Máxima de Holanda, 50 años de sonrisas

Máxima de Holanda es la reina latina y una de las mujeres royal más apreciadas en el mundo europeo gracias a su carisma y compromiso.

Por mdaphnis

- 31/08/2021 04:25
null

Es la reina latina y una de las mujeres royal más apreciadas en el mundo europeo gracias a su carisma y compromiso monárquico.

Máxima de Holanda, la economista argentina, madre de tres niñas y la reina consorte mejor pagada del mundo, cumple 50 años el 17 de mayo de 2021 y en marzo, 20 de reinado al lado del rey Guillermo Alejandro de Orange.

Estas son las claves de su popularidad

¿Por qué otras royals, como Letizia de España o la duquesa de Sussex, no tienen tanta buena fama como Máxima de los Países Bajos? La respuesta es simple: porque es discreta… Máxima, reina de los Países Bajos no busca el estrellato ni anda viendo quién le reconoce nada ni se queja de la intrusión de la prensa (ni siquiera cuando se han metido con su peso y el de sus hijas). Máxima Zorreguieta es una mujer digna de ser reina.

Empecemos por sus orígenes: al igual que las demás plebeyas convertidas en princesas (en reinas, pocas), Máxima provenía de una familia de clase media esforzada que escaló a la elite por asociaciones políticas; si a Kate Middleton y a Meghan Markle se les tildó de trepadoras en la implacable prensa del tabloide británico, y a Letizia Ortiz se le llamó peor en la prensa rosa española, Máxima es la reina más popular de Europa después de Isabel II… revisemos por qué.

(Foto: Getty Images)

1. Ella no tiene la culpa de los pecados de su padre…

Jorge Zorreguieta había sido secretario de agricultura durante la dictadura militar del funesto Jorge Videla (1976 – 1981), acusado de genocidio y encarcelado por ello en Argentina bajo la presidencia de Kirschner (Carlos Saúl Menem lo tuvo en prisión domiciliaria por su avanzada edad) y, finalmente, murió en la cárcel en 2013. Zorreguieta renunció cuando vio venir la caída de Videla y se retiró a tiempo tras la guerra de las Maldivas y se dedicó a la iniciativa privada, por este movimiento estratégico no fue detenido junto con los demás cómplices políticos de Videla… lo cual no lo eximió de las acusaciones de desapariciones de miles de personas, entre ellos, campesinos argentinos.

2. También sufre y no lo niega…

Cuando Zorreguieta murió en 2017 dejando nueve hijos detrás; tres de su primer matrimonio y cuatro del segundo con María del Carmen Cerruti, entre ellos, Máxima. Infortunadamente para la familia Zorreguieta Cerruti, la más pequeña de sus hijas, Inesita, se quitó la vida en 2018 a los 34 años; era víctima de una constante depresión que padecía desde niña, posiblemente asociada a otras enfermedades mentales. Máxima intentó ayudarla e integrarla a la familia real, pero nunca pudo atenderla del todo (puso primero a su propia familia, es normal). Al igual que la reina Letizia sufrió el dolor de la pérdida y el suicidio de una hermana, ambas lo compartieron en público.

3. No se queja…

La vida de Máxima no ha sido miel sobre hojuelas, incluso, vivió un atentado el día de la reina en 2009 del que salió ilesa con su familia, pero a pesar de cualquier pesar nunca se ha quejado. ¿Quejarse está mal? No. Es una decisión personal. Sin embargo, la reina de los Países Bajos ha llevado su dolor siempre con estoicismo y ha regalado su enorme sonrisa argentina desde 1999, cuando se comprometió con el príncipe. Al desposarse, no solo se adaptó a un país distinto al suyo, sino que aprendió un idioma complicado y costumbres nuevas que debía ejecutar como suyas para no parecer fuera de lugar ante su nuevo pueblo. Inclusive, ha llevado ciertos hábitos argentinos a Holanda, como recetas de alfajores y otros platos argentinos. No cualquiera…

(Foto: Getty Images)

4. Defiende su físico y el de sus hijas

Máxima lleva 20 años sobrellevando las injustas críticas de la prensa rosa europea (en particular la española) hacia su figura, que no es extremadamente esbelta o tonificada como la de sus congéneres royals en otros países; su talla habitual era 12 y, como muchas latinas, sube y pierde peso dependiendo de la temporada, los factores o, simplemente, la vida. Su belleza no está en su cintura, sino en su sonrisa y sus expresiones; a pesar de ser joven empezó a mostrar líneas de expresión desde antes de los 40 y no ha hecho nada por evitarlas. Eso agrada mucho a las mujeres de a pie. Igualmente, ha fomentado en sus hijas esa misma aceptación personal. El año pasado en Argentina hubo una polémica que llegó hasta Europa por señalar la talla plus size de Amalia, lo cual es cierto, lo es, pero al tratarse de una adolescente causó muchas críticas hacia quienes lo publicaron.

(Foto: Getty Images)

5. Su popularidad nunca es baja, ni cuando es baja…

Máxima ostentaba una aprobación del 86 por ciento entre los holandeses hasta 2020 (NOS, Ipsos, 2021). Pero, ¿qué pasó después? Las famosas vacaciones en Grecia sin sana distancia ni mascarilla, la compra de un yate de lujo Wager 55 de 2 millones de dólares estacionado en la Costa Azul e, increíblemente, su pérdida de peso que “la avejentó y le quitó su carácter natural”, según escribió la periodista Marcia Luyten en su más reciente libro (disponible online) «Moederland».

Todos estos factores bajaron su aceptación al 68 por ciento. Claro que si notamos que en España, Letizia es la segunda persona más popular de la familia real de España (la primera es la reina emérita, Sofía) y que Meghan Markle logró como mayor índice de popularidad el 43 por ciento (mayo de 2021 marcó el 34%) Máxima sigue siendo “la reina de reinas” de las royals populares de Europa (a excepción de Isabel II, claro, que fluctúa año con año entre el 87 y hasta el 94 por ciento). Lo curioso del caso de la reina latina es que es rarísimo que los holandeses se enojen con ella.

6. Es empática…

Una palabra que se ha tornado moderna en tiempos de corrección política contrastados con la violencia extrema mundial. La realeza mundial busca desesperadamente generar este sentimiento constante hacia sus súbditos y no es fácil, pocas, muy pocas reinas o princesas lo alcanzan, entre ellas, Victoria de Suecia, Catherine de Cambridge y la reina Máxima: Cuando está de buenas se le nota, cuando está triste o cansada también y cuando llora no lo oculta.

(Foto: Getty Images)

“Pero aún si sus emociones son genuinas, pero mucho en ella está calculado, cuando viene a Argentina es una persona, pero cuando está en Holanda es otra; habla muy bien, se desenvuelve, y sabe cuándo y cómo sonreír. Es una gran actriz, hay que decirlo”, dice el investigador mexicano Rodolfo Vera Calderón, quien junto con la presentadora Paula Galloni escribió el libro “Máxima: la construcción de la reina”, que presentaron en 2021 sobre la reina por su 50 aniversario.

7. Los holandeses la aman…

De acuerdo a la ciudadana mexicana radicada en Holanda Ana Paulina Sánchez, es la persona más popular de la familia real.

“Ella se muestra sencilla y a la vez inteligente, y se acerca a la gente con gran empatía, es muy popular en Los Países Bajos. La gente la quiere en general y tiene un gran carisma. A mí ella, me cae muy bien y lo que admiro de ella es la manera en cómo se ha integrado a la sociedad neerlandesa. He tenido la oportunidad de verla en varias ocasiones en La Haya, ciudad sede del gobierno neerlandés, saludándonos en su carroza a mi hijo y a mí un día cualquiera”.

(Foto: Getty Images)

Ana Paulina comparte a Vanidades que tuvo oportunidad de conocerla de cerca en México en noviembre del 2009 durante la visita de estado que estaba dando la entonces reina Beatriz.

“Fue una recepción privada a la comunidad neerlandesa en el Museo Franz Mayer, Máxima recibían a los invitados en la entrada del Museo en donde daban la mano y la bienvenida a cada uno de nosotros. Fue una recepción muy agradable y Máxima estuvo como pez en el agua por ser de habla hispana; puedo decirte que mi percepción hacia ella es positiva, y de hecho, es la que mejor me cae de la familia real, me siento muy cercana a ella”.

8. La argentinidad al palo…

Está muy orgullosa de sus raíces, pero no tiene ningún compromiso social con su nación de origen (de la que conserva la nacionalidad), no es parte de su agenda y, en general, ninguna situación asociada a Latinoamérica, opina Rodolfo Vera.

“No veo que tenga su mirada puesta en las necesidades de la Argentina, ni tampoco lo ha demostrado. Ella antes de ser argentina es la reina de Holanda. Tampoco en Holanda la hemos visto entregar una cobija o dar alguna vacuna. Sí inaugura algunas instituciones, como corresponde a su rol, pero no la siento tan cercana en asuntos como la migración, que en los Países Bajos es un tema muy grave porque hay una cantidad de migrantes musulmanes que son asesinados. Hay mucho racismo, no hay una integración y ella, como extranjera, podría hacer muchísimo, pero no lo hace”.

9. Es una mujer normal

La percepción de las mujeres neerlandesas hacia Máxima es que es una mujer como cualquiera de ellas: esforzada, estudiada y preparada (Máxima es economista de profesión y trabajó en Nueva York).

Su compromiso con la nación se puede resumir en una palabra que utilizan mucho los neerlandeses, según nos cuenta Ana Paulina Sánchez.

(Foto: Getty Images)

Hay una palabra en dutch que se puede traducir como ‘asocial’ y que la mencionó el primer ministro cuando la población entró en pánico los primeros días de la pandemia del 2020 y desabastecieron el súper.

“Los holandeses no somos así, nosotros somos íntegros, empáticos, mesurados y pensamos en los demás, tenemos sentido de la comunidad”, y eso es lo que pretenden demostrar Guillermo y Máxima, ellos y sus hijas representan esa condición: ser decentes, mesurados y solidarios, por eso causó molestia que se saliera del riel y de pronto comprara un yate o se fuera de vacaciones en la pandemia. Si consideramos eso, tras 20 años de pertenecer a la monarquía, en realidad, son pecata minuta.

10. Sus hijas…

Máxima llega a los 50 años en medio de una pequeña crisis de imagen pública, pero tiene a su favor tres maravillosas ventajas: sus hijas. La princesa heredera Amalia, quien cumple 18 años en 2021 y representará las obligaciones reales, y las princesas Ariana y Alexia. Sus tres hijas siempre auténticas y empáticas representan su mejor legado; si siguen por ese camino de responsabilidad y autenticidad, Máxima pronto recuperará sus altísimos puntajes de popularidad porque un mal periodo lo tiene cualquiera, pero el carácter no cambia de la noche a la mañana y esa magia suya es justamente su as bajo la manga: es la verdadera “vecina” que se convierte en reina.

(Foto: Getty Images)

¿Qué opinión les merece la personalidad de Máxima, reina de los Países Bajos?

En esta nota

  • Máxima de Holanda
  • Máxima de los Países Bajos
  • reina máxima
  • rey guillermo alejandro

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de