SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

La maldición de los Kennedy

AUTOR: Mari Rodríguez Ichaso | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2012-07-27
La maldición de los Kennedy

La legendaria familia estadounidense ha sido víctima de accidentes, asesinatos, adicciones y, ahora, de un suicidio... ¿Podrá liberarse algún día de su destino trágico?

Desde el año 1944, la llamada "maldición de los Kennedy" ronda cruemente la vida de la legendaria familia estadounidense, que a pesar de ser millonaria y poderosa, ha sido terriblemente desgraciada. Es realmente dramático leer la lista de sus miembros que han muerto, uno tras otro, incluso todavía muy jóvenes y casi siempre de forma trágica: en accidentes, por asesinatos o padeciendo adicciones y enfermedades.

Recientemente, el 16 de mayo de 2012, Mary Richardson, la esposa de Robert Francis Kennedy Jr . y madre de cuatro hijos, fue la última víctima de la supuesta "maldición" familiar. Mary se suicidó colgándose de una viga en el granero de su casa, en las afueras de New York.

A los 52 años, Mary -quien desde niña soñó con casarse con alguno de los hermanos de su mejor amiga Kerry Kennedy- era arquitecta y fue la segunda esposa de Robert, de quien estaba separada. Su marido había pedido el divorcio en el 2010, pero no llegó a hacerse efectivo. Al parecer, Mary no pudo soportar más "el dolor y la soledad" desde que el padre de sus cuatro hijos súbitamente la dejó por otra, y empezó a sufrir una gran depresión.

Mary comenzó a abusar del alcohol y de las pastillas, y prácticamente repitió la historia de Joan Bennett Kennedy, la rubia y bella esposa del fallecido senador Edward Kennedy, quien cayó en la depresión, el alcoholismo y el consumo de pastillas cuando su marido la engañó una y mil veces, y se le destrozó la vida. Joan ha luchado contra sus adicciones y ha logrado salir adelante, pero este no fue el caso de Mary, quien recurrió al suicidio como "escape" final de sus sufrimientos.

La "maldición de los Kennedy" comenzó cuando en agosto de 1944, Joseph P. Kennedy Jr, el hijo mayor del controvertido embajador Joseph Kennedy y su esposa, Rose Fitzgerald, murió volando sobre Inglaterra, al explotar su avión bombardero durante la Segunda Guerra Mundial. Fue una gran tragedia familiar, pero también a nivel político, porque Joseph era a quien el patriarca había elegido como un posible futuro presidente de los Estados Unidos. En mayo de 1948, otra desgracia ocurrió cuando su hija Kathleen Kennedy, quien vivía en el Reino Unido y estaba casada con el marqués de Hartington, murió en un accidente de avión mientras volaba sobre Francia.

El viejo Joseph Kennedy y toda la familia tenían mucho poder político y habían multiplicado su fortuna. Por eso usaron toda su influencia y, en 1960, lograron que su carismá tico hijo, el senador por Massachusetts John F. Kennedy, ganara la presidencia de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer presidente católico del país.

John F. Kennedy, su elegante esposa Jacqueline Bouvier y sus dos hijos pequeños Caroline y John-John se convirtieron en la familia con más estilo que haya llegado a la Casa Blanca. Así nació la leyenda de los Kennedy como los personajes idílicos de Camelot, y se adueñaron de los medios y de la imaginación popular. Por supuesto, después se supo que John F. Kennedy engañaba a su esposa con infinidad de mujeres -desde internas adolescentes de la Casa Blanca hasta casadas- y surgieron los rumores de que tanto él como su hermano menor Robert Kennedy tuvieron un gran romance con la actriz Marilyn Monroe.

La muerte de Marilyn sigue siendo un misterio. Supuestamente se suicidó por los Kennedy, a quienes dijo que iba "a denunciar públicamente" cuando ambos hermanos la abandonaron y nunca más quisieron contestarle el teléfono.

 

FOTOGALERÍA: LA MALDICIÓN DE LOS KENNEDY


El 22 de noviembre de 1963 se rompió de nuevo la felicidad cuando el presidente John F. Kennedy fue asesinado mientras iba sentado en un convertible abierto junto a Jackie, durante una visita a la ciudad de Dallas, Texas. Su asesino, el activista y simpatizante comunista Lee Harvey Oswald, fue a su vez misteriosamente asesinado dos días más tarde por un gánster llamado Jack Ruby, y surgieron mil rumores sobre una conspiración internacional con el fin de acabar con los Kennedy.

El asesinato de su marido provocó que Jackie Kennedy se mudara con sus hijos a New York.

El 5 de junio de 1968, Robert Kennedy fue asesinado mientras hacía campaña política por la presidencia de los Estados Unidos en la ciudad de Los Ángeles. Dejó a su viuda Ethel y a 11 hijos. Dos hermanos víctimas del crimen... Fue una tragedia que impactó al mundo. Un árabe llamado Sirhan Siran fue el responsable de su muerte y, hasta el día de hoy, cumple cadena perpetua en California.

Al enterarse de la muerte de Robert, Jackie se atemorizó y exclamó: "Si están matando a los Kennedy, mis hijos son los próximos... Quiero irme de este país".

El 20 de octubre de 1968, Jackie se casó con el millonario griego Aristóteles Onassis, quien había tenido un affair con la cantante de ópera María Callas y con Lee Bouvier Radziwill, la hermana menor de Jackie. Cuando Jackie perdió a su tercer hijo, Patrick, meses antes del asesinato de su marido, Lee le había presentado a Onassis.

Pasando a otro miembro de la familia, en 1964 el menor de los hermanos, el entonces joven senador Edward Kennedy, se salvó milagrosamente de un accidente de avión y eso reforzó una vez más la creencia de que los Kennedy estaban marcados por una maldición.

Para Rose y Joseph Kennedy Sr., haber perdido a sus hijos cuando eran todavía jóvenes era prueba de su mala suerte. Esto se unió a la tragedia de que su hija Rosemary había nacido con un retraso mental y tenía que vivir en un home (una especie de asilo), después de que su padre ordenó que le hicieran una lobotomía (la destrucción total o parcial de los lóbulos frontales del cerebro) que la empeoró. En 1968 quedaban vivas sus hijas Eunice Kennedy Shriver, Patricia Kennedy Lawford y Jean Kennedy Smith, y su hijo Edward.

Las tragedias continuaron... El 25 de abril de 1984 murió de una sobredosis de drogas, mientras estaba en un hotel de Palm Beach, en la Florida, el joven David Kennedy, el cuarto hijo de Robert y de su esposa Ethel. El 31 de diciembre de 1997 murió esquiando en Colorado otro hijo de ellos, Michael, de 39 años, al estrellarse contra un árbol. El 16 de julio de 1999, el mundo se estremeció con la noticia de que John F. Kennedy Jr., su esposa Carolyn Bessette y su cuñada Lauren habían muerto en un accidente aéreo, mientras John-John pilotaba su pequeño avión en un vuelo nocturno de New York a Martha' s Vineyard. Se cree que el todavía novato piloto se desorientó en la noche y el avión cayó al mar. Tres primos Kennedy que murieron todos muy jóvenes...

Al morir John Kennedy Jr., la fa milia apenas se había recuperado de la pérdida cinco años antes, el 19 de mayo de 1994, de Jacqueline Kennedy Onassis, quien falleció de cáncer por un linfoma que no se pudo controlar. Una desmejorada Jackie, con su compañero Maurice Tempelsman y sus nietos, en el Parque Central de New York, el último domingo de su vida, fue una imagen inolvidable que dio la vuelta al mundo. La viuda de Kennedy, al no desear continuar el tratamiento médico, pues sabía que su enfermedad era terminal, decidió con todo detalle cómo serían sus últimos días y horas hasta su muerte, y planeó su funeral. En aquel entonces también era la viuda de Onassis, quien había muerto en París en 1975. Ellos estaban separados, pues Jackie seguía viviendo en New York. Onassis había sufrido la pérdida en 1973, en un accidente de avión, de su hijo Alexander, de 24 años de edad, y dicen que al saber la noticia, gritó desesperado: "La maldición de los Kennedy ha golpeado también a mi familia".

Como las tragedias de esta familia no terminan, hace menos de un año, el 16 de septiembre de 2011, ocurrió la inesperada muerte de un ataque al corazón, justo después de hacer ejercicios en un gimnasio, de Kara Kennedy Allen, de 51 años, hija del senador Edward Kennedy y de su primera esposa Joan.

Este relato, aunque a grandes pinceladas, confirma el trágico destino de una de las familias más famosas del mundo. Algunos de sus miembros sufrieron mucho por sus enfermedades, como cuando el joven Teddy, hijo de Edward y Joan Kennedy, perdió una pierna a los 12 años, como consecuencia del cáncer; otros protagonizaron escándalos, como en 1969, cuando el auto de Edward Kennedy cayó al mar mientras viajaba una noche por la isla de Chappaquiddick, Massachusetts, con la joven voluntaria política Mary Jo Kopechne , de 29 años, a quien dejó ahogarse mientras él huía de la escena del accidente.

Los Kennedy también han enfrentado juicios legales, como la acusación de violación sexual contra William Kennedy Smith, hijo de Jean Kennedy Smith; infidelidades, consumo de drogas y de alcohol, rehabilitaciones, etc. En fin, un destino que con todo el dinero y el poder del mundo, nadie quisiera tenerlo que vivir.

 

FOTOGALERÍA: LA MALDICIÓN DE LOS KENNEDY

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca