• síguenos en

¿Meghan Markle puede casarse por la iglesia en Inglaterra?

De comprometerse con el príncipe Harry, ¿a la actriz se le dificultaría llegar nuevamente al altar?

Por: Redacción Vanidades

La actriz de Suits podría enfrentarse a un obstáculo para su posible boda con el príncipe Harry

Foto: Getty Images

Si el rumor del compromiso real se convierte en realidad, sabemos cómo el príncipe Harry y Meghan Markle podrían revelar la noticia. Pero cuando se trata de cómo sería el gran día de la boda, suelen surgir algunas complejidades.

Recordemos que Eduardo VIII renunció al trono de Inglaterra en 1936 para casarse con la estadounidense Wallis Simpson, divorciada dos veces, debido a que un heredero al trono no podía contraer matrimonio con una mujer divorciada, como Simpson, y, ahora, como Markle, quien también ya pasó por un divorcio. Sin embargo, la regla ha cambiado desde entonces, y ahora Harry y Meghan se enfrentan a una monarquía mucho más relajada. Incluso, su boda podría ser una copia de la del príncipe William y Kate Middleton, celebrada en 2011.

[No te pierdas: La primera declaración del príncipe Harry sobre Meghan Markle]

Edward VIII y Wallis Simpson el día de su boda en Francia. / Foto: Getty Images.

Entonces, ¿el divorcio de Markle podría ocasionar algún problema?

Markle, de 36 años, se casó con el director Trevor Engelson en 2011 y se separó de él en 2013. Durante siglos, el divorcio fue desaprobado por la Iglesia de Inglaterra y a los miembros de la familia real británica se les prohibía a casarse con alguien divorciado.

La abdicación de Edward nunca será olvidada por la reina Isabel, quien tenía apenas 10 años cuando su tío decidió abandonar la corona y casarse en exilio con Simpson en 1937, motivo por el que la abuela de William y Harry pudo ascender al trono. 

Por otro lado, la hermana menor de la reina, la princesa Margarita, se enfrentó a sus propias dificultades: se desanimó enérgicamente a casarse con el divorciado Peter Townsend, lo que eventualmente ayudó a terminar su relación a principios de la década de los 50.

El príncipe Carlos y Camilla Parker en su boda. / Foto: Getty Images.

Pero los tiempos han cambiado…

De acuerdo con People, en 2002, el Sínodo General -el órgano rector de la Iglesia de Inglaterra- votó a favor de reconocer "que algunos matrimonios lamentablemente fracasan". Añadió que "hay circunstancias excepcionales en las que una persona divorciada puede casarse por la iglesia durante la vida de un excónyuge". Cualquier decisión "sobre solemnizar o no ese tipo de matrimonio dentro de la iglesia de Inglaterra recae en el ministro”.

Aunque la reina y el príncipe Felipe celebrarán su 70 aniversario de bodas el 20 de noviembre, tres de sus cuatro hijos son divorciados (excepto el príncipe Eduardo). En 2005, cuando el príncipe Carlos se casó con su ahora esposa, Camilla, duquesa de Cornwall, quien también se había divorciado, lo hicieron en una ceremonia civil porque celebrar una religiosa era "muy controvertido en ese momento”, señaló Scot Peterson, investigador en Estudios Constitucionales de la Universidad de Oxford. Después de la primera ceremonia, tuvieron un servicio de bendición en la Capilla de St. George, en Windsor, en abril de 2005.

Sin embargo, para permanecer en la línea de sucesión, los miembros de la familia real no pueden ser católicos. La gran mayoría son miembros de la Iglesia de Inglaterra, con la reina a la cabeza. Y hasta 2013, las leyes prohibieron a los miembros de la familia casarse con alguien que sea católico o católica. Así que, si Meghan pertenece a esa religión, tendría que convertirse antes de llegar al altar.

[No te pierdas: Exesposo de Meghan Markle creará un show que podría involucrar a la actriz]

 

COMENTA ESTA NOTA