SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
realeza

¿Qué le pasa a Carlota Casiraghi?

AUTOR: Mari Rodríguez Ichaso | FOTOGRAFÍA: EFE | FECHA: 2010-07-14

Bella, reservada, tímida... A los 23 años, la hija de la princesa Carolina de Mónaco vive dedicada a su gran pasión.

Jul. 14, 2010 

 

Si fuera princesa, nos preguntaríamos como en los cuentos de hadas: "¿Qué le pasa a la Princesa? ¿Por qué está tan seria?". Pero Carlota Casiraghi no tiene el título de princesa, aunque, eso sí, se ha convertido en una joven reservada, más bien tímida, que no acaba de salir de la sombra de su madre, la princesa Carolina de Mónaco, y aunque ya tiene 23 años, prefiere llevar una vida muy privada.

 

Físicamente, Carlota es la viva estampa de su madre, aunque con unos ojos mucho más melancólicos y a veces hasta un poco tristones. Es una chica moderna, muy de este siglo, que no quiere llamar la atención; sin embargo, vive en medio de lujos, palacios y tronos. Aunque es muy obediente (jamás le da problemas a su madre y se lleva muy bien con sus hermanos), dicen que no le gustan las grandes fiestas, la prensa y la fama con las que se ha criado. Si fuera por ella, Carlota viviría entre caballos. Son su gran pasión, y en ellos encuentra la paz. "Los adoro y son unos animales maravillosos", ha dicho en más de una ocasión. Y aunque en su vida amorosa está Alex Dellal, su novio de varios años, con quien se lleva muy bien, quienes la conocen afirman que Carlota es más feliz cuando está montando a caballo o rodeada de la naturaleza, ya sea en el campo o en la playa. Por esa razón, la casa Gucci ha decidido convertirse en su patrocinadora, y los caballos de Carlota ahora van muy elegantes a las competencias, llevando los símbolos de la marca en los arreos y metales que protegen la boca de los animales, y las cintas en rojo y verde que la caracterizan.

 

Así vimos recientemente a Carlota en Valencia, España, donde participó en la competencia Global Champions Tour, junto a los mejores jinetes del mundo. Después Carlota continuó un tour de caballista de lujo en competencias en Hamburgo, Turín, Cannes, Montecarlo, Estoril, Chantilly y Valkenswaard, antes de finalizarlo en Río de Janeiro, a fines de agosto. Su interés por la equitación creció con ella desde que era una niña, y ha contribuido a que desarrolle sus propios gustos y aficiones. Estos incluyen sus comienzos en el periodismo, al haber lanzado este invierno una revista (¡muy seria, por cierto, sin frivolidad alguna!) que enfoca la moda desde el punto de vista del medio ambiente y la ecología. Carlota declaró al respecto: "No soy experta en la materia, pero intentaré trasmitir un mensaje que mueva a la gente a reflexionar sobre el medio ambiente". La revista, llamada Ever Manifesto, tiene solo 20 páginas y un formato grande, además de estar escrita en inglés, aunque la lanzó en Italia con 3 mil ejemplares que serán distribuidos gratuitamente en los desfiles de moda, las tiendas y los hoteles de lujo.

 

La chica se ha vuelto una apasionada de la ecología y recibe mucha ayuda de su amiga Stella McCartney, cuyos diseños son "verdes". "Me gustan mucho la moda y los vestidos bonitos, como a todas las mujeres, porque nos hacen sentir más atractivas", dijo Carlota, quien al graduarse de sus estudios en Londres trabajó como becaria en el periódico The Independent. "Pero más allá de lo bonito o lo feo, hay otros valores y Stella me ha ayudado mucho en mi proyecto".

 

La Carlota Casiraghi que estamos viendo proyectarse en el 2010 es una chica muy seria. Como prueba de sus nuevos y más austeros gustos, la chica ha adoptado un look un poco descuidado y sencillo, con sus chaquetas y jeans, e incluso cuando se viste de fiesta "su imagen es mucho más natural y menos sofisticada que antes".

 

¿Qué pensará Carolina de los gustos de su hija? Según unos allegados: "La Princesa adora a Carlota y tiene mucha confianza en ella. Aquí no hay conflicto y ella respetará lo que la joven desee hacer".

 

En una reciente entrevista que concedió a un periódico italiano, Carlota explicó que toda su vida ha vivido "largas temporadas en el campo, especialmente en la Provenza, rodeada de animales y de espacios verdes, y mi interés por el medio ambiente viene desde hace mucho tiempo. Mi tío, el príncipe Alberto de Mónaco, coincide conmigo en todo esto y por eso ahora presto mucha atención a la ropa que compro. Por ejemplo, a la hora de adquirir un par de blue jeans, elijo los de algodón orgánico, tratados con tintes no tóxicos".

 

Carlota está muy unida a su madre y a sus hermanos, especialmente a su medio hermana, la princesa Alejandra de Hannover. Haber crecido sin su padre Stefano Casiraghi, quien murió en 1991 en un accidente de barco, marcó profundamente a los hijos de Carolina, y a Carlota le da tristeza ver que Alejandra también ha perdido la vida de hogar junto a su padre, el príncipe Ernesto de Hannover. Dicen que Carlota estaba muy contenta de que su madre estuviera casada con Ernesto y que todos formaran una gran familia junto con los hijos de él. Por eso ahora está afectada por la separación de su madre.

 

Sea como sea, sin duda estamos viendo a una joven muy diferente a lo que fueron a su edad su madre, la princesa Carolina, o su tía, la princesa Estefanía. Callada, cada día más reservada, la bella Carlota no es la "mariposa social" que todos esperaban. Al contrario, es una chica seria, que tiene reservadas muchas sorpresas...

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca