Conoce la historia y el místico significado de las cartas del tarot

Las cartas del tarot son usadas menudo como medio de adivinación, ¿pero sabes cuál es su significado y su historia? Todo inició en Milán.

Por melissa

- 31/08/2021 03:55
null

Las cartas del tarot son usadas menudo como medio de adivinación, ¿pero sabes cuál es su significado y su historia? Todo inició en Milán.

Para las devotas del arte de las cartas del tarot, hay un viaje a Milán, donde surge su historia de más de 600 años.

Te interesa: Tarot: qué es la lectura de cartas y cómo aprender a hacerlo

¿Quién fue el creador de las cartas del tarot?

En su pequeño estudio en Milán, Osvaldo Menegazzi, de 89 años, crea sus propias versiones de las clásicas barajas de tarot desde los años setenta.

Estas están hechas de papel grueso y se tiñen a mano; los rostros parecen mirarte a lo largo de los siglos. De los incontables mazos de tarot que inundan el mercado cada año, los de Menegazzi, formalmente entrenado en las bellas artes, son únicos, sobre todo porque se sienten muy personales.

«Le carte parlano», suele decir. «Las cartas hablan». Él es una de las razones por las que los amantes del tarot, como yo, vienen a Milán.

A mediados del siglo XV, las familias Visconti y Sforza, gobernantes de Milán durante más de dos siglos, comisionaron a un artista local llamado Bonifacio Bembo para que ilustrara una baraja personalizada para ellos.

Con pintura al temple y luego adornado con hojas de oro y plata, el mazo Visconti-Sforza atestigua no solo el talento de Bembo, sino también el gusto refinado de las familias por el arte de bolsillo.

Foto: Getty Images

Los viajeros pueden ver 26 de las cartas que sobreviven en la Accademia Carrara, una academia de bellas artes y galería en Bérgamo.

En el espléndido castillo Sforzesco, con sus murallas de ladrillo, a principios del siglo XX se descubrieron unas cartas en el fondo de un pozo que datan de alrededor del año 1500.

Te puede interesar: Fiestas mágicas, tradiciones ancestrales

Las cartas del tarot que inspiraron el mazo Rider-Waite-Smith

Más cerca del centro de Milán, la galería de arte Pinacoteca di Brera alberga la baraja Sola Busca, terminada en 1491.

Considerada como la inspiración para el mazo Rider-Waite-Smith, un estándar dorado para los actuales usuarios de tarot, Sola Busca fue la primera baraja conocida en poner ilustraciones detalladas en las 78 tarjetas.

Estas cartas originales recuerdan una era de caballeros, escuderos y blasones familiares. Arnell Ando, una experta que dirige recorridos temáticos sobre el tarot por el norte de Italia, se deleita con estos paralelismos.

En su itinerario está el Palazzo Schifanoia, cerca de la ciudad de Ferrara, en la región de Emilia-Romaña, y en sus paredes abundan los símbolos astrológicos.

En la Toscana, la catedral de Siena presenta un piso cubierto de mosaicos con lo que parece el símbolo de la rueda de la fortuna.

Foto: Pexels

Te interesa: Los secretos de los psíquicos de las celebridades

¿Quiénes fueron los primeros en hacer lectura del tarot?

Piensa en el tarot de hoy día y puede que evoques imágenes de psíquicos fraudulentos, pero a fines de la Edad Media y principios del Renacimiento, antes de que la adivinación entrara en escena, los tarocchi fueron un medio nuevo e ideal para artistas y poetas.

Jugar con naipes acababa de ponerse de moda y los tarocchi eran distintivos: cada mazo de 78 tarjetas tenía cuatro palos: bastos, oros, espadas y copas, más 22 cartas especiales o trionfi (triunfos), con nombres evocativos como el Diablo, el Emperador y la Justicia.

Con sus ricas ilustraciones, encienden la imaginación mientras destilan verdades universales sobre la vida. Las cartas estaban llenas de emoción y magia.

Para aquellos que conocían las referencias, el tarot hablaba un idioma secreto que la Iglesia católica quería suprimir. En código, los artistas fueron capaces de incluir referencias a la alquimia, la astrología e incluso la cábala, una rama mística del judaísmo.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre la clarividencia

Foto: Pexels

No me sorprende que el tarot, con su belleza elocuente y su fusión sin esfuerzo de lo religioso con lo secular, sea una invención italiana de todo corazón.

Hay una urgencia en la manera en que se comunican las cartas (considera las ominosas figuras que se levantan de sus tumbas en la carta del Juicio, por ejemplo), como si no pudieran transmitir su mensaje lo bastante pronto. Más italiano imposible.

Comencé a estudiar el tarot a los 20 años, cuando formé parte de una escuela radical en Nueva York, llamada Brooklyn Fools. La razón por la que me enamoré del tarot entonces es la misma por la que la gente lo hizo hace 600 años: nos identifica.

Compartimos muchas de las mismas inquietudes que en los tiempos del Renacimiento: nos preocupamos por el dinero, nos rompen el corazón, nos preguntamos cómo hacer cambios para mejorar nuestras vidas.

Antes de irte: Curaciones angelicales o angeloterapia, ¿promesas divinas?

En esta nota

  • adivinación
  • astrología
  • astros
  • cartas del tarot
  • Horóscopo
  • tarot

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de