SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
estilo-vida

Los 7 pasos hacia el amor

AUTOR: G.B. Hernández | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2012-10-05
Los 7 pasos hacia el amor

El amor no es cuestión de suerte. Te mostramos los factores claves para construir una relación profunda y satisfactoria

Stephanie ya perdió las esperanzas. Elena se rindió. Y Teresa, según sus palabras, "tiró la toalla". Tres mujeres atractivas, inteligentes y exitosas han decidido echar a un lado el sueño de tener una relación amorosa satisfactoria con un hombre. "Descubrí que la fantasía de encontrar mi otra mitad es eso, una fantasía", dice Elena, una elegante ejecutiva de 42 años. "Los hombres no están interesados en formar una relación estable; siempre me tropiezo con el mismo inmaduro que solo desea pasar un buen rato". Stephanie y Teresa hacen eco a sus palabras.

"Allá afuera -en la oficina, en el bar, en las fiestas- hay demasiada competencia; es la ley de la oferta y la demanda. Y como hay tantas mujeres buscando pareja, los hombres se pueden dar el lujo de andar de picaflor", asegura Teresa. Es por eso que ellas han optado por "salirse del juego", de acuerdo con Stephanie. Encontrar pareja ha pasado a un plano insignificante, aseguran... aunque admiten que en el fondo siguen añorando hallar el amor y la estabilidad con un hombre.

ALGO NO "CUADRA"

Pero si lo que ellas aseguran es cierto, ¿por qué tantas mujeres sí encuentran el amor y son capaces de vivir una relación estable? ¿Acaso existe un factor clave, más allá de la suerte, capaz de facilitar la relación? Cyndi Dale, una galardonada maestra y sanadora energética, y Andrew Wald, sicoterapeuta, autores del nuevo libro Togetherness: Creating and Deepening Sustainable Love, aseguran que existen siete factores clave capaces de permitirnos formar relaciones profundas y satisfactorias. "Nuestra capacidad de amar se basa en lo que hemos aprendido a lo largo de una vida de relaciones y experiencias, comenzando desde el momento en que nacimos", explica Dale. En algunas ocasiones, adquirimos patrones que, lejos de ayudarnos, nos inhiben y perjudican en el amor. "Por suerte, como adultos tenemos la oportunidad de eliminar esas barreras", asegura. El problema es que estas están tan arraigadas en nuestra forma de ser, que no las vemos como un obstáculo. Es por eso que el primer paso para superarlas es reconocerlas. De acuerdo con los autores, una vez que quitemos esos obstáculos, le abrimos la puerta al amor.

PASO A PASITO... LLEGARÁS

1. ÁBRETE A LA VIDA. Quizás has leído muchas novelas rosa que te han llevado a creer que el amor es algo mágico, que te caerá del cielo porque está predestinado para ti. La realidad es que este no tocará a tu puerta; ¡tienes que salir a su encuentro! Aprender a vincularte con otras personas -uniéndote a un club de lectores, haciendo deportes o tomando una clase nocturna- te ayudará a crear relaciones profundas. Si te cierras al mundo esperando solo por el amor, podrías dejarlo del otro lado de tu puerta.

2. CONÓCETE Y ACÉPTATE. Si no te amas ni te respetas, en el fondo no te sentirás merecedora del amor y, de una manera inconsciente, te harás autosabotaje (quizás lo alejes dudando de sus sentimientos o lo agobies con tus celos). O atraerás a "perdedores". Piensa en tus puntos fuertes -todo lo que te gusta de ti y lo que tienes para ofrecer- y reálzalos. Trabaja para superar los lados "flacos", y esto elevará tu autoestima. Pero, sobre todo, cree en tu valor como persona. Cuando te sientas merecedora de amor y respeto, los hombres superficiales, inmaduros, abusivos o irresponsables ni siquiera entrarán en tu radar; solo te sentirás atraída por aquel que te trata como tú sientes que te mereces.

3. SÉ VALIENTE. Uno de los grandes obstáculos para el amor es el miedo a la intimidad. ¿Sabes qué hay detrás de ese miedo? El temor de que si te muestras tal como eres, sin máscaras, sin actitudes y sin "disfraces" emocionales, serás rechazada. Ser valiente quiere decir ser genuina, comprendiendo que si la otra persona no te acepta, no es un fracaso de tu parte. Es que, simplemente, no se complementan. Y es mejor saberlo más temprano que tarde, ¿no crees?

4. DEJA IR EL PASADO. Si te aferras a lo que fue, no estarás libre para aceptar lo nuevo que pueda venir. ¿Crees que "todos son iguales"? ¿Ves con recelo a ese hombre que acabas de conocer, pues estás convencida de que se repetirá tu historia de fracasos? La clave no radica en enterrar la cabeza en la arena. Se trata de aprender de la mala experiencia y tomar esas lecciones para reconocer las señales que te gritan "¡peligro!". Cuando estés segura en ese aspecto, no sentirás la necesidad de vivir prejuiciada contra todos. Si realmente aprendiste la lección, podrás cerrar ese capítulo negro de tu vida y seguir adelante con una actitud positiva.

5. ESTABLECE LÍMITES SANOS. Nunca olvides que la pareja se compone de dos individuos que se complementan, no de dos mitades que se completan. Por lo mismo, es importante que cada uno mantenga un espacio aparte para nutrir y explorar sus intereses, pasiones y aficiones. Esto, lejos de separarlos, los hace más interesantes el uno al otro, pues tienen más que compartir y que descubrir juntos. Si le dedicas cada minuto de tu vida a tu pareja, no tendrás vida lejos de esa persona... y eso puede resultar agobiante y causar la "muerte de la relación por aburrimiento".

6. NO LIMITES TUS OPCIONES. Si dices que solo te atraen los hombres rubios o los morenos, los altos, los que tienen ojos azules o hablan francés, estarás limitando tus opciones y dejando de conocer a muchos ejemplares interesantes. De acuerdo, la atracción es importante, pero... ¿no has escuchado hablar de los gustos adquiridos? Quizás cuando te das el tiempo para conocer a un pelinegro con sentido del humor, que te hará reír muchísimo, descubras que el color del pelo es irrelevante. No te cierres a los hombres que no son "tu tipo". ¡Podrías recibir una agradable sorpresa!

7. VISUALIZA LA RELACIÓN QUE DESEAS ATRAER A TU VIDA. Esto no contradice lo anterior, porque no se trata de que redactes una lista de requisitos físicos y luego la visualices. La clave radica en pensar en la calidad de la experiencia que deseas tener con tu pareja: el nivel de comunicación, de respeto o de pasión. Experimenta dentro de ti la alegría de compartir tu vida con esa persona (ojo: esto no quiere decir que buscas al hombre perfecto, porque ese ejemplar es tan escaso como la mujer perfecta). Deja que tu actitud sea una de bienvenida al amor y, poco a poco, lo atraerás a tu vida.

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca