La psicología de la ropa

Por vanidades

- 19/08/2021 09:57
null

Lo que revela el look. De acuerdo con los expertos en comunicación, éste habla por nosotras

Dicen que «el hábito no hace al monje» y que, aunque la forma como vestimos puede sugerir ciertos aspectos de nuestra personalidad, los colores, estilos y accesorios que usamos nada tienen que ver con nuestro carácter, ni muestran quiénes somos como persona. Sin embargo, muchos en el campo de la salud mental que se especializan en la psicología de la ropa -una rama que «lee» el mensaje implícito en cada detalle de nuestro look– no están de acuerdo con esta idea. Para ellos, lo que eliges llevar para cubrir, realzar o adornar tu cuerpo revela mucho más de lo que supones.

Donna Sozio, por ejemplo, lo primero que mira de un hombre es su calzado. «Las personas elegimos nuestro calzado; es un reflejo de quienes somos», explica la autora de Never Trust a Man in Alligator Loafers (Nunca confíes en un hombre que usa mocasines de piel de cocodrilo), un manual de 240 páginas sobre el arte de decodificar el calzado. ¿El mensaje del libro, de acuerdo con Donna? «La base del libro es que solo podemos amar a los demás en la medida que nos amamos a nosotros mismos, y los zapatos que usa son un buen indicador de cuánto se ama una persona».

Muchas personas alzan la ceja, figurativamente, ante este tipo de aseveración, catalogándola de psicología pop o, las más tajantes, de simple charlatanería. Sin embargo, vale la pena tomar en cuenta lo que señalan los expertos en el campo de la comunicación: el 65 por ciento de los mensajes que les trasmitimos a los demás no son verbales; en otras palabras, se basan en los gestos, la expresión y la apariencia física. Sarah Whittaker, conocida como The Wardrobe Shrink, que se traduce como «la sicóloga de la ropa», ofrece un servicio de consultoría a las personas que desean manejar la imagen que proyectan de una forma más efectiva. Para ello, Whittaker utiliza cinco «herramientas»: tipo de ropa, forma y textura, acabado y detalle, sicología del color y accesorios.

De acuerdo con su teoría, «cada pieza que llevas puesta es una palabra que revela algo de ti. Toda persona crea un lenguaje de la ropa que nace de sus experiencias y de sus influencias». Y agrega algo que ha llevado a mucha gente a solicitar su ayuda: «sin darse cuenta, las personas pueden expresar a través de su look justo lo que no quieren confesar de sí mismas. Es por eso que las que tratan de reinventarse acaban con una nueva imagen, pero siguen emitiendo las mismas señales».

¿Qué mensajes trasmites? ¿Estás enviando uno equivocado, sólo por seguir la moda? ¿Es tu look exterior congruente con tu carácter, tus valores y tus metas? Es importante saberlo, ya que de esta forma puedes controlar la imagen que proyectas. No se trata de anular tu verdadera personalidad, sino de conocer el lenguaje de la ropa -lo que dice tu look– para adaptarlo a la ocasión.

De acuerdo con SixWise.com, esto es lo que la ropa que eliges revela de ti si vistes.

De marca. Si todo lo que llevas puesto -desde la ropa y el bolso hasta los lentes de sol- es de diseñadores famosos, los demás pueden verte como una persona exitosa y selectiva… pero quizás también como materialista o insegura; alguien que intenta sobrecompensar con su ropa.

De forma provocativa. Quizás siempre llevas la falda más corta, la blusa más ajustada o el escote más «generoso», porque te parece natural y divertido. Pero ojo: muchos ven este look como una señal de inseguridad y un intento de llamar la atención solamente por el físico, lo cual sugiere que es lo único que hay para ofrecer.

Elegante-informal. Vale aclarar que informal no significa descuidada. La persona que incluso en un ambiente profesional se viste de una manera elegante, sin estar demasiado consciente del estatus, se revela como alguien flexible y segura de sí misma.

Muy llamativa. El bolso azul eléctrico, los lentes rojo encendido, las cadenas que anuncian tu llegada, el vestido cargado de brillo… delatan a la persona que desea separarse «del montón» y ser vista como un ser sui géneris.

Muy apagada. Si siempre optas por los tonos neutros, el look clásico y los accesorios minimalistas, das la impresión de ser una persona retraída, que desea pasar inadvertida.

Informal. Si solo usas jeans, camisetas, sandalias o zapatos tenis, puedes parecer alguien sin personalidad definida, o unidimensional; en otras palabras: poco versátil.

Deportiva. Aquellas que siempre visten la ropa de ir al gimnasio, incluso para ir al supermercado o a una cita con el médico, corren el peligro de ser vistas como inmaduras o descuidadas.

MANEJA TU IMAGEN

Si deseas «hablar» con fluidez el lenguaje de la ropa, sigue el consejo de los expertos en la sicología del vestuario.

1. Conoce tu figura, tanto sus puntos fuertes como los débiles, y selecciona piezas que realcen los primeros.

2. No temas mostrar tu personalidad a través del color, el estilo y los accesorios. Sin embargo, también es importante tomar en cuenta la ocasión y el mensaje que deseas trasmitir. Si vas a aplicar para un empleo en un banco, no querrás verte extravagante o informal, aunque esa sea tu personalidad fuera de horas de trabajo.

3. Usa sólo aquella ropa que te hace sentir bien. Desecha o regala la que esté cargada de connotaciones negativas, como la blusa que usaste el día de tu divorcio.


Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de