• síguenos en

Amanda Seyfried revela un difícil episodio de su vida

La actriz confiesa que temía ‘morir’, ¡entérate por qué!

Por: BANG Showbiz

Foto: Getty Images

Puede que en la actualidad Amanda Seyfried disfrute de una etapa de plenitud tanto en lo profesional como en lo personal, sobre todo tras el nacimiento de su primera hija -fruto de su matrimonio con el también actor Thomas Sadoski- el pasado mes de marzo.

Sin embargo, en lugar de vanagloriarse de sus éxitos, la actriz ha preferido rememorar ahora aquellos oscuros tiempos en los que, debido al estrés y la tensión derivados de su exigente trabajo en la obra de teatro The Way We Get By (2015), llegó a temer incluso por su vida.

"Empecé a sufrir ataques de ansiedad que se repetían cada seis o siete funciones, y la verdad es que sentía que me estaba muriendo. La primera idea que se te pasa por la cabeza es la de abandonar el escenario, pero de alguna forma traté de seguir actuando como si no pasara nada. Pero eso sí, me acercaba a Tommy para que de alguna forma pudiera reconfortarme. Él se enteraba de lo que pasaba y me devolvía a la realidad. Las líneas volvían a salir de mi boca, pero mi cuerpo estaba frío mientras no paraba de sudar", ha revelado en el podcast Dr. Berlin Informed Pregnancy, sobre el espectáculo que protagonizaba junto a su ahora marido y en el que curiosamente nació su historia de amor.

[No te pierdas: Amanda Seyfried y Thomas Sadoski se han casado en secreto]

Amanda seyfried y Thomas Sadoski. / Foto: Getty Images.

Al margen del terror que llegaba a experimentar en esos dramáticos momentos, lo que no hacía otra cosa que acrecentar sus problemas nerviosos, la intérprete hizo todo lo posible para que el público no fuera en ningún momento consciente de su delicado estado, a pesar de que Thomas y su propia madre -presente en el auditorio durante buena parte de las funciones- sabían identificar perfectamente cuando su lenguaje corporal denotaba que estaba realmente alterada y no interpretando necesariamente su papel.

"La verdad es que duraban muy poco, unos sesenta segundos, y después volvía a la normalidad hasta que llegara el siguiente. Me ocurrían delante de todo el mundo, en mitad de la obra, pero creo que nadie se daba cuenta de lo que pasaba, excepto Tommy y mi madre, que conocían perfectamente los síntomas del problema", explicó en la misma conversación, justo antes de extraer una de las lecciones positivas que le ha dejado esta historia.

"Creo que hasta que no hice esta obra, no aprendí de verdad a lidiar con ese tipo de problemas y a sacar de mi interior la energía que necesitaba para vencer mis miedos. Hay veces que el miedo y las inseguridades te sobrepasan y sientes que no hay nada que puedas hacer al respecto", comenta sobre una de sus escasas incursiones en el mundo del teatro.

[No te pierdas: Amanda Seyfried cambia de look por una buena causa]

 

COMENTA ESTA NOTA