SÍGUENOS Y DESCÁRGANOS EN:
realeza

Los príncipes y princesas de hoy

AUTOR: Mari Rodríguez Ichaso | FOTOGRAFÍA: Vanidades | FECHA: 2012-12-07
Los príncipes y princesas de hoy

La nueva generación de royals está más preparada, es más cálida y se suma a las causas benéficas

¿Quiénes son los más cool de los jóvenes en las casas reinantes de Europa? ¿Qué hacen con sus vidas? ¿Trabajan? ¿En qué son diferentes, en el siglo XXI, de las generaciones anteriores de príncipes y princesas? De ellos se habla y se comentará mucho en los próximos años, y nos preguntamos si habrá una nueva princesa Diana que enamore al mundo o un nuevo príncipe al estilo de Carlos de Inglaterra o una escandalosa Fergie, duquesa de York.

Muchos de los que ya van haciéndose "maduritos" en todas las casas reales han provocado comentarios de todo tipo, por sus vidas ejemplares o controversiales. ¡Y también han emocionado a sus pueblos al protagonizar divinas bodas, tipo cuentos de hadas, que ojalá se sigan repitiendo!

Los nuevos royals, según los expertos observadores de las casas reales, están mejor preparados para la vida moderna que los de antes. La mayoría ha estudiado carreras, como las princesas Beatrice y Eugenia, hijas del príncipe Andrés de Inglaterra y de Sarah Ferguson, que desean ser útiles y tienen un genuino interés en trabajar en organizaciones de caridad. El príncipe Harry dedica mucho de su tiempo libre a hacer trabajo voluntario en Africa, igual que hace la princesa Mette-Marit de Noruega, quien al casarse fundó junto con su marido The Crown Prince and Crown Princess Humanitarian Fund. La pareja pidió donaciones en vez de regalos de boda.

Las vidas de esta nueva generación de príncipes y princesas ya no son catalogadas de "inútiles", pues se han adaptado al siglo en que vivimos. Otra ventaja es que ahora se casan por amor, aunque sus parejas no sean de "sangre azul".

EN EL REINO UNIDO

La boda del príncipe William de Inglaterra con Kate Middleton nos hizo soñar a quienes amamos el fascinante mundo de la realeza, pues tienen una linda historia de amor. ¡Medio mundo los adora! A los 30 años, los dos forman una pareja moderna, enamorada y elegante. Son muy afectuosos en su trato y siempre se les ve con una sonrisa. Además, siguen el protocolo con total corrección. (Por eso las fotos topless de Kate, robadas por un paparazzi mientras estaban de vacaciones en Francia y publicadas en la prensa, les molestaron tanto.) Graduados de la St. Andrews University, en Escocia, llevan una vida lo más normal posible. Kate trabajó varios años como compradora de una cadena de tiendas de Londres, como cualquier chica profesional de su edad, y William es un disciplinado piloto que ha seguido una carrera militar en la Real Fuerza Aérea, siendo parte del Batallón de Rescate, al servicio de la corona que un día llevará. Y todo con esa naturalidad típica de los jóvenes de hoy.

En su casa de Anglesey, al norte de Gales, cerca de la base donde William está destinado, la pareja no tiene servicio, tal como lo desea, y Kate ha confesado tener el nuevo hobby de "cultivar papas en mi huerta". La duquesa de Cambridge también ayuda a la industria de la moda inglesa, llevando ropa y accesorios de diseñadores británicos de todos los presupuestos, lo que ha sido muy bien recibido. ¿Lo que le falta a esta pareja? ¡El hijo que todos desean ver y que ya viene en camino!


FOTOGALERÍA: LA NUEVA GENERACIÓN DE ROYALS

 

El resto de los jóvenes royals llevan vidas bastante normales. Aunque el príncipe Harry cause algunos dolores de cabeza (¿recuerdan sus fotos desnudo en Las Vegas?), es un militar graduado que ha ido dos veces a luchar en Afganistán con su regimiento del Household Cavalry. A pesar de sus indiscreciones, Harry ha confesado con sinceridad que desea enamorarse y formar una familia. Las princesitas Beatrice y Eugenia de York tienen novios estables (Dave príncipe Clark y Jack Brooksbank, a quien los ingleses llaman a party animal).

Beatrice, de 24 años, aunque tuvo que luchar con el problema de la dislexia (incapacidad para leer y escribir correctamente), se graduó en el 2011 de Historia en la Universidad de Londres y trabajó como productora de cine en el filme The Young Victoria; además, está involucrada en proyectos de caridad. Eugenia, de 22 años, se graduó con honores de Historia del Arte y Política en Newcastle University y trabaja en Teenage Cancer Trust. Su prima Zara Phillips, hija de la princesa Ana y la nieta favorita de la reina Isabel II, es una conocida amazona y medallista olímpica, y diseña ropa de equitación para Musto Outdoor Clothing). Zara vive feliz con su marido, el jugador de rugby Mike Tindall, quien causó un miniescándalo por una supuesta infidelidad durante una competencia en Australia. Zara, con mucha dignidad, puso "al mal tiempo buena cara". Su hermano Peter Phillips, de 36 años, graduado de McGill University en Canadá, es el ultradiscreto nieto mayor de la reina Isabel. Trabaja en el Royal Bank of Scotland, está felizmente casado con la canadiense Autumn Kelly y es padre de Savannah e Isla, las dos únicas bisnietas de la reina Isabel. ¿Otros royals para el futuro? Los pequeños lady Louise Windsor y Jacobo, vizconde Severn, hijos del príncipe Eduardo y de Sophie de Wessex.

LA REALEZA DE SUECIA

Las bodas reales ocurridas en los últimos años, como la de la princesa Victoria de Suecia con el plebeyo Daniel Westling (su entrenador personal y ahora duque de Västergötland), por quien tuvo que luchar mucho, es prueba de que la realeza de ayer no es la de hoy, y que el mundo en las casas reales ha cambiado muchísimo. En el pasado, muchas bodas que podían haber ocurrido no se dieron y condenaron a la infelicidad a los príncipes, quienes fueron víctimas de las rígidas reglas protocolarias.

Victoria de Suecia -de 35 años, con voluntad de hierro y un sentido común admirable- es ejemplo de una royal con buena cabeza, quien se casó con el hombre que ama. Ahora goza de su pequeña hija, la princesa Estelle, quien ya tiene el elegante título de duquesa de Östergötland y un día será reina de Suecia.

Los hermanos de Victoria, el guapo príncipe Carlos Felipe, de 33 años, duque de Värmland, y la princesa Magdalena , de 30 años, duquesa de Hälsingland y Gästrikland. Carlos Felipe provocó un escándalo cuando terminó con Emma Pernald -con quien tenía años de noviazgo-, porque se enamoró en el 2010 de la controvertida modelo Sofia Hellqvist, con quien continúa un romance que los muy estrictos reyes Carlos Gustavo y Silvia han tenido que aceptar. El joven -quien por años estudió una carrera militar- ha optado por el Diseño Gráfico, en la Stockholm University, su verdadera vocación y ha diseñado un calendario para una organización de caridad. Magdalena, por su parte, ha tenido varios romances, incluyendo una larga relación con Jonas Bergström, con quien terminó en el 2010 porque él la engañó con la deportista sueca Tora Uppstrøm Berg. Desde entonces se trasladó a New York, trabaja en la World Childhood Foundation y acaba de comprometerse con el financiero estadounidense Chris O'Neill, con quien vive en Manhattan. La boda será el próximo verano.

LOS GRIMALDI EN MONACO

La princesa Carolina de Mónaco es una mujer guapa y elegante, aunque no muy afortunada en el amor (divorciada de Philippe Junot, viuda de Stefano Casiraghi y separada del príncipe Ernesto de Hannover). Sus hijos Andrea, Carlota y Pierre, aunque oficialmente no son príncipes, forman parte de la nueva generación que brilla en Mónaco; su pequeña hija Alexandra de Hannover sí es una royal legítima, pues su padre es el príncipe de Hannover.

Andrea, de 28 años, huraño y millonario, detesta la publicidad y en el 2013 se casará con la heredera colombiana Tatiana Santo Domingo. Graduado de Estudios Internacionales en la American University de París, participa en organizaciones benéficas, pero no se sabe en qué trabaja, y disfruta constantemente de vacaciones en París, Ibiza y St. Tropez.

Carlota, de 26 años, conocida amazona e imagen de marcas como Gucci y Cartier, tiene una licenciatura en Filosofía de la Universidad de la Sorbona (lo que nunca ha sido confirmado). Tímida y callada, sorprendió cuando en el 2012 rompió su noviazgo de cinco años de duración con Alex Dellal. Carlota se enamoró y se fue a vivir con el actor marroquí-canadiense-francés Gad Elmaleh, quien tiene un hijo, es un gran conquistador y le lleva 15 años. Aunque al principio se opuso a la relación, la princesa Carolina ya aceptó al novio de su hija y todos pasaron el verano viajando por el Mediterráneo en el yate Pachá. Dicen que la princesa Carolina ve en Gad el recuerdo de su primer marido, el playboy Philippe Junot, y preferiría que su hija no se casara con él, pero según algunos allegados a la familia, "a Carlota nadie puede decirle lo que debe hacer, porque es tan 'cabezota' como lo fue su madre a esa edad?"

Pierre Casiraghi, de 25 años, parece vivir de fiesta en fiesta y de viaje en viaje con sus amigos (como hizo en New York, donde terminó protagonizando una pelea en un club que lo llevó al hospital y a la corte de justicia) o con su novia, la aristocrática heredera italiana Beatrice Borromeo. Pierre no terminó sus estudios en la Bocconi University, de Milán, pero está involucrado con las millonarias empresas que componen la gran fortuna de los Casiraghi.

Alexandra, su alteza real princesa de Hannover, a los 13 años es heredera de una enorme fortuna por parte de los Hannover y de los Grimaldi, y desde el 2009, cuando su madre regresó a vivir en Mónaco, estudia en la escuela católica parroquial L'Institut François d'Assise Nicolas Barré.

Paulina Ducruet, hija de la princesa Estefanía de Mónaco y de su exesposo, el guardaespaldas Daniel Ducruet, lleva una vida ejemplar. A los 18 años es graduada del Lycée Prince Albert I de Monaco, no ha tenido novio y participa con éxito en competencias de clavados. Estefanía tiene otros dos hijos cuyas vidas han pasado inadvertidas hasta hoy: Luis (hijo de Daniel Ducruet) y Camille (hija del guardaespaldas Jean Raymond Gottlieb).

EN LUXEMBURGO

Guillermo, gran duque heredero de Luxemburgo, hijo de los grandes duques Enrique y María Teresa, es el último príncipe heredero que quedaba soltero, hasta su reciente matrimonio con la condesa Stéphanie de Lannoy, quien pertenece a una aristocrática familia belga. A los 31 años, el joven (de herencia luxemburguesa-belga-cubana) y descendiente de la casa real de Borbón-Parma, que lo emparenta con todas las casas reales de Europa, es uno de los royals más preparados del mundo, con estudios en colegios de élite como Le Rosey, en Suiza; la Royal Military Academy, de Sandhurst; la Universidad de Durham, la Universidad de Angers ¡y más!

Un muchacho serio y criado en un hogar muy feliz, Guillermo es ejemplo de que los jóvenes royals de las casas reinantes europeas como regla general se portan correctamente y sus escándalos son mínimos. De sus cuatro her- manos solo uno ha dado que hablar: el príncipe Luis, quien a los 26 años está casado y tiene dos hijos (los príncipes Gabriel y Noah). Luis causó un escándalo cuando su novia, la plebeya Tessy Antony, salió en estado cuando ambos tenían 20 años, y en su boda llevaron cargado al pequeño Gabriel. Otro soltero de oro entre los royals jóvenes es su hermano, el príncipe Félix, de 28 años, quien estudió varias carreras y trabaja en marketing. La princesa Alexandra, de 21 años, habla seis idiomas, es graduada del Lycée Vauban en Luxemburgo y ahora estudia en la Franciscan University en Ohio, Estados Unidos; se desconoce si tiene novio o no. Y el príncipe Sébastian, de 20 años, está recibiendo una educación excelente en Ampleforth College y en la International School de Luxemburgo.

LOS PEQUEÑOS ROYALS Y LAS FUTURAS REINAS

Es curioso notar que la mayoría de los príncipes herederos de Europa son hombres (Felipe de España, Haakon en Noruega, Federico de Dinamarca, Felipe de Bélgica, Guillermo Alejandro de Holanda, Carlos de Inglaterra y Guillermo de Luxemburgo), pero con el tiempo muchas princesas herederas ocuparán los tronos: la bella infanta Leonor de España , de 7 años (si no tiene un hermano varón y se cambia la ley de sucesión); la ya muy que- rida princesa Amalia de Holanda, de 9 años; la princesa Elisabeth de Bélgica, de 11 años; la princesa Ingrid Alexandra de Noruega, de 8 años, y la princesa Estelle de Suecia, de menos de 1 año. Los príncipes William de Inglaterra y el pequeño príncipe Christian de Dinamarca, de 7 años, son las excepciones.

Las princesitas de España, Leonor y su hermana Sofía (esta última de 5 años), acuden a un colegio privado no lejos del Palacio de la Zarzuela y posan poco para la prensa. En Holanda, Máxima y Guillermo Alejandro disfrutan al retratarse con sus tres hijas: Amalia, Alexia y Ariane, quienes asisten a colegios públicos locales, igual que los hijos de Haakon y Mette-Marit de Noruega: Ingrid y Sverre (este último de 7 años), y su medio hermano, el guapo Marius Borg Høiby (hijo de Mette-Marit, de una relación anterior), de 16 años. Por su parte, en Bélgica, los hijos de los príncipes herederos Felipe y Matilde: Elisabeth, Gabriel (de 9 años), Emmanuel (de 7 años) y Eléonore (de 4 años) estudian en el colegio privado Sint-Jan Berchmans- college, en Bruselas.

En Dinamarca, Mary Donaldson y el príncipe Federico ya tienen cuatro niños: Christian, Isabella (de 5 años) y los gemelos Vincent y Josephine (de 2 años) que van a colegios privados. Joaquín, el hermano de Federico, también tiene cuatro hijos: Nikolai y Felix, de su matrimonio con Alexandra Manley, y Henrik y Athena con su actual esposa, la francesa Marie Cavalier, quienes acuden a escuelas públicas.

 

FOTOGALERÍA: LA NUEVA GENERACIÓN DE ROYALS

 

 

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
boton banner
boton
REDES SOCIALES
boton
FOTOGALERÍAS
VIDEOS
pleca