• síguenos en

Ventajas de no usar brasier

Es momento de que liberes tus senos

Por: Vanidades.com

Foto: Pixabay

Todas las mujeres por lo general utilizamos brasier, sobre todo aquellas que por algún motivo la gravedad ha hecho que sus senos se caigan, entonces, este recurso resulta la mejor opción para que el busto se vea bien.

Si bien el brasier funciona como apoyo para mantener una postura recta y nos permite lucir un busto bien formado al vestirnos, aunque no lo creas, también resulta positivo no usarlo, ya que si lo hacemos por un tiempo, nuestro cuerpo comienza a desarrollar un apoyo natural en lugar de depender de uno artificial y los senos se volverán más fuertes. Por esa razón te compartimos 3 puntos importantes para decirle adiós a tu sostén.

NOTA: El movimiento #LoveYourLines invita a las mamás a sentirse orgullosas de sus estrías

Pixabay.com

1. No usar sostén te ayuda a mejorar la circulación

Es una especie de obviedad que seguramente notas cuando te quitas el sujetador, pues estás retirando la banda ajustada que rodea tu pecho.

Recuerda que una mejor circulación sanguínea equivale a muchos beneficios para tu salud, desde mejorar la condición de tu corazón, hasta lucir una piel más sana y más firme.

2. Usar sujetador podría estar relacionado con la aparición de problemas de seno

Algunos estudios aseguran que usar brasier aumenta la posibilidad de desarrollar cáncer de seno en un 125%. Está comprobado que las mujeres que sufrieron de cáncer de mama usaban sostén durante más de 12 horas al día e, incluso, dormían con él.

Por otro lado, cuando utilizas brasier por tanto tiempo, no le permites a tus senos eliminar las toxinas a través de los nódulos linfáticos, lo que provoca que se acumulen líquidos, blandura en el tejido mamario y la formación de quistes.

3. Conoce mejor tus senos

Pasar todo un día sin brasier podría brindarte la oportunidad perfecta para relacionarte mejor con tus senos. El asunto es que esto es difícil si están oprimidos tras varias capas de tela la mayor parte del día. Recuerda que de forma constante debes hacerte un autoexamen. El que muchas mujeres suelen dejar de lado, dándole muchas menos importancia de la que se merece.

NOTA: Dime dónde te salen espinillas y te diré qué problema de salud tienes

 

 

COMENTA ESTA NOTA