Cómo empezar a aceptarte y amarte si tienes sobrepeso
Salud y Bienestar

Cómo empezar a aceptarte y amarte si tienes sobrepeso

Los distintos rostros emocionales que hay detrás del soprepeso y la fórmula para reconciliarte con tu cuerpo.

Por Redacción Vanidades

- 16/11/2021 05:09

Aunque no tengas la presión de cumplir ciertos cánones de belleza (honestamente, ¿quién nos manda a hacerlo?), quizás aún sientas que no eres merecedora de ponerte un bikini o pienses que las grandes oportunidades vendrán cuando te encuentres delgada. Anamar Orihuela relata en su libro Más allá del sobrepeso cómo fue su proceso de sanación, su pérdida de peso físico (y emocional) y cómo logró dejar de esconder sus miedos tras la comida.

ESCUCHA A TU CUERPO PARA HONRARLO Y RESPETARLO

Anamar pesaba 102 kilos cuando se dio cuenta de que quería bajar de peso. Era una mujer con éxito profesional, pero habían muchos temas en su vida que no la hacían feliz; darse cuenta de eso fue doloroso, pero también el primer paso para superarlo. “No se trata de sanar sólo con una dieta o ejercicio, no es una cuestión de fuerza de voluntad. Se trata de curar los aspectos de la desconexión que crean sobrepeso”, comenta la autora.

Si eres parte del gran porcentaje de mujeres que se han puesto a dieta en numerosas ocasiones, quizás aún no te hayas preguntado qué le ocurre a tu cuerpo con ciertos alimentos, qué lo inflama y qué es lo que no procesa. Es importante desarrollar una escucha corporal para honrarlo y respetarlo. Pero además de la parte fisiológica, hay que atender la manera en que interpretas la vida, tus creencias, emociones y el modo en el que te proteges.

“La grasa es un mecanismo de defensa que desarrollamos ante una serie de factores que, aunque varían, tienen que ver con miedo, soledad, abuso, enojo o falta de límites. Por ello, antes de querer deshacerte de la grasa, agradece su función protectora, porque cuando falta algo a nivel emocional el cuerpo se ve obligado a compensar”, platica Orihuela.

QUÉ HACER PARA CERRAR LAS HERIDAS DEL PASADO Y QUITARSE LOS TRAUMAS

Los traumas, aunque hayan ocurrido hace tiempo, pueden seguir presentes y causar dolor a nuestra alma. Sin embargo, en la vida adulta el cuerpo puede engordar a causa de vacío o de situaciones que se han normalizado a nivel personal o social.

Los abusos físicos, emocionales y sexuales rompen nuestra capacidad de protección y esa es una causa típica de sobrepeso. Cuando no se curan pueden volverse patrones repetitivos en conductas con otros o propias. ¿Te has preguntado cómo te faltas al respeto? Tal vez hoy lo haces comiéndote lo que sientes o, bien, cargando con demasiadas responsabilidades o situaciones sin escucharte que ya no puedes más. Al respecto, la escritora opina: “Eso también es abuso. Es pasar por encima de una misma”. Atender a esa escucha nos ayudará no sólo con el peso físico, sino con las cargas que tenemos en todos los aspectos de nuestra vida, ya sea poniendo límites, saliendo de relaciones laborales o personales; en pocas palabras, recuperando nuestra propia autoridad.

QUÉ ES EL EQUILIBRIO HOLÍSTICO Y CÓMO LOGRARLO PARA AMAR A TU CUERPO

Y bien, ¿cómo podríamos trabajarlo? Estar sana es un tema integral. Si hay equilibrio interno, ya no habrán compensaciones a nivel externo. Por eso, perder peso es un proceso emocional que hay que curar antes de plantearse cualquier dieta. Hay que centrarse y encontrar la herramienta que a cada una le ayude a conectar con lo más profundo de su ser: psicoterapia, meditación, mindfulness, yoga, trabajo de trauma, psicoterapia corporal, entre otras opciones. Hay que encontrar el camino con el que cada una se sienta cómoda para encarar el tema.

¿EXISTE LA GORDOFOBIA?

Los problemas de autoestima corporal van más allá de una talla. “Yo era una gorda feliz, pero no veía lo que había detrás”, revela Anamar. Al respecto, señala que el control por el peso, incluso en la delgadez, provoca un desequilibrio. La fobia a la gordura es el juicio que se emite hacia las personas con sobrepeso sólo por el hecho de tenerlo (como si fuera su culpa). Pero un físico increíble, además de conllevar disciplina, puede acompañarse de críticas, rigidez y fobia a subir unos kilos, pues la dignidad y la autoestima sólo la tienes si estás fit.

¿QUÉ ES EL HAMBRE DE AFECTO?

Es cierto que la comida une, está en nuestra cultura, pero no debería ser la única manera de sentir amor. Existe una diferencia entre tener hambre y ganas de comer:

• El hambre afectiva surge al sentirte sola.

• Cuando es un acto compulsivo, los bocados son grandes y desesperados. No te fijas en la calidad de los alimentos.

• Los atracones casi siempre involucran azúcar y carbohidratos que representan alegría, confort y cariño.

• No es hambre si después de comer sientes culpa o incomodidad por los excesos.

En esta nota

  • Wellness

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Ranking

Más de Salud y Bienestar