Hablemos sobre el regreso de la novela romántica en tiempos del ‘streaming’

Bridgerton es un parteaguas para ver cómo se ha incorporado la novela romántica a la modernidad. Entrevistamos al crítico literario Adán Ramírez-Serret sobre esto.

Por reginab

- 31/08/2021 03:58
null

Bridgerton es un parteaguas para ver cómo se ha incorporado la novela romántica a la modernidad. Entrevistamos al crítico literario Adán Ramírez-Serret sobre esto.

Bridgerton es la serie del momento en Netflix y ya anunció su segunda temporada. Muchas mujeres han comprado las novelas de Julia Quinn en las que se basa la serie de Shonda Rhimes. Pero si tu nueva obsesión es la burguesía del siglo XVIII en Inglaterra, tienes que adentrarte en el mundo literario de la época.

Por Gabriella Morales-Casas

#ElPrincipado. Novelas fantásticas en contextos  históricos

Los servicios de cable y streaming están colmados de series históricas basadas en los grandes reinados de Inglaterra, España, Francia y Rusia. La realeza, el drama histórico y sus licencias narrativas nos tienen en vilo… Pero hay una vertiente de ficción que también ha tomado relevancia y es la novela fantástica totalmente inventada, pero que sucede en contextos históricos.

Tal es el caso de Cross Stitch, la novela de 1991 de Diana Galbaldón que dio inicio a la saga de 14 episodios en los que se basó la serie de Starzplay The Outlander.

The Handmaid’s Tale, serie de AMC lanzada en 2018 basada en una novela de la candiense Margaret Atwood. Cuenta la historia distópica de la colonia británica de Nueva Inglaterra.

Y por supuesto, la nueva obsesión de todas nosotras, Bridgerton. Una novela de 1994 de Julia Quinn que ocurre en Londres a principios del siglo XIX, que este año se estrenó como producción original de Netflix.

Te puede interesar: Regencycore: cómo llevar la nueva tendencia de moda que trajo ‘Bridgerton’
(Foto: Neftlix)

Las obras de autoras americanas obsesionadas con Inglaterra

Lo curioso es que estas tres últimas novelas convertidas en series son de autoras americanas obsesionadas con la historia de “la madre patria” —que en su caso es Inglaterra—. Por eso es preciso que conozcas a los maestros de la novela que vivieron esa época y para nuestra suerte las dejaron plasmadas en grandes clásicos literarios.

¿Sabías que la novela es un género que se creó exclusivamente para las mujeres? Y también te parecerá interesante saber que nosotras seguimos siendo las mayores consumidoras no solo de narrativa, sino de prácticamente todo el mundo editorial.

Para ello convocamos al crítico literario (no te espantes con el término, es un gran conocedor, joven y divertido, que hace la literatura cercana) Adán Ramírez-Serret, quien en febrero ofrecerá una masterclass sobre Jane Austen y su obra maestra “Orgullo y Prejuicio” en IG. Justo la clase de obra que necesitas en tu vida si eres fan de Bridgerton.

Lee: Las 10 mejores series de 2020 según el AFI (y sí «Bridgerton» está en la lista)
La inolvidable Jane Austen

Adán, ¿es cierto que las novelas eran para las mujeres?

Sí. Muy cierto. La iniciadora de la novela moderna es El Quijote de Miguel de Cervantes, esto es importante porque él despreciaba a su Quijote y murió pensando que iba a trascender con su libro de poesía Viaje al Parnaso, que es casi imposible de leer por el lenguaje tan elevado. Pero, ¿por qué despreciaba a su hoy obra magna? Porque lo leían las señoras y hasta existe una anécdota escrita de que cuando Cervantes paseaba por la calle escuchó a un narrador leyendo su novela a un grupo de señoras que estaban atacadas de risa. Estamos hablando del siglo XVII —se publicó entre 1612 y 1620— y es curioso que la madre del género literario que es la novela no nació como “alta literatura”.

¿Entonces los autores escribían deliberadamente para chicas?

A partir del Siglo XVIII sí; el ciclo de la novela parte de 1606 y 1615 con Cervantes, que es el creador del género, luego saldrán más autores. Pero es Samuel Richardson el primer escritor en abordar la novela desde la perspectiva de un personaje femenino. Escribe Pamela o la Virtud y Clarissa, por lo tanto lo podemos considerar el fundador de la novela tal como la conocemos y a la que se le denomina novela rosa, porque iba enfocada a las mujeres como una literatura aleccionadora. ¡Desde el título lo notas!, ya está hablando de la virtud de Pamela y de lo que no debes hacer o lo que te va a pasar si te portas “mal”.

¿Quiénes fueron las primeras mujeres en escribir sobre mujeres?

La genial Jane Austen, quien fue una una maravillosa escritora que retrata esta vida burguesa desde la voz de una mujer. Antes de ella solo publicaban hombres. Sus obras Orgullo y Prejuicio y Emma por mencionar a las más famosas, son el gran triunfo femenino de la novela. Después vendrá Emily Brönte con Cumbres Borrascosas y Anne, su hermana, Brönte con Mujercitas. Hablamos de tres autoras contestatarias en su naturaleza, no conformes con su rol porque lo cuestionan con una narrativa exquisita.

Y si la novela era para mujeres, ¿por qué las novelas más importantes siguen siendo las que escribieron los hombres?

Los grandes novelistas de todos los tiempos son Stendhal, Balzac, Dickens, Flaubert, Tolstoi y Dostoievski por sus plumas prodigiosas, pero tomemos en cuenta que todavía en el siglo XIX la novela era considerada un género barato ante el surgimiento del capitalismo, la creación de la clase media y el ascenso de la clase burguesa. Ellos se convirtieron en nuevos consumidores que hicieron a la novela popular y por primera vez el escritor vivió de sus ventas, no de un mecenas que lo patrocinara mientras escribía para deleite de la corte… por ello el desdén.

¡Pero muchas de estas novelas clásicas hablan sobre mujeres!

Así es: Ana Karenina de Tolstoi es una historia de amor e infidelidad en medio de la guerra; Madame Bovary de Flaubert incluso ha sido criticada en tiempos recientes por su visión sesgada y machista hacia las mujeres. En España, Leopoldo Alas ‘Clarín’ escribió La Regenta y al mismo tiempo en Latinoamérica el novelista colombiano Jorge Isaac escribió María y todas hablan sobre la vida de una mujer disoluta.

Te puede interesar: Las mejores frases y obras de Virginia Woolf, a 139 años de su nacimiento

¿Qué periodo artístico es el del siglo XIX?

El Romanticismo. Comenzó a finales del siglo XVIII y hasta la mitad del siglo XIX cuando sucede la ruptura con el realismo, que intentaba representar a una sociedad con su forma más decadente, y el romanticismo no porque es la fuerza del sentimiento. En esta grieta surgió en Francia Georges Sand, el alter ego que adoptó Amantine Lucile Aurore Dupinera (novia del músico Chopin) que usaba un seudónimo para escribir y se vestía como hombre para ser respetable en los círculos literarios. Su obra es amplísima y muy renombrada; Dostoievski decía que quería ser escritor para emular a Georges Sands. Hablamos de la época del Romanticismo en el que las mujeres que escribían no podían hacerlo y las pocas que lo hicieron fueron valoradas muchas décadas después.

¿En qué se diferencia la novela de entonces con las que leemos hoy, tipo Bridgerton?

Parecen géneros nuevos, pero no lo son. Habrá que juzgarlas por su calidad literaria (narrativa y estética, estructura, etcétera), pero sabemos si una novela se convierte en clásico porque así lo decide el tiempo. No es justo juzgarlas ahora, sobre todo en la literatura de habla inglesa que se ordena a partir de las ventas. Lo que nunca debemos de perder de vista es que hacer una novela tiene uno y solo un fin: entretener. En esencia es lo que busca Alejandro Dumas con Los Tres Mosqueteros, que hoy ya es un clásico.

Muchos (y muchas) novelistas de talla desdeñan a las novelas para mujeres o incluso a autoras como Isabel Allende o Danielle Steele. ¿Qué piensas de eso?

Es una más de las situaciones creadas para dividir a las mujeres… Una de las escritoras más leídas y laureadas del momento actual es la argentina Mariana Enríquez que escribe novela negra y que tiene una gran relación con Isabel Allende. Si lees a Corín Tellado (un clásico de Vanidades), a Emily Brönte o a Laura Esquivel siempre verás a un autor o lector purista con recelo hacia ellos. Les incomoda la popularidad y es lo que llamo ‘la misoginia de la literatura’, que también ataca a los hombres: para el modelo de ‘macho alfa’ es antiviral leer novelas románticas tanto como tener sentimientos y llorar.

¿Las chicas somos mejores lectoras?

La mujer lee sin prejuicio y por eso quien tiene un criterio grande de lectura son ustedes. El novelista Andrés Neumann dice que los hombres somos “lectores específicos”, o sea que nos gusta leer sobre política, novela policiaca, libros vulgares y textos machistas. Una mujer lee a (Charles) Bukowski y a (Julio) Cortázar, pero también a Mastretta o a la autora de Bridgerton (Julia Quinn) y además ve la serie y no le interesa lo que piensen los demás. El lector tiene la última palabra y las mujeres siguen siendo las mayores consumidoras de libros en el mundo como lo eran hace dos siglos.

Recomendado: Obras de las únicas 16 mujeres ganadoras del Premio Nobel de Literatura que debes leer

¿Y qué hay de las novelas para pasar el rato, tipo el “mommy porn” de Las 50 sombras de Grey?

Que está bien. Si una novela busca solo entretenerte en un vuelo no habría que ‘satanizarla’, está escrita para eso y si logra su cometido es maravilloso. Así nacieron así el género policiaco y el mismo Quijote por muy provocador que parezca, y de ahí viene el Ulises de James Joyce, por ejemplo… La novela se ha transformado pero no deja de divertir.

¿Y qué opinas de que se vuelvan series?

¡Maravilloso! Así más gente se acerca a la novela. Ricardo Piglia (fallecido escritor y ensayista argentino) decía que cuando un género se transforma es cuando adquiere estatus, y entonces nos empezamos a confundir. Esta analogía es perfecta en la literatura tanto como en la TV: desde los 60 hasta bien entrados los 90, las series de televisión no tenían ninguna pretensión más que entretener, eran “baratas series sin valor artístico». Pero cuando nace HBO, Showtime y ahora Netflix y Amazon Prime y salen Los Sopranos, Breaking Bad, y Boardwalk Empire y The Crown, ahora hasta Martin Scorsese las produce y las dirige porque ya se han transformado en obras maestras. Eso le pasa a la novela. Por eso considero que no se debe despreciar un libro nada más por su naturaleza.

Adán Ramírez Serret. Crítico Literario, @adanserret. Denise Maerker miércoles Sección de Libros en “Atando Cabos”. Columnista del El Sur, de Guerrero, en Opinión.
RECOMENDADO:

¡Romance en «Bridgerton»! ¿Regé-Jean Page sale con Phoebe Dynevor?

Así se filmaron las candentes escenas de sexo de «Bridgerton»

En esta nota

  • Bridgerton
  • literatura
  • literatura para mujeres
  • mujeres escritoras
  • Netflix
  • novela romántica
  • series

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de