SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
estilo-vida

Mente joven a cualquier edad

AUTOR: G.B. Hernández | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2012-07-05
Mente joven a cualquier edad

Ahora es el momento de entrar en acción para mantener la mente sana y ágil con el paso del tiempo

A los 90 años de edad, la actriz norteamericana Betty White se encuentra disfrutando de un exitoso segundo aire en su carrera. White, quien comenzó en la televisión a principios de la década de los 50, es la estrella del exitoso programa de televisión Hot in Cleveland y la creadora y productora del reality show Off Their Rockers. A una edad en la que muchas personas se han retirado a la mecedora, ella está muy ocupada ideando, creando y viviendo su vida a plenitud.

Si crees que Betty es una excepción, te aseguramos que no es así. Cada día más personas demuestran que pueden permanecer activas y productivas sin importar la edad. Y no hablamos de la salud física, sino de la agilidad mental; de la capacidad de seguir creando, aprendiendo y participando en la vida incluso a los 90 años de edad... y después. ¿Cuál es su secreto? En el caso de White, décadas de memorizar guiones de cine, de producir programas de televisión y de hablar en público la han ayudado a conservar la memoria y a mantener la mente clara y en forma.

Esto nos lleva a las buenas noticias: aunque el deterioro cognitivo leve, la enfermedad de Alzheimer y la demencia senil son más comunes a partir de los 70 años de edad, hoy los científicos e investigadores de enfermedades geriátricas han llegado a conclusiones muy interesantes... y alentadoras.

NUEVAS CONEXIONES

Antiguamente se creía que el cerebro tenía un número limitado de células, y que cuando estas se ?gastaban?, el deterioro mental en la vejez era inevitable. Hoy, de la misma manera que sabemos que la persona que se ejercita físicamente todos los días puede conservar un alto grado de movilidad y de flexibilidad hasta muy avanzada edad, también se ha hecho un descubrimiento muy interesante del cerebro: que este fascinante órgano es capaz de crear nuevas conexiones y de activar diferentes áreas cuando se entrena de forma adecuada. En otras palabras, muchos científicos creen que si lo cuidas y lo mantienes activo, puedes crear una especie de ?reserva cognitiva? que te ayudará a estar ágil y creativa mentalmente, incluso con el paso de los años.

1. ALIMÉNTATE BIEN

La llamada Dieta mediterránea, que es rica en pescado, vegetales, legumbres y aceite de oliva, no solo es buena para el corazón, sino también para el cerebro. La idea es eliminar o reducir los alimentos cargados de colesterol y de grasas ?malas? (como la saturada y la hidrogenada), y de aumentar el consumo de frutas, vegetales, antioxidantes y grasas ?buenas?, como el ácido graso omega-3, que se encuentra en algunos pescados.

2. EJERCÍTATE

La actividad física mantiene el cerebro sano, pues favorece la buena circulación de la sangre. Si no tienes tiempo de ir a un gimnasio, no te preocupes. Los expertos dicen que caminar es el ejercicio más completo y, aparte de unos zapatos tenis, no requiere de más equipo. ¿Más buenas noticias? Si tu meta es dedicarle 30 minutos diarios, puedes dividirlo en caminatas cortas de 10 minutos cada vez. Consulta con tu médico sobre el ejercicio más adecuado para ti.

3. REDUCE EL ESTRÉS

No es para que te asustes, pero? ¿sabías que cuando las ratas de laboratorio son sometidas a descargas de las hormonas que producen el estrés, como el cortisol, partes de su cerebro comienzan a morir? Bueno, quizás sí es como para que te asustes. El estrés afecta todo tu organismo y abruma el cerebro con esas descargas tóxicas. Hacer ejercicios, escuchar música, practicar técnicas de relajamiento como la meditación y/o el control de la respiración pueden ayudarte a reducirlo. De hecho, un estudio llevado a cabo por la doctora Sarah Lazar, en el Hospital General de Massachusetts, halló que las personas que meditan, con el paso de los años experimentan un cambio positivo que, a su vez, favorece la estructura física de su cerebro. Su clima emocional interior es más sereno, feliz y vital.

4. RELÁJATE Y DUERME

Disfrutar de un sueño profundo e ininterrumpido es reparador para todo el organismo y, sobre todo, para el cerebro. Si duermes poco, si te despiertas a menudo durante la noche o si procesas las preocupaciones y los eventos del día mientras duermes, tu mente no descansa igual.

5. ¡USA EL CEREBRO!

Como pasa con los músculos, que pierden su tonicidad y su flexibilidad cuando no los ejercitas, el cerebro pierde facultades si no lo mantienes activo y estimulado. En otras palabras: si no lo usas, lo dañas. Aquí tienes estos pasos que puedes empezar a dar desde ahora para mantenerlo sano, flexible y activo toda tu vida.

  • Aprende algo nuevo. Toma clases de fotografía, estudia un idioma, recibe clases de guitarra... Esto mantiene el cerebro ágil y crea esas conexiones de las que hablamos.
  • Resuelve crucigramas y juegos de palabras. Analizar las definiciones para buscar la palabra adecuada es como tomar una clase de ejercicios aeróbicos para la mente. Armar rompecabezas es otro pasatiempo que estimula tu cerebro.
  • Ejercita la memoria. Aprende los números de teléfonos de tus amistades, poemas, canciones y la lista del supermercado. En la computadora, haz juegos de memoria como Brain Age con el sistema de videojuegos portátil Nintendo DS.
  • Mantente informada. Estar al día en las noticias y comentarlas con otros agudiza tu mente y tu capacidad de análisis. Lee diferentes tipos de libros: biografías, novelas, autoayuda, etc. Descubrir nuevas formas de pensar abre tu mente y la mantiene flexible.
  • No uses la calculadora. Suma, resta, multiplica y, si puedes, haz los cálculos en tu mente. Esto te mantendrá clara y enfocada.
  • Cambia la rutina. Si siempre tomas el mismo camino para ir al supermercado, si escuchas la misma emisora de radio o si todo lo que haces por la mañana tiene un orden rígido... cambia las cosas de vez en cuando. Esto despierta tu cerebro y te obliga a ver todo desde una nueva perspectiva.
  • Escucha a Mozart. Se ha descubierto que dos piezas en particular de este genio de la música -Sonata en D mayor para dos pianos y Concierto de piano número 23- tienen un efecto muy positivo en el cerebro, pues aumentan su actividad.
  • Cultiva un pasatiempo. Pinta, escribe, recopila fotos para un álbum, observa los pájaros, teje, borda o cocina platillos gourmet. Disfrutar de cualquier actividad que te guste es bueno para tu cerebro, porque te mantiene interesada y te inunda de las llamadas hormonas de la felicidad.
  • Socializa. Mantén un círculo de buenas amistades con las que puedes compartir diferentes actividades; ofrece tus servicios de voluntaria en la organización caritativa que más te motive; únete a un club de lectoras; viaja, aunque solo sea a las áreas de tu ciudad que no conoces o toma clases de baile.

 

Sigue varias de estas sugerencias. Se trata de que mantengas tu mente despierta, interesada y vital. De esta manera tu cerebro estará en su mejor forma ahora... y en los años por venir.

 

 

 

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca