SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Dennis Quaid, de nuevo a la soltería

AUTOR: Fabián W. Waintal | FOTOGRAFÍA: GETTY IMAGES | FECHA: 2013-02-14
Dennis Quaid, de nuevo a la soltería

A sus 58 años, está nuevamente en la lista de los "solteros" del cine, pues está a punto de divorciarse de su tercera esposa

Aunque nunca ha recibido una nominación al Oscar, es considerado uno de los mejores actores de Hollywood. En esta conversación íntima habla de su carrera y de su vida como padre

Desde que se divorció de Meg Ryan, la vida de Dennis Quaid cambió por completo. Al tener a los gemelos Thomas y Zoe con su tercera esposa Kimberly Buffington (acaban de pedir el divorcio), el actor decidió trabajar más que nunca. Además de la serie de TV Vegas, estrenó cuatro películas en el 2012. Siempre muy bien acompañado, primero protagonizó The Words, con Zoe Saldana, justo antes de aparecer con Jennifer López y Cameron Díaz en What to Expect When You're Expecting; en At Any Price, con Zac Efron, y en la más nueva Playing for Keeps, con Jessica Biel. Pero a la hora de entrevistarlo, conversamos no solo de su trabajo, sino también de su vida personal.

Todavía recuerdo cuando hace cuatro años hablamos sobre lo difícil que es criar gemelos, porque yo también los tengo. ¿Con el paso del tiempo es más fácil?

Tener gemelos es como tener cuatro hijos. Dos manos nunca son suficientes. Ahora es mucho más fácil, porque entraron en lo que yo llamo "etapa de razonamiento". Ya les puedo explicar algunas cosas y son mucho más graciosos, cuentan chistes y se desenvuelven más por sí solos. Son muy divertidos.

¿Cambiaste pañales alguna vez?

Claro, sí, seguro.

¿Ya vieron alguna de tus películas?

Todavía no. Por ahora piensan que el trabajo de su padre es tomarse fotos para los enormes pósteres de cine (risas).

¿Los has llevado al estudio?

Los llevé el otro día y mi hija se acercó al monitor cuando yo estaba haciendo una escena en un hospital. Se quedó mirando por un tiempo y después de la quinta escena, cuando le pregunté qué le parecía, me dijo: "¡Tardan demasiado, papi! ¿Por qué tienen que repetirlo todo una y otra vez?".

Mucho antes de su famosa boda con Meg Ryan, Dennis Quaid ya había estado casado desde noviembre de 1978 con la actriz P. J. Soles (Norma en la película Carrie); se divorciaron en enero de 1983. Dennis y Meg se conocieron primero en un estudio de cine, cuando filmaron la película Innerspace, en 1987. Se casaron el 14 de febrero de 1991 y al año siguiente tuvieron a su único hijo, Jack, que ahora tiene 20 años. Formaron una pareja perfecta, pero todo se desvaneció cuando Meg se enamoró de Russell Crowe en la filmación de la película Proof of Life. Como resultado, se divorciaron el 16 de julio de 2001, en la época en que Dennis había empezado otro romance con la modelo de Playboy Shanna Moakler.

Su tercer matrimonio, con la agente de bienes raíces Kimberly Buffington, fue un día de la Independencia de Estados Unidos, el 4 de julio de 2004. Con ella tuvo los gemelos el 8 de noviembre de 2007. A los 10 días de su nacimiento, en el hospital, una enfermera casi los mata al confundir un medicamento por otro (Dennis demandó incluso a Baxter Healthcare por el parecido de las etiquetas de las diferentes medicinas). Afortunadamente, los gemelos se recuperaron. Con el tiempo, el matrimonio enfrentó problemas y decidió separarse. Presentó los papeles de divorcio en marzo de 2012 por "conflicto de personalidades". Y aunque los abogados cancelaron el trámite, porque Dennis y Kimberly querían darse otra oportunidad, el pasado mes de octubre se volvieron a separar, manteniendo ambos la custodia de sus hijos.

¿Te consideras mejor padre hoy que cuando tuviste a tu hijo mayor Jack?

Al principio, nadie te enseña a criar hijos y yo le tenía miedo a todo. Por eso creo que es mucho más fácil la segunda vez, porque no te preocupas tanto por todo. Ahora sé que va a llegar el momento de que vayan a la universidad. Hay ciertas situaciones que hay que vivir, es un proceso. Solo hay que tomarlo todo con calma.

¿No crees que se complique un poco más cuando tu hija Zoe crezca?

No quiero pensarlo hasta que llegue el momento. Por ahora, solo me interesa el "romance" que tiene conmigo. Le estoy enseñando cómo hacer sándwiches... para mí.

¿Algún consejo sabio de padre para cuando realmente crezcan?

Que sean ellos mismos. Si no pueden ser buenos, que tengan cuidado, y si no pueden cuidarse, que no hablen.

¿Es verdad que dejaste la universidad por la actuación?

Sí, estaba estudiando drama en la universidad, hasta que me di cuenta de que no me iba a servir demasiado, a menos que quisiera enseñar actuación. Yo no quería ser profesor de teatro.

¿Cómo reaccionó tu padre cuando le dijiste que dejabas los estudios para convertirte en actor?

No hubo problema, porque mi padre también había sido un actor frustrado. Yo siempre tuve un gran apoyo de mis padres.

 

Con Heather Graham en At Any Price (2012)

 

En algún momento llegaste a acusar a la industria del cine por la presencia de las drogas en los estudios. ¿El ambiente ha cambiado en algo?

En un tiempo estaba por todos lados. Pero para decirte la verdad, ya no me percato si alguien anda en drogas... (risas). Antes, entraba a un estudio de cine y me daba cuenta con sólo mirar el brillo en los ojos de alguien. Pero una vez que te alejas de ese mundo, ya no estás dentro de ese mundo. Por eso ya no lo descubro.

Además de la actuación, ¿todavía estás involucrado con el grupo de música The Sharks?

Hace un tiempo que no tocamos, pues estoy demasiado ocupado últimamente. Por ahora nos hemos tomado un descanso.

¿Se parece en algo la actuación con la presentación en una banda derock?

Básicamente, la música es como hacer una obra de teatro, por el resultado inmediato frente al público en vivo.

¿Y tus hijos van a los conciertos?

No, no, no, pues tocamos en muchos lugares donde no permiten la entrada de los niños. Es imposible que vayan. Acompañado de un superelenco de estrellas como Gerard Butler, Jessica Biel, Catherine Zeta-Jones y Uma Thurman, la película Playing for Keeps trata sobre una estrella deportiva que empieza a entrenar al equipo de fútbol de su hijo, como un intento de mejorar su vida. Y en la TV, Dennis Quaid también trata de mejorar otro estilo de vida, con la serie Vegas, donde interpreta la vida del verdadero sheriff Ralph Lamb, quien realmente luchó contra la mafia de las primeras épocas de Las Vegas.

¿Llegaste a conocer personalmente al verdadero sheriff Ralph Lamb?

Conocí a Ralph Lamb en Las Vegas; se parece a John Wayne (risas). Con sólo verlo te transporta a la era de los años 1960. ¿Viste cuando la gente se queda con un corte de pelo de cierta época? Así es él. Su forma de hablar sigue siendo de aquel entonces. Se ve bastante duro, pero sabe cómo caer bien. Es muy gracioso y, por lo visto, disfruta de la vida, pues todavía se presenta en los rodeos. Es un verdadero cowboy.

Por lo general, los actores pasan a la televisión cuando ya no tienen trabajo en el cine, pero en tu caso estrenaste cuatro películas en el 2012. ¿Cómo lo lograste?

Desde hace dos o tres años quería hacer televisión, porque me gusta la clase de historias que ya no se ven en el cine. Hay muy buenos guionistas. Es algo que estoy dispuesto a hacer en los próximos siete años. ¡Quién sabe! No hacía televisión desde los años 1970, cuando estuve en la serie Baretta. Ahora que entré, me encanta, porque te permite contar una historia a lo largo de un tiempo más prolongado que en el cine.

En todos estos años, ¿cambió en algo el mundo de la TV y el cine?

El cine es un mundo completamente diferente al que yo conocí en los años 1970. Hasta los grandes estudios solían hacer películas interesantes. Era la época del antihéroe, el héroe rebelde. No sé qué pasó, pero al parecer las únicas películas que hoy se hacen están basadas en videojuegos o son remake de algo que ya hicieron. Básicamente puedo contar con una sola mano el número de películas que realmente me ha interesado ver últimamente. Y el cine inde- pendiente, aunque me gusta, es muy difícil de financiar. En la televisión te permiten desarrollar mucho más un personaje; con Vegas siento que hago una película todas las semanas.

¿Qué clase de películas ves en DVD cuando estás en casa, con tu familia?

Tengo un gusto muy variado. Si la película es buena, no me importa el género.

¿Te gusta sentarte a ver tus propias películas?

No, la verdad, no.

¿Ni siquiera si aparecen en televisión?

Si estoy viendo la TV por cable y aparece una de mis películas, al ver una de las escenas, enseguida me acuerdo de todo lo que hicimos el día de la filmación.

¿Quiere decir que no cambias de canal para ver otra película?

No, a veces me quedo viéndola.

¿Qué película tuya te gustaría que tus gemelos vean por primera vez?

Algo bueno, como una de mis primeras películas: Breaking Away.

¿Después de tantos años dirías que ocupas un lugar mucho más maduro como actor, en comparación con la época que viviste hace 15 años?

La actuación, en realidad, es un juego muy infantil. En cierta forma es como no crecer nunca, intentando pretender que somos otras personas. La verdad, ahora me divierto mucho más que hace 15 años, y esa es la razón por la que siempre quise ser actor. Era algo que me gustaba hacer, en vez de querer ser la estrella más famosa. De verdad, disfruto mucho las filmaciones.

 

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca