de su "hábitat" de trabajo, sino complementarlo; claro, cuando el momento justo así se lo exija. 

 

"SOY UNA MUJER CAMBIANTE"

-Eres artista, nómada, tímida y... ¿hay algo más?

-Como soy, así, tranquila. Además, soy casera, me encanta mi privacidad, soy independiente, pero me gusta mucho estar en familia. Trabajo con mi timidez a diario, pues quiero abrirme más, ser más comunicativa. Todos tenemos características que tratamos de mejorar. 

-Si nos damos cuenta...

-Bueno, sí, si nos damos cuenta... Lo ideal es que haya alguien a tu lado o de tu familia que te guíe y te diga "haz tal o cual cosa". Eso nos ayudaría a reconocer nuestros defectos para mejorarlos o para hacer cosas que no nos afecten tanto.

-Las mujeres casi siempre tienen algún complejo. ¿Cuál es el tuyo?

-Yo estoy satisfecha como soy y creo que es muy importante aceptarnos como somos, con nuestros defectos y nuestras cualidades. Más allá del físico, hay que ver nuestra personalidad y yo siempre creo en la posibilidad de evolucionar y de que todo es posible. Pero también soy una mujer cambiante, a la que un día puede gustarle el cabello negro y al día siguiente, rubio. No obstante, no soy de cambios radicales; por ejemplo, nunca me haría un tatuaje o algo permanente. Sí, estoy conforme conmigo misma, aunque un día quiera verme más rubia, más sexy o más inocente. Me gusta la variedad y creo también que tiene que ver mucho con el estado de ánimo.

-En la novela La traición llevabas el cabello muy negro y en otras lo has llevado rubio. ¿Cuál prefieres?

-Mi cabello natural es rubio cenizo, pero a mí me gusta más llevarlo oscuro. Como portavoz de los productos Garnier, ellos son los que eligen el tono, y para mi actual personaje de Valentina López me lo aclararon un poco; no lo llevo tan negro como en La traición, pero sí está oscuro.

-Llevas tres años como portavoz de los productos Garnier y de Maybelline.

-Soy una mujer que cree mucho en la fuerza que tenemos las latinas y siempre me he sentido agradecida y orgullosa de trabajar con dos empresas como Garnier y Maybelline, quienes se han interesado mucho en la comunidad hispana. Es bueno que nos den la importancia que merecemos, que sientan que somos una comunidad pujante, importante, interesante, en desarrollo... Y yo me siento más que orgullosa de poder representar a la mujer latina y de poder ser la imagen de todas nosotras ante el mundo. Ya llevo tres años y espero que sean muchos más.  

 

Antes de despedirse de VANIDADES, Danna invita a aquellos que aún no han visto Un gancho al corazón -en México se trasmite desde hace unos meses y en los Estados Unidos está próxima a verse por Univisión- a que lo hagan, "porque es una comedia superdivertida, no un melodrama romántico". Y añade: "Lo más rico es que por fin me río y lloro, pero no tanto. Hasta me ha cambiado el estado de ánimo. Vivo feliz, vivo sonriendo, nos divertimos tanto ensayando las escenas como grabándolas. Ha sido una experiencia maravillosa para mí en todo sentido. Esto no tiene nada que ver con lo que hayan visto de mí antes, se van a sorprender, porque ni hablo como yo ni actúo como yo... Es otro estilo, muy gestual y exagerado que no conocía, pero tomé el riesgo y estoy supercontenta".

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca