SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Selena Gómez se quita las etiquetas

AUTOR: Fabián W. Waintal | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2013-01-17
Selena Gómez se quita las etiquetas

La actriz juvenil deja atrás la sombra de Disney para demostrar su talento en el polémico filme 'Spring Breakers'

"Me parece que a la gente le cuesta mucho tomarme en serio por las 'etiquetas' que me han puesto", dice la actriz de la polémica película Spring Breakers

Para alguien tan joven como Selena Gómez, el tiempo también pasa. Con uno de los noviazgos juveniles más populares, al lado de Justin Bieber, ya no es la estrella mimada de Disney. En el cine, decidió actuar en una polémica película como Spring Breakers, sobre un grupo de amigas que roban en un restaurante para irse de vacaciones a Miami. Allí experimentan exceso de alcohol, drogas y sexo, y Faith (Selena) es la única inocente del grupo.

¿Cómo tomaste tu transición al cine más adulto, desde que dejaste de ser la superestrella de Disney?

Cuando terminó mi serie de Disney, tenía entusiasmo por empezar algo diferente y supuse que la ruta del cine independiente podía ser una buena opción. Si tenía que arriesgarme al buscar la transición, pensé que el director Harmony Korine podía ser la persona adecuada, porque cada vez que nos reuníamos, terminábamos hablando dos horas sobre el guión. El creyó en mí y, en cierta forma, fue quien se arriesgó al incluirme en esta película. Resultó una gran experiencia. La transición es difícil, pero me divertí, y espero que la gente la acepte.

¿El desafío más grande en el cambio?

El desafío más grande es tener en frente a una generación de admiradores muy jovencitos que me han apoyado. Ellos significan mucho para mí. Todo lo que hago, lo hago por mis fans: mi música, mis shows, mi línea de ropa... Cuando acepté actuar en la película Spring Breakers, supe que no iba a ser lo mejor para esos jóvenes. Ese aspecto fue muy duro. Además, me parece que a la gente le cuesta tomarme en serio, por las "etiquetas" que me han puesto, que también agradezco, pero al tenerlas, es obvio que la gente me encasilla.

Si no fuera protagonizada por ídolos juveniles como Selena Gómez y Vanessa Hudgens, quienes se dieron a conocer con Disney Channel, y por James Franco (Spider-Man, 127 Hours), la película Spring Breakers no llamaría tanto la atención. Pero muchos padres no les permitirán a sus hijos ver esa película, en la que se exhibe el peor perfil de las vacaciones de primavera que suelen tomar los estudiantes, lejos de sus padres. Es evidente que la mayoría de los jóvenes se divierten sanamente cuando van de vacaciones; pero no es el caso de esa película, que muestra a varias amigas aburridas de los estudios, quienes al no haber ahorrado suficiente dinero para irse de vacaciones, deciden asaltar un restaurante como si fuera la mejor película de acción. Entre varias escenas de sexo, alcohol en exceso y drogas, la situación empeora todavía más cuando se involucran con un narcotraficante (James Franco). El lado bueno es que Selena Gómez es la única del grupo que reacciona y decide regresar a su casa sin sus amigas.

¿Es verdad que fuiste hasta la casa del director para pasar la prueba de audición de Spring Breakers?

Sí. Harmony pensaba que yo era supercristiana y escondió todas sus obras de arte. Pero si realmente fuera tan cristiana, seguramente no hubiese hecho una película como Spring Breakers. Harmony nos hizo hacer cosas que yo nunca pensé que podía llegar a hacer, y eso es lo más peligroso que pudo pasarme. Es realmente malo (risas). Pero es bueno haber confiado en él, porque valió la pena.

¿Qué es lo que valió la pena?

La escena con James Franco, por ejemplo (en el momento en que ella le dice al narcotraficante que quiere regresar a casa y él trata de convencerla sensualmente para que se quede). El director había planeado la escena en su mente, durante dos meses antes del rodaje, pero me lo dijo cinco minutos antes de filmar. Yo apenas había trabajado tres días con James y no lo conocía tan bien como ahora. Cuando le pregunté a Harmony qué quería que dijera, me respondió: "No sé". Yo insistí: "Pero tengo que llorar, estar enojada o triste". El solamente dijo: "Sí, seguro". Me lanzó en medio de esa situación y la escena resultó increíble. Fue un enorme desafío y nos divertimos mucho. Nunca creí que iba a llegar a fumar una bomba de humo, ni siquiera en el cine (se ríe).

 

Selena y James Franco protagonizan este filme

 

¿No te da miedo perder al público de Disney que te viene siguiendo con tanto cariño, por haber filmado una película como Spring Breakers?

Seguro que me da temor, pero tampoco significa que estoy escapándome de ese público tan joven. Simplemente hice lo que quería hacer. Soy superapasionada por la actuación y a veces quiero interpretar lo que a mí me gusta.

¿Qué edad tenías cuando viste tu primera película en el cine?

Tenía probablemente 8 o 9 años cuando vi mi primera película y fue la del muñeco Chucky. Me dio miedo.

¿Algún mensaje para los jovencitos que quieren verte en Spring Breakers?

¡Que no vayan a verme! (risas). Yo misma escribí en mi sitio de Facebook: "Deben ver esta película quienes tienen mi edad (20 años) y son de mi generación, porque es muy real y no endulza ninguna situación". Debajo también puse: "Es prohibida para menores, así que, por favor, no la vean si son menores de edad". Es lo máximo que puedo hacer, para que los padres puedan controlar a sus hijos.

En la ficción, tu personaje se va en la mitad de las vacaciones, como la única chica inocente del grupo. Pero en la realidad, también tuviste que dejar el rodaje a la mitad. ¿Te perdiste de algo?

Sí, me perdí toda la parte del rodaje en el club de striptease. No sé... siento que el personaje era bueno para mí. Por supuesto, me hubiera encantado quedarme y seguir con el grupo durante todo el rodaje, porque me gusta verlos trabajar a todos. Pero lo que hice con mi personaje, de verdad pienso que estuvo bien para mí.

¿Qué te gustaría que piense la gente después de haber visto Spring Breakers?

Me gustaría que se emocione con la película, además de que le gusten las actuaciones. Me parece que todas las chicas estuvieron tan bien, que se quedan en tu cabeza mucho después de haberla visto. Cuando la vi por primera vez en Venecia, Italia, todas las chicas se quedaron en mi mente por la confianza que demuestran en sí mismas. Son un poco transgresoras, pero admirables al mismo tiempo. De esa manera salí pensando del cine.

Rodeada del ambiente latino de Texas, Selena nació en Dallas el 22 de julio de 1992. Lo curioso es que su madre Amanda "Mandy" Cornett tenía en aquel entonces casi la misma edad que Selena tiene hoy. Su padre Ricardo Gómez es mexicano y ambos eligieron el nombre de Selena en honor a la desaparecida cantante texana Selena -a quien Jennifer López interpretó en el cine. Claro que sus padres jamás imaginaron que, al menos entre el público infantil, su hija llegaría a ser más famosa que la verdadera Selena.

Acostumbrada al mundo de la televisión desde la infancia, estuvo primero en el programa del dinosaurio Barney, con el personaje de Gianna, que interpretó dos años seguidos. En la película Spy Kids 3-D: Game Over también apareció con un rol menor. Pero el destino de la adolescente Selena cambió al abrirse para ella las puertas de los estudios Disney, cuando participó como Gwen en la serie The Suite Life of Zack and Cody, antes de aparecer como la rival de Miley Cyrus en el programa Hannah Montana, con el personaje de la malvada Mikayla. Con la idea de esos personajes, los productores quisieron crear dos series que nunca llegaron a realizarse, pero después de tres estrictas audiciones, Selena Gómez fue seleccionada para protagonizar su propio programa Wizards of Waverly Place, como una especie de Harry Potter femenina, que trataba de ser tan normal como otros adolescentes de su edad.

Con el final de la serie de Disney, Selena protagonizó otro filme para adolescentes: Monte Carlo, curiosamente sobre la historia de otras amigas que se iban en unas vacaciones muchísimo más ingenuas que las de Spring Breakers. Pero todavía hay una forma de mantener a sus más fieles admiradores infantiles, gracias a la película animada Hotel Transylvania.

¿Fue fácil grabar la voz de la hija de Drácula en Hotel Transylvania?

Fue difícil a veces, porque actuar sólo con la voz no es fácil. Fue algo nuevo para mí. Ya había hecho películas animadas, donde apenas tenía un par de frases. Pero esta vez tuve un personaje importante. Y me divertí muchísimo. Adam Sandler estuvo en la mayoría de las grabaciones y fue muy bueno contar con su apoyo. Me tomó un minuto encontrar la voz que le iba a dar. Por suerte no sueno como alguien de 118 años como mi personaje (risas), pero sí doy la impresión de ser mucho más joven. Me ayudaron bastante.

Dime algo: ¿Tu padre es tan sobreprotector como el personaje de Drácula en Hotel Transylvania?

Ah, sí, papá es muy sobreprotector. Ya cumplí 20 años y sigo viviendo en casa, por elección propia. Me gusta. Claro, tenemos nuestros altibajos, pero estamos aprendiendo a lidiar con ellos.

¿Todavía no te dijeron que salgas a buscar trabajo?

(Risas) Eso es lo único de lo que no tengo que preocuparme.

Selena no habló en la entrevista de su vida sentimental, pero en cuanto a su noviazgo con Justin Bieber, hace poco se rumoró que habían terminado. Sin embargo, después fueron vistos a la salida de un club nocturno en Los Angeles, California, tomados de la mano. ¿Perdurará la relación? El tiempo lo dirá...

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
REDES SOCIALES
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca