SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Entrevista con Jennifer López

AUTOR: Marcia Morgado | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2010-05-19

De JLo y Lola a simplemente mamá; de una activa vida de soltera a la felicidad que encuentra en su hogar.

May. 19, 2010 

 

Su voz suave solo cambia cuando ríe, lo cual hace frecuentemente. Jennifer López se prepara para el lanzamiento de The Back-up Plan, su primera película desde que nacieron Emme y Max, los gemelos producto de su matrimonio con el cantante puertorriqueño Marc Anthony. En el filme interpreta a Zoe, una profesional soltera que opta por la fertilización in vitro, y el día que le confirman su embarazo, conoce al que intuye es el hombre de su vida. Así comienza esta historia, en cuya filmación López dice haberla pasado de maravilla: "Pienso que es la más divertida de todas las comedias románticas que he hecho".

 

¿Aprovechaste la experiencia de tu embarazo en la película?

Inmensamente... no lo sabes bien hasta que no lo has vivido. Fue maravilloso poder hacer esta película después del embarazo y de dar a luz; esa experiencia contribuyó a que yo estuviera mejor.

 

¿Cómo has equilibrado los roles de madre y esposa con tu carrera?

¡Qué simpático! Igual que cualquier otra mamá que trabaja: día a día, tratando de balancear las cosas para hacer lo mejor que puedo.

 

¿Te ves como una mamá trabajadora?

Lo soy -afirma con orgullo en la voz.

 

Jennifer expresa agradecimiento porque hace lo que le gusta: "Desde niña supe que iba a ser actriz, cantante o bailarina; sabía que sería una performer, lo llevaba en la sangre".

 

¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?

Lo más difícil ahora es el horario; las horas que me mantienen alejada de mi hogar y de mi familia.

 

¿La mayor recompensa?

Que como persona me siento realizada, porque me encanta actuar: lo disfruto plenamente y me permite poder esforzarme para crecer con cada personaje. 

 

Recientemente participaste como anfitriona e invitada en Saturday Night Live, uno de los programas semanales cómicos más longevos en la televisión estadounidense. ¿Lo disfrutaste? 

Fue muy divertido.

 

¿Cómo te preparas para hacer una presentación en vivo vs. una película o un programa pregrabado?

Es muy diferente. Las presentaciones en vivo exigen que si algo pasa debes aprovecharlo y seguir; es una preparación distinta a la que se usa cuando se está grabando. Un episodio o una película te dan más tiempo para refinar y trabajar en diferentes aspectos. Las presentaciones en vivo son como estar en el teatro.

 

¿Tu mayor reto como actriz?

Cada rol dramático me ha representado una exigencia emocional; todos los papeles dramáticos, en particular cuando estaba interpretando a una persona real, como Selena o Puchi (en El cantante); esos presentan retos muy particulares.

 

En cuanto a los papeles cómicos, ¿no es difícil hacer reír?

Me parece que sí. Las personas no se percatan porque parece muy fácil cuando las haces reír; hacer que todo luzca fácil es parte de la habilidad de un gran intérprete. Se recibe una gran recompensa cuando se hace reír a alguien.

 

Esa es una de las muchas razones por la cual Jennifer disfrutó grandemente The Back-up Plan: "Me encantó haber participado en las proyecciones de The Back-up Plan con público invitado; uno no sabe cómo va a reaccionar, pero es muy divertido cuando escuchas al público riéndose y pasándola bien.

 

¿Contenta con la película?

Sí, de verdad que estoy feliz. Rodarla fue una de las mejores experiencias que he tenido en mi carrera, porque prevaleció un ambiente de familia. Todo el mundo se sentía feliz de estar allí y durante los meses que compartimos, disfrutamos mucho; creo que esto se percibe en la película.

 

¿Tienes algún sueño en cuanto a proyecto de filmación: directora, personaje que te gustaría interpretar...?

Me encanta hacer biografías y creo que como actriz es uno de mis fuertes (dice recordando los personajes de Selena y Puchi). Sé que tengo la habilidad de conectar cuando se trata de una persona real.

 

Jennifer comenta que después de producir El cantante (la historia de Héctor Lavoe), le han sugerido que hiciera a un personaje femenino como La Lupe o Carmen Miranda. La Lupe sería algo tremendo: un gran reto. "Absolutamente, ¿para qué hacerlo si no es un reto? Si va a ser fácil, cualquiera puede hacerlo", concluye.

 

¿Cómo ha cambiado tu vida después de tener a Emme y a Max?

Bueno, todo cambia después que tienes hijos: la forma como piensas, te planteas la vida y vives. No creo que sea más fácil, pero sí creo que es mejor. Te transformas en una mejor persona. No puedes evitarlo, eres una mamá y eso significa que te preocupan todos los niños. Tu corazón se abre de una forma que no pensabas que era posible. Siempre me vi como una persona muy intensa y apasionada, amante de la gente que tenía cerca, pero no me imaginaba capaz de sentir con mayor intensidad que antes y es tanto más que a veces te sorprende que puedas sentir con tanta fuerza por otro ser humano.

 

Poco después de tener los bebés competiste en un triatlón. ¿Qué haces ahora para mantenerte en forma?

Miro lo que como; nunca he sido de comer demasiado. Tengo muy claro que mantenerme en forma y lucir bien es parte de mi trabajo. Ya no soy tan compulsiva de ir al gimnasio como antes, principalmente porque no tengo el tiempo libre que tenía porque ahora tengo a los niños, mi esposo y el trabajo. Pero cuando tengo algún proyecto en particular, trato de crear un espacio para hacer ejercicios. No es como antes, que disponía de todo el tiempo para mí.

 

¿Te sientes feliz?

Sí, lo estoy. Estoy muy feliz; me gusta mi vida y la observo constantemente para asegurarme de que no doy nada de esto por sentado, porque sé lo muy bendecida que soy como persona. Tengo una familia que me ama, estoy satisfecha como persona y como profesional; trabajo en cosas nuevas, todo me luce muy fresco y me alegro de que las cosas no se me envejezcan. 

 

¿Alguna práctica espiritual?

Bueno, crecí católica y creo que siempre es parte de uno... Rezo mucho, pienso mucho. Soy una persona muy espiritual, es algo que no puedo evitar desde pequeña, desde kindergarten.

 

¿Qué puedes decirnos de tu álbum Love?, con signo de interrogación?

Se trata de no saber nada sobre el amor... Lo titulé Love?, con un signo de interrogación, porque quería iniciar un diálogo acerca del amor: lo más importante y lo más confuso en la vida de cada persona. Algo que nunca logramos descifrar del todo, un tema tan complejo y vital para cada quien. ¿Es lo que te dicen de pequeña: un cuento de hadas? Es una culminación de cosas que he vivido, de lo que he visto a personas cercanas atravesar y las preguntas que me hago. No es un álbum lleno de ira, como podrían pensar por el título, sino de cuestionamiento.

 

Después de haber experimentado más de una desilusión y rompimientos amorosos, ¿crees que estos son necesarios para hacernos mejores personas?

No lo sé... Creo que como personas estamos aprendiendo y que la vida es un proceso. Cada dificultad nos obliga a observarla, y si lo hacemos correctamente y sobrevivimos a algunas cosas, crecemos; es parte del aprendizaje para poder disfrutar de verdad; para que cuando alcancemos la madurez apreciemos lo que es estar bien y no lo demos por sentado, sino que hay que cuidarlo.

 

Los que te vieron en la noche de la entrega de los Oscars comentaron que lucías espectacular. Primero, radiante con un diseño de Armani Privé, y después con un ceñido y seductor vestido negro de Gucci. ¿Cuál de los dos refleja a la verdadera Jennifer López?

Ambos. Todo el mundo quiere definirme como "así", pero creo que llevo ambos lados dentro. Aunque siempre tratan de encasillarnos, todo el mundo, pero en particular las mujeres, tenemos múltiples lados. Somos diferentes cada día, atravesamos tantas etapas, estados de ánimo, cosas distintas. Esa es la belleza de ser mujer, somos criaturas muy, muy complejas. 

 

¿Usas jeans o couture?

Aunque uso mucho jeans, me encantan los vestidos preciosos; aunque sea para el día, prefiero los vestidos. Me gustan los colores claros y el olor de mi primer perfume: Glow.

 

¿Stilettos o flats?

No, no me gustan mucho los flats.

 

¿Utilizas maquillaje cuando no estás trabajando?

No. Solo humectante.

 

Por lo general, al observar la vida de las celebridades, solo apreciamos el glamour y lo que parece ser una vida muelle. Sin embargo, alcanzar el estrellato y mantenerlo exige grandes sacrificios, sobre todo porque es necesario dedicarle una gran cantidad de tiempo para no perder lo que se ha ganado. De ahí que a Jennifer le guste tanto la quietud de su hogar. Es allí donde puede dedicarse a compartir con su familia y amigos, "porque mi vida es muy enloquecida y siempre estoy ocupada". Es por falta de tiempo que no cocina con la frecuencia que le gustaría, pero cuando lo hace (ríe complacida) "a todo el mundo le encanta". Como buena chica criada en un hogar puertorriqueño, su sabor preferido es el de la comida de la Isla, sobre todo: arroz, frijoles colorados y bistec.

 

Con una vida llena de logros personales y profesionales, ¿cuál es tu principal responsabilidad como celebridad?

Inspirar a otras personas.

 

¿Cómo te ves en cinco años?

Me veo haciendo más de lo mismo.

 

¿Más hijos?

Quizás, quizás.

 

¿Dirigiendo?

Quizás.

 

¿Qué te hace feliz?

Mi familia me hace feliz.

 

No es de extrañar que su sonido preferido sea el de la risa de Emme y de Max.

 

¿Qué deseas para ellos?

Paz, felicidad, salud y amor.

 

Y para estar al tanto de lo que los chicos hacen cuando no están junto a ella, como toda mamá trabajadora, nunca sale de casa "sin mi celular".

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca