• síguenos en

Pastel de gallina con yerbas de olor y tomate

De textura crujiente y un sabor que encantará a toda tu familia

Por: Vanidades

Pastel de gallina con yerbas de olor y tomate

Foto: Vanidades

PARA 4 PERSONAS

 

TIEMPO

90 minutos de preparación

90 minutos de cocción

730 calorías por porción 

 

INGREDIENTES

• Un pqte de masa de filo 

• 1 papa grande cocida 

• 1 tomate grande verde 

• 2 gallinas pequeñas o 1 pollo 

• 1 cebolla 

• 1 taza (8 oz) de vino blanco seco 

• 1 manojo de yerbas de olor (romero, yerbabuena, estragón) 

• 4 cdas de pan molido 

• 2 cdas de queso pecorino rallado 

• Aceite de oliva extra virgen 

• 60 g (2 oz) de mantequilla 

• Sal y pimienta recién molida

 

PREPARACIÓN

• Corta las gallinas (o el pollo) a la mitad y dóralas en 3 cucharadas de aceite. Corta la cebolla menudita y agrégala. Salpimiéntalas, vierte el vino y espolvorea 2 cucharadas de las yerbas de olor picaditas. Cúbrelas y cuécelas a fuego lento durante 40 minutos y, hacia el final, agrega 1 cucharada más de yerbas de olor cortadas; salpimienta. Deja refrescar y deshuesa las gallinas. 

• Corta la papa en rebanadas gruesas, condiméntalas con el jugo de la carne y espolvorea el queso pecorino. Corta el tomate en rebanadas, sálalo, pásalo por pan molido y fríelo brevemente en una sartén con 3 cucharadas de aceite. Derrite la mantequilla a fuego lento. Desenrolla la masa de filo.

Monta 6 láminas de filo una sobre la otra engrasando una de cada dos y colócalas en un platón hondo redondo. 

• Acomoda encima las rebanadas de papa, luego el pollo deshuesado y, por último, las rebanadas de tomate. Dobla la masa de filo sobre el relleno. Monta otras 6 láminas de filo procediendo igual que antes y colócalas encima de lo anterior; voltea el platón y envuelve bien el relleno con la masa de filo. Engrasa 2 láminas de filo y acomódalas, superpuestas, alrededor del pastel. Colócalo en una plancha forrada con papel encerado. Ponlo durante 30 minutos en la parte media del horno precalentado a 200o C (400o F). Déjalo refrescar antes de servir.                  

 

COMENTA ESTA NOTA