SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Jennifer Garner cree en los milagros

AUTOR: Fabián W. Waintal | FOTOGRAFÍA: AP | FECHA: 2012-09-14
Jennifer Garner cree en los milagros

"Cuando se tienen hijos, uno siempre se siente en contacto con los milagros", nos dice la actriz en esta entrevista

La última vez que tuvimos programada una entrevista con Jennifer Garner tuvo que suspenderse por el nacimiento de su hijo Samuel, el tercero que tiene con su esposo Ben Affleck. Y ahora que conseguimos una nueva entrevista exclusiva, el tema de los bebés es inevitable, sobre todo porque en su película The Odd Life of Timothy Green interpreta a una madre que no puede tener hijos... hasta que llega el gran milagro.

La última vez que concertamos una entrevista se canceló porque había nacido su bebé. ¿Todo le fue bien?

Sí, sí. Sam ya tiene seis meses.

¿Podemos imaginar a su esposo Ben Affleck cambiando pañales?

Eso espero, porque debería estar haciéndolo ahora mismo que yo estoy afuera.

¿Se imagina una familia sin hijos?

No. Si me hubiese quedado soltera hubiera adoptado un bebé.

¿Usted cree en los milagros detrás de cada nacimiento?

Sí, cuando se tienen hijos, uno siempre se siente en contacto con los milagros.

¿Y el suyo? ¿Sus padres alguna vez le contaron la historia de su nacimiento?

Sí, conozco un poco la historia de mi nacimiento, aunque no creo que a mi madre le guste mucho que entre en detalles. Mis padres estaban convencidos de que yo iba a ser un varón y terminaron teniendo tres hijas.

¿Planearon su nacimiento o no?

En esa generación me parece que todo era diferente. En el momento en que había que tener un bebé, se tenía. Ahora lo programamos todo. Ben y yo tenemos tres hijos y pensamos mucho más en su futuro, nos preocupamos bastante. No me imagino a mi madre así. No sé, a lo mejor en aquella época también era de esa manera.

El milagro del nacimiento de Jennifer Anne Garner sucedió en Houston, Texas, el 17 de abril de 1972, un día después del lanzamiento del Apolo 16. Su madre Pat trabajaba como profesora de inglés y su padre Bill, como ingeniero químico. Durante la adolescencia, el amor al arte de Jennifer comenzó con las clases de ballet, y aunque entró a la Universidad Denison para estudiar química como su padre, cambió de decisión para dedicarse a la actuación.

En New York, al principio trabajó como mesera en el restaurante Isabella, mientras buscaba trabajo en el cine y la televisión. Cuando se mudó a Hollywood, actuó en la serie de TV Felicity y conoció al actor Scott Foley. Se enamoraron y se casaron el 19 de octubre de 2000. El mismo productor de Felicity, J.J. Abrams, fue quien le pidió a Jennifer que hiciera una prueba de cámara  para otra serie de acción completamente diferente. Como resultado, Jennifer Garner se convirtió en la protagonista de Alias, por la que empezó a ganar 40.000 dólares por episodio (al final de la serie, ya cobraba 150.000 dólares). Gracias a la TV, también pudo entrar en el cine de acción con el personaje de Elektra en la película Daredevil, con Ben Affleck como protagonista. Ben y Jennifer ya se habían conocido durante el rodaje de Pearl Harbor. Pero cuando filmaron Daredevil, Ben todavía era novio de Jennifer López y Jennifer Garner acababa de pedirle la separación a Scott Foley (eso fue en marzo de 2003 y el divorcio fue oficial el 30 de marzo de 2004).

Cuando Ben Affleck rompió su compromiso con J.Lo, comenzó su relación con Jennifer Garner. Ella quedó embarazada y se casaron el 29 de junio de 2005 (el mismo año que ella estrenó su película Elektra). Su primera hija, Violet, nació el 1º de diciembre de 2005, y el 6 de enero de 2009 tuvieron a su segunda hija: Seraphina. Jennifer quedó embarazada de su tercer hijo, Samuel, a los dos meses de terminar el rodaje de la nueva película The Odd Life of Timothy Green. El niño nació el 27 de febrero de 2012.

¿Qué le parece normal en su vida, aunque parezca muy extraño para alguien que no es famoso?

Lo que solía hacer cuando empecé a actuar en mi pequeña ciudad. Participaba en todas las producciones que hacían, como Hansel and Gretel y Annie o en cualquier otra en que me dejaran trabajar. Y no necesariamente como protagonista. En Nutcrackers me sentía feliz con solo tener un pequeño papel, aunque estuviera atrás. Después, cuando terminé la escuela secundaria, todo fue como la extensión de aquella época... y aquí estoy.

Jennifer Garner en el cine

Tengo dos versiones diferentes de aquellos años: una fuente dice que usted se inscribió en la Universidad de Yale para tomar clases de teatro y otra asegura que estaba estudiando química, como su padre, en la Universidad Denison, pero que cambió por la actuación. ¿Cuál es la verdadera?

Las dos versiones son ciertas. Estaba estudiando química cuando me di cuenta de que pasaba mucho tiempo en el teatro y se me ocurrió cambiar de clases. Tampoco era muy buena en química como yo pensaba. Empecé a estudiar teatro. Al hacerlo, hay que saber Historia del arte, Geografía... Después, durante el verano, solo porque quería actuar, terminé trabajando gratis en el teatro o por 100 dólares a la semana.

¿Quiere decir que al final dejó los estudios para dedicarse todo el tiempo a la actuación?

Claro. En la escuela había trabajado en tantas producciones de teatro, que tenía un currículum vítae bastante completo. Tenía mucha más experiencia de la que podían pedirme. De repente, fui a una audición en New York, en la que conseguí trabajo y terminé quedándome para seguir un camino mucho más directo.

¿Alguna vez perdió un trabajo por ser demasiado honesta, como pasa en la película The Odd Life of Timothy Green?

No, todavía no me ha pasado, pero algún día un periodista va a preguntarme algo... y se va a arrepentir después (risas).

En la película The Odd Life of Timothy Green, una pareja que está tratando de adoptar un niño experimenta el fabuloso milagro de tener un hijo. El matrimonio había enterrado en el jardín la descripción del hijo de sus sueños. Al día siguiente, tiene una sorpresa esperándolo en casa... De la noche a la mañana, en la película nace Timothy Green, con todas y cada una de las cualidades que la pareja había deseado.

Si hiciera un dibujo de alguno de sus sueños, sabiendo que se cumpliría al enterrarlo en su jardín, ¿cuál sería?

Si pudiese lograr que se cumplan mis sueños en mi jardín, te aseguro que no te lo contaría (le cuesta dejar de reír). Creo que jamás diría abiertamente al mundo lo que espero que pase. Prefiero comentar las cosas por las que estoy agradecida. Desde que era muy pequeñita y tomaba el autobús para ir a mi casa, notaba que cada día en mi vida era más hermoso. Y lo agradezco mucho. Realmente lo siento así.

¿El hecho de haber tenido hijos cambió su perspectiva de la vida y de su carrera?

Todo fue de una manera progresiva. Cuando estaba embarazada de mi primera hija, estaba segura de que iba a trabajar menos, aunque podía llevarla al estudio conmigo. Cuando la tuve, cambió mi punto de vista, tal como dicen: ?Nunca se sabe hasta que te llega el momento?. Todos mis hijos son mi prioridad. Pero estoy en un lugar privilegiado porque puedo tener tiempo libre. Tengo la suerte de trabajar lo suficiente como para poder pagar las cuentas y mantener mi cerebro en su lugar, rodeada de un ámbito de creatividad. No tengo que estar trabajando todo el tiempo y eso, para una madre, es una bendición.

En la película, su personaje quiere que traten como una persona normal al extraño hijo que nació como una planta. En su caso, ¿pueden sus hijos tener una vida normal al tener que crecer con padres tan famosos?

Mis hijos son niños. Las mayores, Violet y Seraphina, ya van a la escuela. Imagino que algún compañerito puede llegar a preguntarles sobre nuestro trabajo, pero las niñas también saben manejar bien el tema. En nuestra casa somos muy abiertos y supongo que somos bastante normales.

 

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca