• síguenos en

Galletas de jengibre

Este crujiente postre es del agrado de chicos y grandes, y no falta en época navideña

Por: Vanidades

Galletas de jengibre

Foto: EFE

En época navideña, preparar recetas es uno de los más grandes placeres para compartir con nuestros seres queridos.

Uno de los postres que no pueden faltar desde hace muchos años son las clásicas galletas de jengibre, a las que se les pueden dar diferentes formas, desde el simpático muñequito que adoramos en la película Shrek hasta lindas casitas, como la de Hansel y Gretel.

Aquí te decimos cómo prepararlas, es muy sencillo.

Para la masa:

- 225 grs de azúcar granulada
- 100 grs de azúcar rubia
- 230 grs de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- 85 ml de miel de caña
- 280 grs. de harina
- 2 cucharaditas de jengibre molido
- ½ cucharadita de nuez moscada rallada
- 1 cucharadita de canela molida
- 2 cucharaditas de bicarbonato de soda
- ½ cucharadita de sal

Precalentamos el horno a 170ªC. Antes de nada, tenemos que forrar el molde a usar con papel de aluminio antiadherente, además, debemos engrasarlo ligeramente.

Batimos la mitad del azúcar granulada con el azúcar rubia y la margarina hasta obtener una crema ligera. Añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que todo quede bien mezclado. Añadimos la miel.

En otro recipiente tamizamos todos los ingredientes secos juntos y los mezclamos con la mezcla de azúcar y mantequilla. Dejamos reposar en el refrigerador por 30 minutos. De preferencia ponemos esta mezcla en una bolsa bien cerrada.

Pasado este tiempo, esparcimos el azúcar en un plato tendido y extendemos la masa sobre éste. Con un cortador con forma de hombrecillos (o de lo que desees) cortamos las galletas y las vamos ordenando en el molde previamente engrasado.

Para poder meterlo al horno tenemos que verificar que las galletitas estén a unos 2 cm una de otra para evitar que al crecer se peguen unas con otras.

Hornearlas por espacio de 15 minutos, las dejamos reposar en el horno apagado por 5 minutos más y luego las pasamos a una rejilla.

Las puedes adornar con azúcar o con el glaseado de tu preferencia.

 

COMENTA ESTA NOTA