Los niños amados de Hollywood

Publicado el día 12 de Julio del 2017, Por María del Carmen López

¡Sus roles infantiles en algunas películas los volvieron inolvidables!

Aqui va un banner...

Muchos nombres de distinguidos actores pueden figurar en la pantalla, haciendo papeles que suman a su gloria, y hay quienes en su trayectoria se topan con un personaje, el cual hace que emerja de ellos su lado más sensible, entrañable, tierno y hasta divertido. Son varias las representaciones infantiles hechas por adultos que han logrado impactar y dejar huella. Si trabajar con chicos no es una tarea sencilla para los directores y el elenco, hacerlo con adultos interpretando a niños tampoco es fácil, pues hay que solucionar detalles más complejos, como dar la apariencia adecuada, transmitir frescura y despertar la sensibilidad del público.

 

Robin Williams

UN “PEQUE” DISTINTO

Con una imagen dulce y divertida, este magnífico actor nacido en Chicago desarrolló una carrera versátil que continuamente lo llevaba a mantenerse en contacto con niños y jóvenes. Algunos ejemplos son las cintas Mrs. Doubtfire, Patch Adams, Dead Poets Society, Popeye y Jumanji, quizá esa cercanía le dio la soltura para hacer de su papel infantil un verdadero deleite. 

Jack es una de las cintas que proyectó a Williams con un espíritu genuino; la historia se trata de un pequeño con un extraño síndrome que lo hacía crecer cuatro veces más rápido que un chico normal. Nació antes de tiempo, pues aunque su madre tenía pocos meses de embarazo, él ya había alcanzado la madurez para llegar al mundo, y a los 10 años, tenía el aspecto de un adulto quien convivía en la escuela con compañeros de esa edad. Inspirado por su profesor, interpretado por el siempre cómico Bill Cosby. Esta entrañable historia gustó medianamente y la crítica fue severa con ella, quizá por las altas expectativas puestas en la cinta, dirigida nada menos que por Francis Ford Coppola, en cuya lista de éxitos se encuentran los clásicos The Godfather y Dracula

Sin embargo, para Williams esto no representó un fracaso, pues siempre sacó el mayor provecho de su trabajo para evolucionar en su actuación. Con una carrera prolífica que lo llevó a interpretar papeles de muy alta demanda escénica, también tuvo altibajos en el campo emocional, luchando contra la depresión que lo llevó al consumo de drogas y alcohol. Pese a que en varias ocasiones se sometió a rehabilitación, decidió quitarse la vida el 11 de agosto de 2014, pues se presume que ya manifestaba los primeros síntomas de Parkinson, algo con lo que él no pudo lidiar.

Judy Garland

LA INOLVIDABLE DOROTHY

Con una menuda figura de apenas 1.51 metros y 16 años, esta portentosa actriz y cantante, que dicho sea de paso heredó su talento a su hija Liza Minelli, hizo suyo el personaje de Dorothy Gale en The Wizard of Oz, donde se narran las aventuras de una niña en un mundo mágico al que llega junto con Toto, su perro, envueltos en un tornado. Para volver a casa de sus totalmente tíos Emma y Henry, tiene que pasar por muchas peripecias... y encontrar a un mago que le ayude en su cometido. Ésta fue una de las primeras películas en las que se hizo uso de la tecnología y de otros recursos que le aportaron realismo: se maquilló a los actores con pinturas que resultaron tóxicas, causándoles daños en la piel y hasta alergias que, literalmente, afectaron hasta al perro.

Después de este papel, Garland se sometió a la presión de directores y productores de cine para que perdiera peso y así preservar esa imagen infantil que les hizo obtener altas ganancias económicas, todo esto apoyado por sus padres, quienes aceptaban que le fueran administradas pastillas para tolerar las largas jornadas de filmación.

Si bien esta cinta la catapultó como una gran estrella, haciéndola pasar a la posteridad con su interpretación de la canción “Over the Rainbow” (considerado como el mejor tema en la historia del cine), también marcó el inicio de una vida de inestabilidad emocional, adicciones y múltiples parejas, factores que, por desgracia, influyeron para que a los 47 años de edad, se privara de la vida el 22 de junio de 1969.

[No te pierdas: Los 10 papeles más memorables de Robin Williams]

Tom Hanks

QUERÍA CRECER

Esta trilogía de adultos interpretando a niños no podría estar completa sin el actor estadounidense dándole vida a Josh Baskin, un chico, de 12 años, frustrado porque la niña de sus sueños lo ve como un pequeño que sólo puede ser su amigo. Entonces, le pide a una máquina del “Mago de los deseos” que lo haga mayor, situación que le da título a la película: Big.

De un día para otro, Josh, interpretado en la fase infantil por David Moscow, despierta como un hombre de 30 años que con el apoyo de su mejor amigo, Billy, construye una vida con el trabajo ideal en una compañía de juguetes y se relaciona con una mujer que le da la pauta para conocer el amor, pero también se enfrenta a los conflictos de los adultos. Disfrutando de la experiencia, y sin renunciar a la búsqueda de la máquina que lo transformó para que lo regrese a su infancia, Josh refrenda los valores humanos aprendidos en casa y echa de menos el mundo ideal que lo rodeaba.

Aunque para el protagónico estuvieron considerados John Travolta y Robert De Niro, fue imposible cerrar el trato con alguno de ellos, pues en el primer caso tenía ya un compromiso pactado, y en el segundo, el actor pedía seis millones de dólares, por mucho superior a los dos millones que cobró Hanks. Él es otra de las estrellas que se identifica con los personajes de corte inocente, y en aquella ocasión, se dejó guiar por su coestrella David Moscow, quien realizaba las acciones de cada escena para que Tom Hanks las imitara. Esto le dio la oportunidad de volver a ser pequeño.

[No te pierdas: La foto de Bill Murray ¿o Tom Hanks? que tiene a internet dividido]

[No te pierdas: 10 estrellas en ascenso: jóvenes y hot]