Los escandalosos casos de racismo dentro de la realeza

Casos de racismo en la realeza, un terrible defecto que aún corre por las venas de sangre azul de algunos miembros de la corona.

Por melissa

- 31/08/2021 04:07
null

Conoce los casos de racismo en la realeza que han dado de qué hablar, un terrible defecto que aún corre por las venas de sangre azul de algunos miembros de la corona.

En su obsesión por conservar “intacto” el linaje de las monarquías europeas, el racismo en la realeza se ha hecho presente en algunos integrantes de las casas reales que han caído en prácticas discriminatorias y racistas.

Lo cierto es que, en un mundo cada vez más globalizado, resulta más y más difícil aferrarse al concepto de “pureza de sangre”, tan arraigado entre los royals.

Por fortuna, cada vez son más quienes apuestan hacia la modernidad eligiendo casarse por amor sin importar el origen étnico, cultural, religioso y social de sus parejas.

A continuación algunos casos en los que la realeza europea ha pecado de racista.

Racismo en la realeza

PRINCESA DE KENT

El 20 de diciembre de 2017, Meghan Markle acudió por primera vez a un evento oficial de la familia real británica, el tradicional almuerzo navideño que todos los años se lleva a cabo en el Palacio de Buckingham.

Al evento asistieron más de 50 invitados, sin embargo, buena parte de la cobertura de los medios se centró en el prendedor que llevaba puesto en el abrigo María Cristina de Reibnitz, esposa del príncipe Michael de Kent (primo hermano de la reina Isabel II de Inglaterra).

Te interesa: ‘Los animales no tienen derechos’, princesa Michael de Kent

Fue sumamente criticado por considerarlo inapropiado para la ocasión por su referencia racial.

Foto: Getty Images

El prendedor representa el busto de un hombre negro con una corona adornada con coloridas piedras preciosas que para algunos resulta de muy mal gusto, pues hace referencia a la época de la esclavitud.

Es muy probable que este desafortunado incidente quedara inadvertido de no ser por el pasado de la familia de Marie Christine von Reibnitz, cuyo padre sirvió en las fuerzas SS nazis, y debido a que durante una cena en un restaurante de Nueva York, ella se dirigió de manera discriminatoria y despectiva hacia una pareja de comensales de origen afroamericano.

PRÍNCIPE HARRY Y MEGHAN MARKLE

Tras hacerse oficial el noviazgo entre el príncipe Harry y la actriz estadounidense se suscitaron todo tipo de reacciones en las redes.

Desde quienes se congratulaban de que un miembro de una de las casas reales más conservadoras de Europa se atreviera a romper esquemas en nombre del amor, hasta quienes se le fueron a la yugular con toda una sarta de comentarios negativos y profundamente racistas.

Tales reacciones no sólo vinieron por parte de quienes se esconden detrás de las redes sociales, sino también de reconocidos medios de comunicación, que pusieron el grito en el cielo atacando a la actriz por su nacionalidad y su origen racial.

El Daily Mail expresó a través de un tuit: «Casarte con la realeza no te otorga el derecho al trono. Gracias a DIOS».

The Spectator publicó. «Obviamente, hace 70 años, Meghan Markle habría sido el tipo de mujer que el príncipe habría tenido de amante, no de esposa».

Mientras que el periódico The Sun no dudó en sacar a la luz un extenso artículo resaltando la elegancia de la duquesa de Cambridge en comparación al estilo más simple y relajado de Markle.

Foto: Getty Images

Harry indignado contra los ataques racistas a Meghan

La indignación del príncipe Harry fue tal que lanzó un comunicado para confirmar su relación, y pedir a los medios de comunicación que pararan la cobertura racista que estaban haciendo en relación a la noticia.

Por su parte, Meghan se ha conducido con mucha dignidad en torno al asunto, pues no es la primera vez que es víctima de agresiones raciales.

Confiesa no leer nada de lo que se publica sobre ella, ni siquiera lo relacionado con la serie de televisión Suits, de la que formaba parte.

Y cada que puede expresa sentirse orgullosa de sus orígenes poniendo especial énfasis en lo que implica tener sangre afroamericana, en una sociedad tan llena de prejuicios sobre todo en la industria del cine y la televisión.

Te interesa:

Meghan Markle cuenta que sus hijos ‘correrían peligro por el color de su piel’

Harry con Oprah Winfrey: sobre cómo se sintió ‘amenazado’

MARÍA TERESA DE AUSTRIA Y LA PRINCESA MARIE ANNE

De acuerdo con algunos historiadores, meses después de su matrimonio en 1660, el rey Luis XIV de Francia (1638-1715) perdió el interés por su esposa, la reina María Teresa de Austria (1638-1683), a quien no le quedó de otra que sobreponerse a las infidelidades del rey.

Un día, el duque de Beaufort, almirante de la Marina francesa y primo del rey, le regaló a la reina un joven esclavo negro que trajo consigo de uno de sus viajes.

Bautizado bajo el nombre de Nabo, a partir de ese momento se convirtió en el fiel acompañante de la reina en una época en la que estaba de moda entre la alta sociedad tener un sirviente de color.

Cuenta la leyenda que durante uno de los embarazos de la reina, Nabo fue encontrado muerto sin causa aparente.

El 16 de noviembre de 1664 la reina María Teresa dio a luz a una pequeña niña negra, la princesa Marie Anne. La noticia dejó sin aliento a todos los que presenciaron el parto.

De inmediato los doctores explicaron que el color de piel de la infanta podría deberse a la alimentación de la reina durante el embarazo, al clima o a que probablemente le había faltado oxígeno al nacer.

Lo cierto es que la bebé falleció a los 48 días de nacida. Evidentemente, todo indicaba que el papá de la niña era Nabo y por el color de su piel era imposible hacerla pasar como hija natural del rey Sol.

La noticia impactó no porque la reina le hubiera sido infiel al rey, sino por haberlo hecho con un hombre negro, en una época en la que las personas de raza negra no podían ser otra cosa que esclavos.

LA REINA VICTORIA Y ABDUL KARIM (Uno de los primeros casos de racismo en la realeza)

De acuerdo con el libro Victoria & Abdul: The True Story of the Queen’s Closest Confidant, escrito por la periodista Shrabani Basu, para celebrar sus 50 años de monarquía, la reina Victoria (1819-1901) solicitó que le fueran enviados dos criados hindúes para que ayudaran a servir a los jefes de Estado el banquete que se llevaría a cabo como parte de la celebración de su jubileo de oro.

Fue así como Abdul Karim, quien era originario de la ciudad de Agra, fue elegido y presentado ante la reina como un “regalo” por su aniversario número 50 al frente de la Corona británica.

Poco después de las fiestas del jubileo, mientras se encontraba de vacaciones en Osborne House, la casa de verano que tenía en la isla de Wight, la reina comenzó a interesarse cada vez más en su nuevo sirviente luego de que éste le cocinara un delicioso pollo al curry, un platillo tradicional de la India.

Interesada en aprender cada vez más sobre la cultura de este país, le pidió a Karim que le enseñara a hablar urdu. Fue así como fue ascendido de sirviente a “munshi”, una palabra hindú-urdu que significa “maestro” y le fue concedido el título de “Munshi o escribano indio de la reina emperatriz”.

Con el paso del tiempo, Karim se fue ganando el afecto de la reina Victoria hasta convertirse en su hombre de confianza, cubriendo el vacío que había dejado la muerte de Mr. John Brown (1826-1883), hasta entonces la persona más cercana a la soberana británica desde que su esposo, el príncipe Albert, perdiera la vida en 1861.

Escándalo de racismo en la realeza

Pero si en su momento los miembros de la corte criticaron la cercanía de Brown con la reina, por ser su sirviente, consideraban que su relación con Karim era mucho peor, pues no sólo lo encontraban indigno por su condición social sino también inferior por su origen racial.

Cabe decir que desde su llegada al Palacio de Buckingham, nadie vio con buenos ojos que siendo un sirviente de piel oscura compartiera el mismo nivel que el resto de los ayudantes blancos.

El hecho de que comiera en la misma mesa que ellos y participara en todas sus actividades era totalmente inaudito.

No conforme con las críticas que recibía de parte de sus allegados, la reina Victoria lo hizo su secretario particular.

Foto: Getty Images

Intrigas en contra de Karim (Racismo en la realeza)

El nombramiento dejó atónitos a sus colaboradores y a los miembros de la familia real, pues consideraban incorrecto el trato preferencial que la reina le daba a Karim.

Criticaban el hecho de que estuviera presente en todas las recepciones reales, que acompañara a la soberana durante sus viajes por Europa, que le fuera concedido un carruaje privado, que lo llevara a la ópera, que le regalara una casa en los alrededores del Palacio de Buckingham (donde le fue permitido vivir con su esposa), una propiedad en la India y tuviera consideraciones especiales con sus familiares.

Como era de esperarse, Abdul Karim fue blanco de cientos de intrigas que tenían por objeto desvirtuarlo frente a la reina.

Sin embargo, ninguna de ellas logró hacer eco en la soberana, quien sabía que todo se reducía a una serie de prejuicios raciales y de clase de parte de quienes formaban su círculo más cercano.

Entre otras cosas se decía que Karim le había mentido a la reina, pues era hijo de un boticario y no de un asistente de hospital de la India como éste le había hecho creer, lo que lo hacía indigno para desempeñar el papel del secretario de Su Majestad.

Tras la muerte de la soberana en 1901, el príncipe Edward respetó la última voluntad de su madre al permitir que Karim formara parte del cortejo fúnebre, y dejando que éste fuera la última persona que pudiera despedirse de la reina antes de cerrar el ataúd.

Eliminan todo rastro de Karim de la vida de la reina Victoria

No obstante, tras ser coronado como Edward VII, envió a la guardia real a la casa de Karim para que destruyeran toda la correspondencia que hubiera entre la reina y su secretario.

Tampoco se tocó el corazón para desalojarlo de la casa que le había regalado la reina ni para deportarlo de regreso a la India.

De igual manera, la princesa Beatrice borró toda referencia que la reina hubiera escrito sobre Karim de sus diarios privados.

Karim regresó a su natal India a la finca que la reina le había regalado, donde murió a los 46 años.

ALBERTO DE MÓNACO Y NICOLE COSTE (Racismo en la realeza)

Antes de casarse con Charlene Wittstock, el entonces príncipe Alberto de Mónaco tuvo una relación sentimental con Nicole Coste, una sobrecargo de la línea aérea Air France originaria de Togo, África, a quien conoció durante un vuelo comercial de Niza a París.

Tras vivir un romance de seis años y cuando la relación estaba en las últimas, Nicole descubrió que estaba embarazada.

Meses más tarde nació Alexandre Stéphane, quien fue reconocido por Alberto 22 meses después, no sin antes practicarle las respectivas pruebas de ADN.

A partir de entonces, el príncipe se hizo cargo de su manutención, y le otorgó el apellido Grimaldi.

Durante sus años de noviazgo, Coste contó haber coincidido con el rey Rainiero durante un evento oficial al que la llevó el príncipe quien, dice, se mostró bastante frío al conocerla.

Recuerda que, casi inmediatamente después, el príncipe Alberto le pidió que lo mejor era permanecer como amigos, dándole a entender que no había contado con la aprobación de su padre por sus orígenes étnicos.

Foto: Getty Images

En ese sentido, la noticia del bebé conmocionó al mundo entero frente a la posibilidad de que el heredero de la casa Grimaldi pudiera ser un niño con rasgos africanos. Pero rápidamente los abogados de los Grimaldi salieron a aclarar que:

«Alexandre Eric Stéphane, nacido el 24 de agosto de 2003 en París, llevará el apellido Grimaldi, pero la Constitución de Mónaco precisa que heredarán el trono los descendientes directos y legítimos, es decir, salidos de un matrimonio civil y católico«.

Desde entonces se sabe que Alexandre no tendrá derecho al trono, aunque el día que Alberto falte sí podrá disputarse su fortuna con el resto de sus hermanos.

El racismo en la realeza británica

LADY DIANA Y DODI AL FAYED

Tras su separación del príncipe Charles, Lady Diana (1961-1997) tuvo dos relaciones amorosas que escandalizaron más de lo normal, por tratarse de dos hombres que poco se ajustaban a lo que de manera implícita se exige entre las altas esferas de la aristocracia europea.

Por un lado, el cirujano Hasnat Khan, de origen pakistaní, y por el otro, el magnate Dodi Fayed, ambos con un bagaje cultural y étnico tan opuesto al del resto de la familia real, que de inmediato se convirtieron en blanco de ataques racistas.

En el caso de Khan, todo indica que se dio cuenta a tiempo de lo que significaba relacionarse con la ex esposa del heredero a la Corona británica, por lo que rápidamente puso fin a la “amistad” que tenía con Diana.

Con Al Fayed las cosas fueron diferentes y hay quien sostiene que su muerte fue la culminación de un plan maestro que buscaba impedir, a como diera lugar, la posibilidad de que el heredero de la Corona tuviera un padrastro musulmán de origen egipcio.

Foto: Getty Images

La muerte de Lady Di como un acto de racismo en la realeza

De acuerdo con el magnate Mohamed Al Fayed, padre de Dodi, Lady Diana se encontraba esperando un bebé de su hijo y ambos tenían planeado contraer matrimonio e instalarse en París.

Pero, siempre según Mohamed Al Fayed, sus planes se oponían a los intereses de la casa real británica, encabezada por “el más siniestro de todos sus miembros”, el príncipe Felipe de Edimburgo, a quien no bajaba de nazi y racista.

En su momento también arremetió en contra del príncipe Carlos, señalándolo como posible culpable pues a éste le convenía enviudar y tener el camino libre para poder casarse con Camilla.

Al Fayed basa sus argumentos en una confesión que le hiciera Diana durante las vacaciones que compartieron en julio de 1997 en el sur de Francia.

Al parecer, Lady Di temía por su vida y estaba segura de que el príncipe Felipe y el príncipe Carlos querían deshacerse de ella.

El pleito entre Al Fayed y la familia real venía de tiempo atrás, cuando siendo uno de los hombres más ricos de Inglaterra nunca fue aceptado por la clase alta británica, pues en sus palabras, «son profundamente racistas«.

Te interesa: 22 cosas que no sabías de la muerte de Lady Di

Otro caso de racismo en la realeza

PRINCESA ÁNGELA DE LIECHTENSTEIN

Hasta el momento Ángela de Liechtenstein es la única princesa de origen afroamericano que reina en una dinastía europea.

Ángela Brown, como se le conocía antes de contraer matrimonio con el príncipe Maximilian de Liechtenstein, nació en Bocas del Toro, Panamá, aunque fue criada en Nueva York, donde se convirtió en una afamada diseñadora de modas.

En 1997 conoció al príncipe Maximilian, quien en ese entonces trabajaba en la ciudad de los rascacielos para Chase Capital Partners. Tras dos años de noviazgo, la pareja anunció su compromiso matrimonial.

Las reacciones de la prensa europea no se hicieron esperar poniendo especial énfasis en el origen étnico de la futura esposa del príncipe.

Y aunque la unión recibió comentarios negativos de parte de algunos miembros de la familia real, la boda se llevó a cabo el 29 de enero de 2000 en la Ciudad de Nueva York en presencia de todos los representantes de la dinastía de Liechtenstein.

La novia incluso lució la misma tiara Kinsky que usó su cuñada, la princesa Tatjana, el día de su boda con Matthias Philipp von Lattorff.

Un año después, la princesa Ángela dio a luz a su único hijo, el príncipe Alfons Constantin María de Liechtenstein, quien ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono de Liechtenstein.

Antes de irte:

Todas las revelaciones de Meghan y Harry durante su entrevista con Oprah

Los amigos famosos de Meghan Markle salen a su defensa tras polémica entrevista

12 películas para aprender sobre racismo

En esta nota

  • El príncipe Harry y Meghan Markle
  • racismo
  • racismo en la realeza
  • realeza

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de