SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Enamora al público con sencillez

AUTOR: Marcia Morgado | FOTOGRAFÍA: John Russo | FECHA: 2012-11-30
Enamora al público con sencillez

A sus 21 años, la actriz se adentra a un nuevo género con 'Arrow'

Entre las grabaciones de la serie Arrow, la joven actriz conversa en exclusiva con VANIDADES acerca de las diferencias de crear personajes para el cine y la televisión, así como sobre sus planes futuros

No debe ser nada fácil nacer y formarse en el seno de una familia donde el pan nuestro de cada día sea el cine; el proceso de la niñez debe ser especialmente inusual en ese contexto. Hemos visto las historias de los hijos de Charlie Chaplin y las dinastías de los Barrymore y de los Coppola. En los últimos años hemos sido testigos distantes de la familia de Angelina Jolie y Brad Pitt, en la que niños que hubieran vivido destinos azarosos llevan vidas privilegiadas gracias a las decisiones de sus padres adoptivos.

Sin embargo, no todos los casos en la industria cinematográfica son como el de los Jolie- Pitt. La joven actriz Willa Holland nació en California dentro de una familia donde la actuación es parte de la fibra cotidiana. Su madre Darnell Gregorio-De Palma es actriz y su padre Keith Holland es fotógrafo. Durante algunos años, el reconocido director de cine Brian De Palma estuvo casado con su mamá y, según algunos rumores, desempeñó un papel importante en el que Willa haya optado por el sendero profesional que lleva ejerciendo desde que era una niña. Hay diversas versiones en Internet, pero no se sabe con certeza lo que ocurrió. Willa dice: "Yo era pequeñita, tendría 4 o 5 años, pero creo que Brian estaba en contra y yo tampoco quería; fueron Steven (Spielberg, amigo de De Palma) y mi mamá quienes plantaron la semilla".

¿Lo resientes?
No resiento nada.

Quiero decir si resientes no haber disfrutado más de tu niñez...
Posiblemente me hubiera gustado aprovechar más ciertos momentos de mi niñez.

Es una chica positiva, agradable, de conversación fácil, dedicada a su trabajo que, en estos momentos, consiste en rodar la primera temporada de la serie Arrow en Vancouver, Canadá, y cuando tiene días libres, vuela a Los Angeles para compartir con sus amigos y su familia. Claro que como todos los que volamos, sufre las mismas frustraciones: "Paso casi todo el tiempo libre entre los aeropuertos de Vancouver y LAX (de Los Angeles), pues cada vez que viajo para tomar unas vacaciones los vuelos están atrasados".

Recientemente se estrenó el largometraje Tiger Eyes; por primera se llevó al cine una novela de Judy Blume, entre las autoras más queridas en el renglón de escritores para jóvenes adultos en los Estados Unidos. Fue dirigida por su hijo Lawrence Blume y Willa interpretó el personaje de Davey, una chica que queda huérfana.

¿Qué significó para ti interpretar un personaje de Judy Blume?
Fue maravilloso trabajar en Tiger Eyes. Estuve en la pantalla todo el tiempo, excepto en dos tomas... Por primera vez llevé el peso de una película sobre mis hombros.

¿Leíste sus novelas de pequeña?
¿Quién no...? Fue un honor? y también que ella estuviera en el set casi todo el tiempo y haber sido parte de la dinámica con su hijo Lawrence Blume.

¿Hubo mucho desacuerdo entre madre e hijo?
Si supieras que estuvieron de acuerdo en casi todo, lo que fue algo sorprendente, muy educativo. De hecho, filmar en Nuevo México fue un proceso muy instructivo.

¿Cómo te preparaste para Davey en Tiger Eyes vs. Thea en Arrow?
Para el personaje de Davey me involucré más, porque solo tenía 55 días para lograrlo y mi papel era el principal, mientras que en el caso de Thea es diferente, porque los guionistas te mantienen sin saber lo que va a suceder en el próximo episodio. En la serie siempre tienes la oportunidad de darle más a tu personaje. Son medios muy diferentes? Sí, mientras que en el cine tienes que estar al tanto de cada detalle del personaje en una etapa muy corta, en la televisión nunca sabes lo que va a pasar, sobre todo si se trata de un piloto. Entonces sí que estás trabajando a ciegas.

 

Willa en una escena de Arrow, con Stephen Amell


¿Alguna experiencia personal que te haya ayudado a enriquecer el personaje de Davey?
Tengo la suerte de no haber perdido a ninguno de mis padres, de haber crecido con ambos. No tengo la experiencia directa, pero lo he vivido de cerca y he visto lo traumático que resulta en cuanto a cómo afecta la estructura personal. Por lo tanto, trato de ponerme bajo la piel de amigos que han pasado por experiencias similares.

¿Qué haces ahora?
Filmar la serie Arrow e instalarme en mi nuevo espacio en Vancouver.

Mientras se adapta al calendario de filmación de la serie Arrow, Willa Holland viaja entre Los Angeles y Vancouver y alquila un apartamento en la ciudad canadiense. Aunque dice que "en cinco años quisiera estar filmando Arrow", se relaja manejando "a lo largo de la costa. Antes lo hacía entre Los Angeles y San Diego; ahora lo hago entre Vancouver y Seattle".

La gente es muy agradable.
Encantadora, te recibe muy bien en ambos lados de la frontera. Te dice: "Ah, bienvenida a Estados Unidos o bienvenida a Canadá".

Y es un paisaje precioso...
Es bello y el clima en el verano fue sensacional. Había días largos y mucho verde, mi color preferido. Pero de repente comenzó a oscurecer temprano y debo prepararme porque vamos a filmar en exteriores.

Leí que te gustaba la fotografía.
Sí, lo hago por cuenta propia, tengo varias cámaras.

¿Esa afición es algo que compartes con tu papá?
Mi papá no me quiso enseñar hasta que yo hiciera cosas por cuenta propia. Ahora lo hago, tengo cámaras en Los Angeles, en Vancouver, en el carro...

También "me encanta cocinar", confiesa, por lo que no es de extrañar que su olor y su sabor preferidos sean los de un steak con mantequilla, ajo y romero que prepara. Uno de sus compañeros más cercanos es su perro Bandit, cuya suavidad es una de las texturas que más le agrada tocar. Si por fin Willa logra alcanzar el vuelo, quizás la reconozcas por la patineta que siempre lleva cuando viaja, junto a su laptop y a un ukelele que está aprendiendo a tocar en Los Angeles. Irá sin maquillaje, ni tan siquiera humectante, pero si entablas una conversación con ella, seguro que será encantadora.

 

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
REDES SOCIALES
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca