El invento del amor: el extraño origen de este sentimiento

¿Te has preguntado quién inventó el amor? Te compartimos la historia de este sentimiento, dónde y cuándo nació y el origen de San Valentín.

Por melissa

- 31/08/2021 03:59
null

¿Te has preguntado quién inventó el amor? Te compartimos la historia de este sentimiento, dónde y cuándo nació y el origen de San Valentín.

¿Quién inventó el amor?, un día lo amamos y al otro lo odiamos, según como nos trate, aunque siempre buscamos entenderlo:

Consultamos libros, devoramos películas, comparamos anécdotas, pedimos consejo… lo que sea con tal de saber cómo es.

Te interesa: San Valentín y #pandemia. Ideas para un romántico 14 de febrero en casa

Dónde y cuándo nació el amor (historia)

Así como cada pareja tiene su historia, buena o mala, el amor también tiene la suya. Y no hay mejor origen para el amor que el del viejo mito contado por Aristófanes en El banquete, de Platón (ese tratado del filósofo dedicado al amor).

Un mito al que Marce y José Luis, quienes debido a sus orígenes distintos, ella es mexicana y él español, han organizado una ceremonia doble, han hecho referencia en sus invitaciones a la fiesta, y que plantea más o menos lo siguiente…

Al principio, las personas éramos redondas, teníamos dos pares de brazos, cuatro piernas y dos rostros. No conocíamos el amor, pero sí éramos fuertes y poderosos, lo que un buen día nos llevó a querer escalar al cielo y apropiarnos del sitio que pertenecía a los dioses.

Éstos, preocupados, se reunieron para buscar una solución. No permitirían que les usurpáramos su espacio, aunque tampoco querían destruirnos.

Fue entonces que Júpiter tuvo la grandiosa idea de cortarnos en mitades: eso nos debilitaría y dejaríamos de suponer una amenaza.

Los dioses, entusiasmados, siguieron las instrucciones: cosieron a cada mitad por el ombligo, haciendo de éste la cicatriz imborrable de habernos convertido en seres incompletos. Y, una vez partidos, nos miramos unos a otros, nos reconocimos y esparcimos por el mundo, buscando siempre reencontrarnos.

Pero antes, los dioses, satisfechos, nos advirtieron a hombres y mujeres por igual: pobre de aquel que se atreviera a llevarle la contraria al amor, pues eso podría ganarnos volver a ser partidos en dos.

Es así que desde entonces somos seres sexuados, que se buscan de forma incesante para el encuentro, para fundirse en un abrazo, para hacer el amor y sentir que son uno solo otra vez.

Foto: Pexels

Te interesa: Extraños, amigos, amantes: Guía para entender el amor

Las grandes historias de amor (Quién inventó el amor)

Actualmente, los ingredientes más comunes de una buena historia de amor parecen ser el dolor, la pasión y la imposibilidad de estar juntos. ¿Será que nos aburren las historias sin complicaciones?

Tristán e Isolda

Lo suyo fue drama puro: Tristán, un huérfano acogido por su tío, el rey Marcos, tenía la misión de encontrarle una mujer a éste para desposar.

Al dar con ella, beben por error una poción de amor eterno, destinada a Isolda y su futuro esposo, y crece entre ellos un amor que les lleva a arriesgar sus vidas al grado de engañar al rey.

Por supuesto, son desterrados y castigados a una vida de dolor, que termina con la muerte de ambos.

Romeo y Julieta

Es, quizá, la historia de amor más popular de nuestros tiempos. Escrita por Shakespeare, cuenta la tragedia de los amantes de Verona. Sus familias se oponen a su amor, pero ellos tratan de huir juntos.

Para lograrlo, Julieta finge estar muerta y, al verla así, Romeo lo cree y se mata. Ella despierta con su amante muerto a sus pies y opta por suicidarse también.

Te interesa: Amor: lo que revela la ciencia sobre el flechazo de Cupido

Quién inventó el amor y el origen de San Valentín

San Valentín, conocido por todos como el patrón del amor tiene un origen muy curioso: vivió como sacerdote en la época del emperador romano Claudio II.

Éste, para conseguir más soldados para su ejército, prohibió a los jóvenes casarse, y San Valentín, desobedeciendo, casaba a las parejas en secreto por el ritual de la Iglesia.

Eso sí, antes que San Valentín, también hubo una celebración pagana de la fertilidad. ¿Acaso pensabas que festejar el 14 de febrero era un invento reciente?

Foto: Pexels

Te interesa: La escandalosa historia del Día de San Valentín

Cómo es el amor (Quién inventó el amor)

Irónicamente, veinticinco siglos después, pareciera que estamos completamente perdidos: buscándonos con las mismas ganas, pero sin encontrarnos…

Nos consume saber por qué cuesta tanto trabajo mantenernos en una buena relación, por qué el amor suele estar rodeado de peligros, sospechas, distanciamientos y frustraciones; si acaso hemos desobedecido a los dioses, de ser así, cómo y cuándo hemos contrariado al amor.

Y es que, en nuestros días, los ingredientes más comunes de una buena historia de amor parecen ser el dolor, la pasión y la imposibilidad de estar juntos.

¿De qué otro modo podría explicarse que Romeo y Julieta , escrita hace siglos, aún se mantenga como uno de los mejores ejemplos de amor romántico?

Son ese tipo de historias las que nos emocionan, nos hacen llorar y sentirnos vivos, pero que conviene analizar con cuidado.

Resulta curioso que los amores felices no tengan historia, o que incluso solamos tildarlas de aburridas.

De pronto, lo que nos atrae del amor no es conseguirlo, sino sufrir por él. La intensidad de la pasión lo mide y a la vez lo condena. Y el significado de la pasión, no lo olvidemos, es el sufrimiento.

Tipos de amor

Es en el siglo doce cuando aparece este tipo de amor: “el amor cortés”, y es entonces cuando el adulterio empieza a erigirse como algo deseable, y la pasión y el matrimonio se excluyen.

Antes, el matrimonio era algo definido desde lo sagrado, lo económico o la unión social, no por elección personal.

Un concepto de amor que surge con mucha fuerza y se representa a la perfección en el mito de Tristán e Isolda.

Pero ahora, nuestra idea de felicidad rápida, casi consumible, de lo nuevo, interfiere con la idea de felicidad en una relación.

Nos empuja a búsquedas sin final donde lo deseable no es construir una vida juntos, sino perseguir a un amante que se nos escapa, que siempre nos reta.

En el matrimonio, el reto pierde su atractivo, pues ya no hay nada que perseguir, ¿o sí?

Foto: Pexels

Retos del amor (Quién inventó el amor)

¿Cómo puede entonces una pareja ser feliz, sin modelos, sin caminos trazados? De algún modo, parece que Marce y José Luis lo han conseguido. Culturas distintas, países lejanos y otros obstáculos no han podido con ellos.

José Luis, que prometía ser el soltero eterno, ha sorprendido a su familia con la noticia de la boda.

Pensé que nunca me iba a casar y me daba pereza pensar en la organización de una boda… y mira, ¡ahora llevamos dos!”.

¿Podrán ser felices viviendo un amor construido con lenguajes de guerra, con un dios armado de arco, flechas y dardos de amor que producen heridas? ¿Habrán pasado la batalla de la conquista, el asedio de la seducción, la persecución, y vencido sus defensas? ¿Es una rendición lo que deseamos, lo que buscamos en el amor? ¿Es perder todas las batallas lo mismo que ganar la guerra?

Ésa es la historia que Marce y José Luis tendrán que empezar a construir. Pero ojo, no se trata de decir:

Y vivieron felices y comieron perdices” al término de la boda, sino de entender que es, superando los obstáculos, cuando empieza otra etapa del amor, también atractiva y deseable.

En sus propias palabras: ‘Cada día, semana y mes han tenido su momento jocoso, interesante y divertido, aunque también de compartir momentos difíciles. Nuestra relación ha mejorado con el tiempo y el compromiso’”.

Quizá si recordamos que nuestras diferencias nos complementan podemos crear una vida común distinta, entender que no es una renuncia, pero sí una elección, un paso adelante y un nuevo equilibrio con los dioses.

Porque los dioses nos dieron el amor deseado, y nosotros debemos obedecerles y ser felices.

¿Amor sin sexo o sexo sin amor?

¡Pero qué clase de elección es ésa! El amor sólo puede existir dentro del contexto de los deseos, de la atracción sexual (y sexuada) de dos personas.

Platón se preguntó por el amor y su respuesta era el sexo, no como actividad sino como aquello que somos: hombres y mujeres que se buscan, se desean y propician el encuentro.

Antes de irte: 10 propósitos para tu vida amorosa que realmente querrás cumplir en 2021

En esta nota

  • amor
  • Cupido
  • Día de San Valentin
  • Quién inventó el amor
  • san valentín

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de