SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
estilo-vida

Conflicto en casa

AUTOR: G.B. Hernández | FOTOGRAFÍA: Cortesía | FECHA: 2012-04-16
Conflicto en casa

¿Qué pasa cuando una mujer casada enfrenta serios problemas con la madre de su esposo?

Si la mayoría de las peleas con tu esposo tienen como tema central a su madre, es hora de poner límites. Aquí el problema no es solamente "la suegra"; la pareja es la responsable de establecer las reglas del hogar y hacerlas valer. Cambiar esta situación es difícil, sobre todo si se trata de romper un patrón que puede llevar funcionando varios años, pero ¡es posible! Te ofrecemos algunas recomendaciones para que la armonía reine en casa.

SI LIDIAS CON UNA SUEGRA DIFÍCIL...

1. Aprende a diferenciar entre una suegra manipuladora y una que, sinceramente, cree que está cooperando contigo. ¿Cómo saber cuál es cuál? La que desea ayudar trabaja contigo y te consulta si considera que debe haber algún cambio en tu hogar.

2. Determina en qué áreas es necesario poner límites. Por ejemplo: si tu suegra no respeta las reglas de tu hogar o se inmiscuye en los asuntos de tu matrimonio. Elige bien tus batallas; deja pasar las cosas realmente insignificantes, que no dañan la relación con tu esposo ni con tus hijos.

3. Recuerda que no se trata de cambiarla, porque las personas solo lo hacen cuando ellas mismas lo desean. La clave radica en que tu suegra entienda que debe respetar las reglas de tu hogar. Confórmate con lograr que ella modifique su comportamiento con ustedes.

4. Trabaja conjuntamente con tu esposo, pues es importante que ambos estén de acuerdo con los límites que deben establecer y que presenten un frente unido. Si esto les resulta difícil, consulten con un consejero familiar.

5. Sé amable, pero firme. Jamás ofendas ni permitas que se rompa la comunicación entre ustedes. Sienta un ejemplo de madurez y de consideración. Con dulzura y perseverancia lograrás que te respete.

6. No esperes milagros. Los hábitos establecidos no se cambian del día a la noche. Sé paciente y constante, y poco a poco todos se sentirán a gusto. Es normal que al principio ella ponga alguna resistencia, pero la labor de los esposos es mantener las reglas que se han fijado.

7. No olvides que tu suegra es la madre de tu esposo y la abuela de tus hijos. Es importante que hables de ella con respeto, pues si tu esposo siente que la atacas, se pondrá a la defensiva y no te escuchará, aunque tengas la razón.

8. Evita enfrentamientos. Tu meta no es ganar una guerra, sino buscar soluciones para tener una relación cordial y afectuosa con toda la familia.

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca