Volver a
Vanidades
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
tu-nueva-vida

Sobrevive a la FAMILIA DE TU ESPOSO

Sobrevive a la FAMILIA DE TU ESPOSO
Staff

Aunque entre tu pareja y tú todo sea color de rosa, la presión de su familia o de la tuya puede causar serios problemas. Aprende a manejar la situación para poder vivir en equilibrio.

Dicen que cuando te casas con alguien, también lo haces con su familia y, por desafortunado que parezca, es cierto. Algunas parejas no prestan atención a este tema y, sin darse cuenta, de un día a otro se ven inmersas en problemas por causas ajenas a ellas.

Por supuesto, el papel que tu novio desempeña con sus padres y hermanos es crucial, pues la cercanía o los límites que él tenga con los miembros de su familia podrá facilitar o complicar el lugar que ocupes dentro del círculo. Sin embargo, aunque él no sea muy apegado a su familia, hay ciertos momentos en los que tendrás que compartir espacio y tiempo. Date cuenta de que, aunque él se queje de ellos, su familia nunca dejará de serlo y precisamente por respeto a él tendrás que ser muy inteligente para saber tratarlos sin perder tu posición.

Para tener éxito en tu relación, es básico mantener la armonía tanto en tu familia como en la suya, pero, a veces más que una dosis de paciencia, se necesitan ciertas pautas para llevarse bien.

 

Claves para vivir en paz

1. Aunque la relación con algún miembro de la familia política no sea la optima, sé atenta y actúa con educación. Ante un mal comportamiento por parte de tu suegra o tu cuñada, no pierdas la calma e intenta por lo menos ser educada; esta conducta te ayudará a ganar fuerza con tu pareja.

2. Para mejorar la calidad de la relación con la familia de tu esposo, muestra interés por las actividades que practican, sé detallista en los cumpleaños de sus familiares, colabora cuando vayas de visita y propicia alguna reunión o pasatiempo de vez en cuando.

3. También es importante que tu marido tenga momentos a solas con sus padres, pero, sobre todo, demuestra amor por él, ya que para ellos es importante verlo feliz.

4. No compares tu familia con la de tu pareja. No se trata de ver cuál es mejor o peor porque te has enamorado de alguien que ha crecido con los valores, costumbres y creencias de ese círculo familiar.

5. Evita poner a tu pareja en una situación en la que tenga que elegir entre su familia o tú. Él tiene derecho a mantener los vínculos que considere con sus familiares, aunque no tengas afinidad con ellos.

6. Hablar mal de su familia no te llevará a ningún lado. Mucho menos si los criticas frente al él.

7. Anima a tu marido para que también adopte estas actitudes con tus parientes. Descubrirán que llevar la fiesta en paz se convertirá en un estilo de vida sencillo o, por lo menos, llevadero.

 

 

*Para conocer más información visita nuestra versión impresa.

v1.1
Si quieres recibir más información REGÍSTRATE
DANOS TU OPINIÓN
Sondeo
Contenido no disponible