celebridades

Entrevista con Jessica Alba

AUTOR: José Daniel Bort | FOTOGRAFÍA: GETTY IMAGES | FECHA: 2010-03-22

Para la actriz, la experiencia de la maternidad ha sido tan determinante, que su vida se ha transformado por completo desde que su hija llegó al mundo.

Mar. 22, 2010 

 

Antes quería ser recordada como la mujer más sexy del mundo. Ahora lo que más le gusta es divertirse con juegos de mesa con sus amigas y cocinar el desayuno de su hija Honor Marie. La vida de Jessica Alba ha cambiado completamente.

 

Muchos recuerdan cuando el año pasado tuvo que pedir una excusa pública a los habitantes de Oklahoma City (y dar una cantidad de dinero para organizaciones sin fines de lucro) por haber vandalizado la ciudad al poner afiches de tiburones blancos en la calle y en los anuncios públicos, todo para tratar de llamar la atención hacia la especie que está en vías de extinción. Hoy trabaja directamente con el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, para erradicar el hambre y educar a los niños y mujeres del continente africano.

 

¿Cómo ha cambiado tu vida?

Estoy más concentrada en invertir mi tiempo en lo que es importante para mí. Esto me ha permitido vivir mejor el momento, apreciar lo que tengo en vez de añorar lo que deseo. He recibido más recompensas ahora que de la forma como vivía antes.

 

¿Qué te ha enseñado tu hija durante el tiempo que han estado juntas?

Siempre es algo difícil balancear el trabajo con el hecho de ser madre, pero creo que me ha ayudado muchísimo a entender las relaciones con las personas a mi alrededor. Me ha enseñado a ser una mejor hija. ¡No puedo pensar en las cosas que le hice a mi madre y lo que ella sufrió!

 

Ya que mencionas la relación con tu madre, ¿cuál es la impresión de ella después de esta experiencia?

El amor que tienes por tu hijo es sencillamente incondicional y no puedes pensar en las cosas que te hizo cuando iba creciendo, ya que no podía entenderlas bien.

 

¿Cómo eras en tu adolescencia?

Como la mayoría de los adolescentes, me imagino. Pensando que lo sabía todo, que el mundo es blanco o negro. No olvidas o perdonas con facilidad. Qué equivocada estaba, y qué cierta estaba mi madre cuando me decía: "Espera a que tengas hijos propios". Ahora entiendo mejor las acciones de mi madre, su amor incondicional.

 

Justamente ahora que eres madre es cuando estás trabajando más. Al menos seis películas tuyas se van a estrenar este año. ¿Cómo has podido hacerlo si estás más ocupada con tu hija?

Lo que pasa es que me siento privilegiada, porque puedo llevar a mi niña al trabajo. Son muchas horas y días muy largos, pero cuando no estoy filmando, puedo estar con mi niña todo el tiempo y eso es muy importante para mí. Sé que trabajo mejor cuando ella está cerca.

 

¿En qué se diferencia trabajar en equipo a llevar la responsabilidad de la película? En casi todas las que has hecho eres la protagonista.

¡Me encanta trabajar en equipo! Vienes por unos días, interpretas un personaje y te vuelves a ir. Estás alrededor de gente talentosa, con las mismas expectativas. De todas las películas que filmé recientemente me encantó Valentine's Day.

 

¿Por qué?

Soy fan del director Garry Marshall (quien dirigió Pretty Woman) y siempre había querido trabajar con él. Pero lo que más me atrajo es tener a Ashton Kutcher como pareja. Lo conozco desde hace mucho tiempo y quería descubrir un lado completamente diferente de él: el profesional. Además, la película trata sobre las tribulaciones de las relaciones de pareja durante el día de San Valentín. ¡Mejor tema, imposible!

 

¿Qué te atrae para aceptar filmar una película?

Antes me interesaba el interés comercial que generaba la película, no tanto la calidad. Estaba pendiente de lo grande que iba a hacer el lanzamiento y la cantidad de gente a la que iba a llegar. Debes entenderme: todo lo que he conseguido en este negocio lo he logrado yo sola. Necesitaba buscar la manera de mantenerme en la cima de la fama, darle a la audiencia lo que quería. Ahora me interesa más trabajar con actores y directores buenos e interpretar personajes que me definan mejor como actriz.

 

LA SERIEDAD SE NOTA

La carrera de Jessica también ha cambiado mucho. Antes, la actriz era solo el vehículo que otros usaron para vender películas (una coreógrafa de hip hop en Honey, una superheroína en Fantastic Four, el objeto del deseo en Good Luck Chuck). Sin embargo, esta nueva selección de películas refleja una actitud más madura en ella.

A Jessica Marie Alba casi le ponen el nombre de Farrah, pero su papá se arrepintió a última hora al verla tan latina, nada parecida a su madre, una rubia muy parecida a Farrah Fawcett. La hija de Mark Alba nació en Pomona, California, en medio de una familia dedicada a la armada americana. Todos se mudaron a Biloxi, Mississippi (donde nació su hermano Joshua, quien también es actor) y estuvo un tiempo en Texas antes de establecerse en el Sur de California. Este fue el lugar ideal para que la actriz se lanzara a la locura de convertirse en la estrella de cine y TV más deseada del mundo, lo cual consiguió con relativa facilidad.

 

El éxito le llegó de la mano del gran James Cameron (Titanic, Avatar), quien creó la serie Dark Angel, con Jessica como protagonista. Este lanzamiento le bastó para ponerla en los ojos de todo el mundo. Su trabajo le hizo conseguir una nominación al Golden Globe como Mejor Actriz de TV. Pero todavía Jessica no terminaba de encajar en el difícil mundo de Hollywood.

 

¿Qué es lo que no has hecho, que te gustaría hacer ahora?

La verdad es que eso es algo que no he podido discernir todavía. Entre el hecho de ser madre y mantenerme a flote en mi carrera no he podido sentarme a elegir mis prioridades. No sé adónde me va a llevar mi carrera, no tengo la menor idea. Creo que me gustaría volver a filmar algo que tenga que ver con ciencia ficción, como lo que hice en Dark Angel.

 

¿Qué haces ahora para divertirte?

Ah, soy de lo más aburrida. Visito amigos y nos divertimos con juegos de mesa o de video. No salgo o lo hago muy poco. ¡Tengo a una niña en la casa! Mis gustos han cambiado muchísimo. Ahora disfruto al cocinar y estoy aprendiendo un montón de recetas nuevas. Te cuento que vamos a remodelar la cocina, pero antes tenemos que conseguir otra casa.

 

Explícame cómo es eso.

Es que vamos a remodelar toda la cocina usando la última gama de productos que promueven la protección del ambiente; pero el trabajo va a durar tres meses, y yo necesito cocinar para mi hija. Por eso vamos a buscar un lugar provisional. Honor Marie puede mantenerse un poco comiendo en la calle, pero no todos los días, no su desayuno. Además, van a martillar y a sacar escombros, por lo que no es un ambiente saludable para una niña tan pequeña.

 

SU VIDA PRIVADA

Jessica se ha caracterizado por tener su vida personal muy privada. Estuvo viviendo con el actor Michael Wheatherley al principio de esta década, pero el hombre de su vida fue Cash Warren -el hijo de su compañero de filmación Michael Warren- a quien conoció en el set de los Fantastic Four. Inmediatamente los dos se convirtieron en inseparables, hasta que se casaron un mes antes de que naciera Honor Marie. A pesar de recientes "indiscreciones" de Cash con otras actrices, la pareja se mantiene fuerte y estable.

 

Lo que más le preocupa a Jessica (incluso mucho más que el cine) es poder ayudar en causas que conviertan este mundo en un lugar mejor. Consciente del impacto de su figura pública a nivel mundial, la actriz ha prestado su imagen y su voz a una serie de campañas internacionales, que le han dado un "aire" diferente entre las estrellas de Hollywood.

 

Siempre has sido apasionada de las causas filantrópicas a las que te dedicas. ¿En qué estás involucrada en este momento?

Siempre he estado interesada en las causas relacionadas con el desarrollo de los niños y de las mujeres, para que puedan tener una vida mejor. En especial me gustan las que tienen que ver con la educación de ellos, lo cual está demostrado que soluciona muchísimos aspectos de la vida de las personas: les brinda oportunidades para cuidar su salud, puestos de trabajo y mejores condiciones laborales. Por eso estoy trabajando con el CGI (Clinton Global Initiative) en una campaña que se va a enfocar este año alrededor de la World Cup South Africa.

 

¿Cuáles son tus obligaciones?

Prestar mi imagen para concientizar, ya que tenemos una oportunidad maravillosa a través del Mundial de Fútbol, y solucionar parte de los problemas más grandes que sufren las mujeres y los niños en el mundo. La gran mayoría de las personas que necesitan ayuda se encuentran justamente en el continente africano, por lo que el Mundial es una oportunidad perfecta. Además, es importante señalar que los gobiernos deben esforzarse en actuar. Muchos han prometido ayuda (a través de la campaña UNO, por ejemplo, cuyo líder es Bono y de la que soy miembro también), pero necesitan poner en práctica los planes que anuncian. Nosotros nos encargamos de asegurar que eso suceda. Puedo decirte que viajar alrededor del mundo me ha abierto los ojos a muchas cosas importante que a simple vista no ves.

 

¿Reflejas esas experiencias en la vida diaria con tu hija?

Por supuesto que sí. Tal vez muchos niños no tengan las mejores condiciones de vida, pero en cualquier otro país un pequeño puede hablar dos o tres idiomas. La realidad en los Estados Unidos es otra. Quiero que mi hija aprenda español, ya que forma parte de su cultura y es el lenguaje del futuro, es el siguiente lenguaje importante en este país. Eso le va a ayudar a tener mejores oportunidades en su vida.

 

Tengo entendido que tus padres no hablaban español.

Ellos no, pero mi abuela sí nos hablaba en español todo el tiempo, y ella fue una persona importante en nuestro crecimiento. Vivimos cerca de ella durante 12 años, y eso dejó una marca importante en mi vida. Quisiera darle ese legado a mi hija.

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca