SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
celebridades

Jennifer Garner, una de las favoritas de Hollywood

AUTOR: Fabián W. Waintal | FOTOGRAFÍA: GETTY IMAGES | FECHA: 2014-01-02
Jennifer Garner, una de las favoritas de Hollywood

Un gran desafío ha sido para la actriz de "Dallas Buyers Club" compaginar el trabajo y la familia, al tener tres hijos pequenños con Ben Affleck

La última vez que la entrevistamos, Jennifer Garner estaba embarazada del tercer hijo que tiene con su esposo Ben Affleck. Pero además de por el nacimiento de Samuel, Jennifer está feliz porque no ha dejado de trabajar: ha filmado tres películas para el año próximo y la acabamos de ver en la gran pantalla en Dallas Buyers Club, que podría ser considerada para el Oscar. Respecto a su esposo, Jennifer se siente muy contenta, pues ganó el Oscar a la Mejor Película por Argo, que él dirigió, e interpretará al próximo Batman.

¿Crees que sean ciertos los rumores de que Dallas Buyers Club podría ganar el Oscar por la transformación de Matthew McConaughey?
Sé que voy a seguir hablando de este tema durante algunas semanas más. No se puede dejar pasar por alto la actuación de Matthew sin que la reconozcan con un premio. Realmente es fantástica.

¿Cómo te sentiste el año pasado, cuando Ben Affleck ganó el Oscar a la Mejor Película por Argo?
Cuando Ben ganó el Oscar, me quedé flotando en el aire durante varias semanas. Fue genial. Sé dónde está colocada la estatuilla en la casa (risas).

¿Cómo reaccionaste al enterarte de que Ben va a ser el próximo Batman?
No fue una reacción repentina, porque las conversaciones entre los productores y él duraron meses. Estoy muy entusiasmada por Ben. Puedo asegurar que va a estar muy bien en su papel, pues lo conozco desde hace tiempo (risas). Creo que va a ser increíble como Batman.

¿Ben y tú se turnan para trabajar, para que uno de ustedes siempre esté en casa, con sus hijos?
Eso tratamos. Ultimamente he trabajado demasiado, porque me la paso buscando películas que quiero hacer. Pero siempre hablamos de los horarios, de nuestros hijos, del lugar del rodaje, de cómo vamos a hacer... Cuando filmé Dallas Buyers Club, mis hijos estaban conmigo en Nueva Orleans y después estuvieron durante un tiempo con Ben. Siempre nos ha funcionado todo muy bien. Apenas empieza una filmación, tenemos que concentrarnos en nuestro trabajo y eso, unido a la atención que le debemos a la familia, puede ser un gran desafío. Pero todas las madres que trabajan tienen una lucha parecida.

Tus hijas -Samuel es pequeño-, ¿saben que sus padres son famosos?
Saben lo que son los paparazzi y que los tenemos detrás de nosotros todo el tiempo. Mis hijas están enteradas de que su padre ganó el premio Oscar, pero eso es todo. Seraphina, la segunda, insiste en que hagamos películas de dibujos animados. Para nosotros, eso es lo más importante en este momento, solo estoy esperando que me llamen de Pixar Animation Studios.

Como en la mejor película romántica, Jennifer Garner tiene una historia detrás de su relación con Ben Affleck. En el año 2001, la revista Maxim la había elegido la mujer más sensual del momento, al mismo tiempo que se estrenó en el cine la película Pearl Harbor, protagonizada por Ben. En la première, casualmente, Jennifer lo conoció. Claro que en aquel entonces ella estaba casada con su primer esposo -Scott Foley, actor de la teleserie Felicity- y Ben todavía seguía muy ocupado con el romance que tuvo con Jennifer López. Por eso no se les cruzó la idea de que podía haber algo entre ellos, hasta que volvieron a encontrarse en la filmación de Daredevil, que los dos protagonizaron -Jennifer interpretó el mismo personaje dos años después, en la superproducción Elektra. El amor surgió entre ellos, en Daredevil, después de la más romántica escena que solo el cine puede imaginar: colgada de unos cables para unos saltos, Jennifer casi choca contra una pared cuando Ben Affleck, vestido de superhéroe, se dio cuenta y la tomó del brazo para alejarla del inminente accidente. Más adelante, muy lejos de los fotógrafos, Ben le pidió que se casaran y le dio un anillo de diamantes. El 29 de junio de 2005 se casaron en una exclusiva ceremonia en el caribeño hotel Parrot Cay (ella vestida de Vera Wang y él, con un esmoquin de Hugo Boss). Y hoy la pareja ya tiene tres hijos: Violet, de 7 años, Seraphina, de 4, y Samuel, de 20 meses.

¿Es cierto que empezaste el rodaje de la película Dallas Buyers Club apenas nueve meses después del nacimiento del pequeño Samuel?
Bueno, en verdad fueron siete meses después del nacimiento de mi bebé.


Jennifer interpreta a la doctora "Eve Saks en Dallas Buyers Club" (2013)

 

El personaje no necesitaba verse tan bien y, sin embargo, te ves fabulosa. ¿Fue difícil la filmación teniendo un bebé cerca de ti?
Tuve que alimentar al bebé y, en ese sentido, nos aseguramos de que nadie entrara en mi camerino en esos momentos. El rodaje era tan répido, que no tenía tiempo para hacerlo. Fue la primera vez que un equipo de filmación tuvo que esperarme. Me resultó bastante difícil, pero Matthew McConaughey me protegió muchísimo.

Desde que nació el bebé no has dejado de trabajar.
Es cierto. Hice la película Draft Day, con Kevin Costner. Después filmé Imagine, con Al Pacino y Annette Bening; Al Pacino esté increíble en esa película. Y ahora estoy rodando Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day, con Steve Carell. La verdad es que me estoy divirtiendo muchísimo.

A nivel personal, ¿prefieres el drama o las comedias?
Los actores tenemos la suerte de poder trabajar en diferentes estilos de cine, pero he hecho comedias en las que lloré mucho más que en un drama.

¿Qué opina Ben Affleck de semejante regreso al trabajo?
Ben es genial. Es un padre excelente. Tampoco le doy demasiadas opciones... La semana que viene él va a encargarse del almuerzo, porque no voy a estar en casa. Y eso le entusiasma mucho.

Pero ¿cómo fue que decidiste volver a trabajar tan rápido?
Hacía tiempo que no trabajaba. Cuando me propusieron Dallas Buyers Club, ni siquiera quería leer el guión. Pero cuando escuché que Matthew McConaughey iba a actuar en la película, leí el libro. Al conocer al director Jean-Marc Vallée, ya no pude negarme.

En la película Dallas Buyers Club, Jennifer Garner interpreta a la única doctora que se pone del lado de un paciente que solo tiene 30 días para vivir, un enfermo de SIDA protagonizado por Matthew McConaughey. El actor estaba irreconocible, pues perdió casi 23 kilos (50 libras) para darle mayor credibilidad al personaje. La trama se desarrolla en una época en la que esa enfermedad provocaba muchas más preguntas que respuestas.

¿Cómo fue la actitud de Matthew McConaughey durante el rodaje? ¿Fue tan increíble como se ve en el cine?
El excelente resultado de la película se lo debemos a Matthew. Yo me sentí inspirada por é, aunque ya habíamos trabajado juntos antes, en Ghosts of Girlfriends Past. Conocí a la buena ética de trabajo que tiene. Por alguna razón es tan exitoso. Anhelaba volver a trabajar con él, quien es el centro del filme. Yo solo tuve un personaje que lo apoyó en todo lo que pude.

Jennifer con sus tres hijos: Violet, Seraphina y Samuel

 

¿Habías escuchado antes la historia real en que se basa la película?
No, la verdad, no.

Tocar un tema tan polémico como el SIDA, ¿influyó en tu decisión de participar en Dallas Buyers Club?
El tema me había fascinado. No hace mucho perdí a un amigo muy querido, que estaba enfermo de SIDA. Estoy al tanto de esa enfermedad, que todavía existe en este mundo, aunque se habla menos de ella. La cinta puede volver a provocar un debate, para educarnos como deberíamos. Los números de víctimas están aumentando. Es muy importante hablar de la prevención.

El director comentó que el rodaje tomó apenas 25 días.
Sí, pues nunca paramos.

¿Habías hecho alguna vez una pelíula tan rápida?
Por supuesto, pues en televisión hacen algo parecido. Estoy acostumbrada a estar preparada y me gustó el desafío.

¿Tuviste alguna preparación especial para el personaje de la doctora?
Me hubiera encantado estudiar medicina. Me gustan mucho las revistas médicas. Para la película, leí todo lo que publicaron sobre el SIDA entre los años 1982 y 1985. Hoy día se puede encontrar la información en Internet. Es increíble ver cómo se armaron las piezas del rompecabezas; lo ignorantes que éamos en aquel entonces y todo lo que sabemos ahora.

¿Te gustaría que tus hijos fueran doctores, en vez de actores?
La verdad, no. Que sean lo que ellos quieran ser.

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
REDES SOCIALES
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca