Volver a
Vanidades
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
celebridades

Brillando en el Altar

Brillando en el Altar
Antonio González de Cosío

Por eso son estrellas: por su brillo perpetuo. Y en el día de sus bodas, no podían hacer menos. Estas estrellas han dado el ?si? acompañadas de extraordinarias piezas de joyería, regalada ya sea por sus flamantes esposos o por ellas mismas. ¿Quieres conocerlas?

Ya lo cantó Shirley Bassey y lo dijo James Bond: "Diamonds are forever". Pero no solo los diamantes, sino cualquier gema que ornamente una pieza de joyería fina. Por esta idea de duración, de paso impecable por el tiempo, es que todas las novias reciben un anillo de compromiso al momento de que la pareja decide casarse. Un hermoso símbolo de algo que dura por siempre, como se espera de algo tan importante y valioso como el matrimonio.


Pero las grandes estrellas por algo lo son: porque siempre van un paso más allá de nosotros, los simples mortales. Por eso, muchas de ellas no solo reciben suntuosos y hasta escandalosos anillos de compromiso, sino que también portan, en el día de su boda, piezas de joyería para quitar el aliento. Muchas recibidas como presente de bodas y otras, como un regalo a si mismas. Te presentamos ahora a las diez celebridades que se han dado el sí, rodeadas de amor: el que profesan del hombre que se casa con ellas? y a su adorada joyería.


Elizabeth Taylor y Richard Burton.
Ella tenía que estar a la cabeza de la lista. La estrella de los ojos violeta, de los múltiples matrimonios, de las inolvidables películas fue quizá, la más gran amante de la joyería. Esmeraldas, zafiros, rubíes y diamantes, por supuesto, forman parte de la colección que esta gran estrella atesoró en sus alhajeros. Y en sus matrimonios no podría ser menos. Cuando se comprometió con Richard Burton, su dos veces marido, Liz recibió tres extraordinarias piezas de joyería: primero un broche con diamantes y esmeraldas. El día de la boda lo complementó con un collar de esmeraldas que quitaba el aliento. Ambas piezas se rumora que pertenecieron a un Zar Ruso. No conforme con ello, Burton le obsequió con un espectacular anillo de compromiso con un diamante de nada menos que 33 quilates cuyo valor entonces de fue de $305,000, precio que lo ubica entre los anillos de compromiso más caros de la historia. Burton fue siempre un espléndido esposo que celebró constantemente su amor con la actriz  a través de la joyería. ¿Cómo olvidar el diamante Taylor-Burton? O la famosa y real Perla Peregrina, que antaño perteneciera a la corona Española y que en su momento fue motivo de escándalo. Burton la compró para Liz en un a subasta, sobrepujando a la mismísima casa real que quería recuperar la gema. Como revancha, La Casa de Alba en su momento quiso restarle valor a la perla diciendo que era falsa, pero el argumento fue desmentido por la casa de subastas que tenía todos los certificados de autenticidad de la pieza. ¡En fin! Todo por complacer a la Taylor.


Kim Kardashian y Kris Humpries.
Modelo, actriz, diseñadora, presentadora y una serie de profesiones más se suman al currículum de esta guapa chica, que ahora además, se ha casado con un jugador de la NBA. La boda, por supuesto, no podría ser menos que espectacular y escandalosa. Algunos periódicos sensacionalistas decían que Kardashian iba "chorreando" diamantes por todo su atuendo? y casi era cierto. En la cabeza lució una tiara con 65 quilates de diamantes diseñada por Lorraine Schwartz  que costó $2.5 millones de dólares y esta inspirada en la que usara  Audrey Hepburn en "Desayuno con diamantes". Los aretes en gota con diamantes de 28 quilates costaron  $5 millones de dólares y a pesar de lo extravagantes que son, la estrella dice que son de lo más práctico y los usará muchísimo. El anillo de compromiso lleva un diamante de corte esmeralda de 20.5 quilates y costó nada menos que 2 millones de dólares.

 


Ivanka Trump y Jared Kushner.

La hija del millonario Donald Trump y la multipublicitada Ivana Trump es una gran amante de las joyas.  Por eso, cuando se casó con Jared Kushner decidió autoregalarse como parte de su atuendo de novia diseñado por Vera Wang, un juego de su propia colección de joyería. De modo que la empresaria se diseñó una diadema de diamantes y platino para acentuar su velo. Además, creó para si misma un par de aretes de diamantes y platino y un brazalete de estilo Art Deco para completar el atuendo. En total, la hija del magnate newyorkino llevaba encima más de 42 quilates en diamantes. Ivanka dijo a uno de sus allegados: "¿Para que esperar a que te regalen joyas cuando te las puedes regalar tu misma?" Definitivamente, una mujer moderna.

 


Katherine Heigl y Josh Kelly.

Cuando la guapa rubia protagonista de la serie "Grey?s Anatomy" se casó hace un par de años con Josh Kelly, lucía espectacular. Estando en el pináculo de su fama, todos los ojos estaban puestos en ella y en lo hermosa que lucía durante su enlace. Su enamorado novio le dio como regalo de bodas un espectacular par de aretes de diamantes en corte pera con forma de Flor de Lis. Para complementar el aderezo nupcial, también le mando hacer una sortija de matrimonio especial: estilo "eternity" (las que son tipo churumbela) con diamantes y zafiros. El costo aproximado de ambas piezas fue de 400,000 dólares. Nada más? y nada menos.


Victoria y David Beckham.
En definitiva, estos dos no son una pareja común y corriente. Han tenido toda la publicidad, son esclavos y hasta víctimas de la moda y lo han anunciado todo. No cabe duda que son el uno para el otro. Y aunque mucha gente piense que a veces son "un poquito demasiado" siempre resulta interesante cualquier cosa que esta guapa pareja haga o diga. Y claro, siendo fieles a si mismos y su propio estilo, cuando la pareja se casó, se dieron de regalo, mutuamente, un par de aretes de brillantes. Como es bien sabido, parte del look del futbolista son sus aretes en ambas orejas. Cuando se les preguntó por este inusual regalo, la pareja solo respondió que querían darse mutuamente algo inusual. Y vaya que lo era?

Madonna y Guy Ritchie.

Una mujer que desde que triunfó, lo ha tenido todo. Completamente alejada de su boda funkie-secreta-escandalosa con Sean Penn en los años 80, su enlace nupcial con Guy Ritchie (que desafortunadamente terminó hace poco) fue una ceremonia elegante y refinada. El vestido de Madonna fue creado por su gran amiga  Stella McCartney y la chica material decidió regalarse a si misma una pieza única de joyería para ese día tan especial: una tiara de diamantes que data de 1910 y que alguna vez fuera nada menos que de la princesa Grace Kelly. Si bien Madonna no es una gran amante de las joyas, a la fecha posee en su haber una buena colección de piezas interesantes; pero según sus propias palabras, esta es la más especial de todas.

 


Keely Shaye Smith y Pierce Brosnan.

El ex 007 galán madurito por antonomasia es, como aparenta, todo un caballero. Así como muchas mujeres prefieren regalarse a si mismas joyería, el quiso hacerlo de la forma tradicional y además de regalar a su novia un traje inspirado en un vestido de Grace Kelly y un anillo de compromiso para quitar el aliento, también decidió darle como regalo de bodas un excelso par de aretes de diamantes con un valor de 20,000 dólares. Shaye Smith dice que, lo que más le recuerda ese día, son sus aretes, por ser un regalo completamente inusual.

 


Nicole Kidman y Keith Urban.

Se ha dicho mucho de la boda de Nicole Kidman. No obstante lo más recordado que hay en la boda es su maravilloso vestido de Balenciaga, hubo un detalle completamente único que dio un giro a todo lo que se ha visto hasta ahora en las bodas. Hubo joyería involucrada, pero no fue regalo entre los novios, sino de la pareja a sus invitados. Como lo oyen. Kidman y Urban decidieron regalar a los asistentes a su boda relojes de Tiffany, nada menos, con una inscripción que decía "A Moment in Time". Era, según la actriz, para que nadie olvidara ese momento. Y estamos seguros que con semejante regalo, nadie lo hizo.

 


Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas.

Es una pareja que ha sido llamada "la más refinada de la industria del espectáculo" y vaya que lo es. Incluso hoy que la pareja pasa por problemas con la salud de Douglas, se mantienen elegantes ante la situación y frente a los medios. Su boda fue lujosa y un poco ostentosa: en el hotel plaza, invitaciones con holograma y tinta invisible para evitar falsificaciones, vestido de Christian Lacroix... y la pieza más llamativa del atuendo de Katherine: una tiara de diamantes que su marido le regaló para ese día tan especial. El costo fue de 300,000 dólares y la estrella se la ha puesto un par de veces más después de la boda para alguna alfombra roja?

 


Jackie Kennedy y Aristoteles Onassis.

Un escandaloso romance del pasado que, como siempre se dijo, tuvo mucho dinero de por medio. La ex esposa del presidente de los Estados Unidos, después de un turbulento romance recibió la petición de matrimonio del magnate griego con un anillo de compromiso de 40 quilates. La pieza de joyería fue subastada hace más de 5 años por  2.6 millones de dólares, lo que lo ubica entre los anillos de compromiso más costosos de la historia.

 


Elton John & David Furnish

En una boda gay, ¿quien lleva la joyería? En fin bromas aparte, hoy día hay una cada vez más pujante industria que provee este tipo de servicios, destinados a atender a una clientela tan específica. No obstante, cuando Elton John y su pareja de toda la vida decidieron unir sus vidas en matrimonio, había que trabajar duro para encontrar algunas cosas, como por ejemplo, los anillos de boda. No obstante, el asunto se resolvió rápidamente cuando Caroline Shoeffle, la heredera de la firma Chopard e íntima amiga del cantante se ofreció a elaborar los anillos para la pareja. Así, los novios tuvieron la suerte de usar bandas de oro y diamantes diseñador por Caroline y que tuvieron un valor de 240,000 dólares. No obstante, la pareja no pagó nada, ya que los anillos fueron un regalo de bodas de la casa Chopard. Romántico, ¿no creen?

v1.1
Si quieres recibir más información REGÍSTRATE
DANOS TU OPINIÓN
Sondeo
Contenido no disponible