SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Bérénice Marlohe, la nueva "chica Bond"

AUTOR: Alberto Rojas Eguiluz | FOTOGRAFÍA: John Russo | FECHA: 2012-12-18
Bérénice Marlohe, la nueva

La actriz platica de su carrera y cómo fue trabajar a lado de Daniel Craig

A más de un crítico de cine le sorprendió ver el nombre de Bérénice Marlohe junto al de estrellas de renombre internacional como Daniel Craig, Javier Bardem, Judi Dench y Ralph Fiennes cuando se anunció el elenco que participaría en Skyfall, la nueva película de James Bond y la número 23 de la franquicia. Si bien Bérénice tiene todas las características físicas para ser una "chica Bond" (un porte único, una belleza que hace que todo el mundo se voltee a verla por donde pasa y una personalidad sumamente sofisticada y sexy), su hoja de trabajo estaba llena de series de televisión francesas, pero el cine era algo que la actriz no podía presumir.

En esta nueva cinta de James Bond, Bérénice tuvo una oportunidad de oro que no quiso desaprovechar, no solo por codearse con las grandes estrellas del cine mundial, trabajar con un director tan reconocido como Sam Mendes o catapultar su carrera a los estratos más altos de Hollywood, sino por cumplir un sueño que había tenido desde pequeña: aparecer en una película del famoso agente británico creado por Ian Flemming. Pues a pesar de haber nacido y de vivir en Francia, la actriz admite que siempre ha sido fan de las películas de James Bond.

El papel que tiene a cargo en su exigente debut cinematográfico es el de Sévérine, un personaje con el que aprendió el manejo de armas de fuego para poder ser la pesadilla y, al mismo tiempo, la nueva obsesión del agente 007. Ahora, Bérénice nos habla de lo que ha sido la filmación de Skyfall y las referencias que tenía de James Bond.

Las franquicias y las escenas que implican armas no son nada nuevo para ti, aunque tuviste que aprender a usar algunas nuevas. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en un filme de James Bond? ¿Era lo que esperabas?

Absolutamente, fue muy emocionante, no sólo porque la historia me apasionó de verdad, sino porque tuve que buscar cosas dentro de mi vida personal para poder hacer el papel de Sévérine. La trama está llena de enseñanzas, de grandes lecciones para mí como actriz, pero también como ser humano.

¿Recuerdas cuál fue la primera película que viste de la serie de James Bond? ¿Qué te pareció?

Claro que sí, fue Dr. No y me encantó. Me sorprendió la complejidad de la historia y la riqueza de todo lo que veías en la cinta, como los personajes, sobre todo el de Bond. Fue asombroso en muchos aspectos: las situaciones por las que pasa y los gadgets que utiliza. Todos los que participan en la película son muy poderosos y completamente originales, no había visto algo parecido en otros filmes, así que me dio mucha curiosidad e inmediatamente me sentí atraída por lo que estaba viendo.

Precisamente, desde Dr. No siempre ha habido mujeres muy atractivas en las películas del agente 007, pero se trata de chicas que no hacen el papel de víctimas. ¿Cuánto se tuvo que exponer tu personaje física y emocionalmente en Skyfall?

Lo que es realmente interesante en esta serie de películas, tanto en los personajes femeninos como en los masculinos, es la complejidad que hay en todos ellos, así que tienen un rango muy amplio para que puedas usarlos, ya sea, como dijiste, como víctimas, o como villanos y sicópatas muy fuertes y poderosos. Eso te da una libertad real para crear tu personaje y, prácticamente, jugar con él como se te antoje. En el caso del mío en esta cinta, me apasiona mucho la idea de sacar la mayor cantidad posible de actitudes que he visto en los villanos de las otras películas de James Bond, y después mezclarlas con mis propias ideas y pensamientos, para crear un personaje lo más original posible.

Estuvieron filmando Skyfall durante más de 100 días. ¿Qué hiciste para relajarte en el set? ¿El actor Daniel Craig ayudó a que la filmación no fuera un proceso tedioso?

Sí, naturalmente, la forma de ser de Daniel Craig y de Sam Mendes, el director, ayudaron mucho, porque ambos son muy talentosos, pero a la vez, muy humanos y tranquilos. Además, estábamos en las mejores condiciones posibles de trabajo y eso hacía que me relajara, a veces demasiado (risas), pero cumplíamos con nuestro trabajo. Los dos ayudaron mucho, de una manera muy natural, simplemente por su forma de ser.

 

Bérénice Marlohe en una escena de Skyfall. Aquí con Daniel Craig

 

¿BOND A LA FRANCESA?

La lista de celebridades que han aparecido como "chicas Bond" en la pantalla grande es sumamente larga. Son famosos los nombres desde Ursula Andress, Cassandra Harris y Kim Basinger hasta Halle Berry, Teri Hatcher y Denise Richards.

Uno de los atractivos de las "chicas Bond" es que la nacionalidad, lejos de ser un obstáculo, se convierte en un plus para ellas. En sus papeles ha habido estadounidenses, inglesas, suecas y australianas, por mencionar sólo algunas. Aunque muchas mujeres de diferentes partes del mundo han dejado su marca en las películas del agente 007, Francia puede presumir que ha aportado mucho a la saga de Bond, pues Bérénice Marlohe se convierte en otra actriz de ese país que entra a la selecta lista, al lado de otras celebridades, como Eva Green, Sophie Marceau o Carole Bouquet.

Curiosamente, Bérénice Marlohe comenta que, a pesar de haber nacido en Francia, tiene sangre asiática en sus venas, algo que no salta a simple vista, pero que se aprecia al verla filmando en escenarios como Shanghai. Sin duda se trata de una "chica Bond" que servirá de modelo a seguir para quienes hagan ese tipo de papeles en el futuro.

¿Qué sientes al tener ahora el título de "chica Bond" en tu hoja de trabajo?

Para mí es maravilloso tener el título de "chica Bond", ¡en serio! Sobre todo porque soy una gran fan de los filmes del agente 007, así que para mí es genial estar en esta cinta y crear algo tan original, que tal vez no tenga la oportunidad de hacer más adelante en otras películas. Así que ser una "chica Bond" es el pretexto perfecto para divertirme trabajando en un filme, específicamente con el personaje de Sévérine, haciendo lo que siempre había querido hacer, gozando y apasionándome por lo que hago y por lo que pueda ofrecer la película. La cinta de James Bond no sólo se filmó en Inglaterra. También está ubicada en lugares como Macao y Shanghai.

¿Cómo fue filmar una franquicia tan británica en sitios como esos?

Para mí fue muy emocionante, porque soy mitad asiática, así que me encantó estar en esos sitios y sentir la energía que tenían los escenarios. Fue como un homenaje a James Bond e, indirectamente, a mis orígenes, así que se convirtió en una gran experiencia.

¿Puedes decirnos cuál es la parte asiática de la que hablas?

Soy una cuarta parte china, otra cuarta parte camboyana y mitad francesa (risas).

¿Cuál es tu personaje favorito femenino en las películas de James Bond?

Ursula Andress no lo hizo nada mal en Dr. No, con esos trajes de baño increíbles que usaba. Creo que ella causó un impacto especialmente fuerte en la mente de las personas, y todas esas escenas clásicas en el casino, con sus vestidos extremadamente glamorosos y sexy. También pienso en GoldenEye con Framke Janssen, que me encantó. Tengo la imagen de ella, muy oscura y peligrosa. Esa película me gustó mucho. Y Skyfall ha gustado mucho también, pues en los primeros días en cartelera recaudó 77,7 millones de dólares.

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca