Nicole Kidman: cuando la actriz se sintió más sola que nunca con un Oscar en mano

Para construirte tienes que destruir, tal parece haber sido el caso de Nicole Kidman que, tras décadas de gloria, renació de sus cenizas.

Por reginab

- 31/08/2021 04:20
null

Para construirte tienes que destruir, tal parece haber sido el caso de Nicole Kidman que, tras décadas de gloria, renació de sus cenizas.

Por: Jessica Moreno

Nicole Kidman se confiesa una romántica empedernida. Esta pasión, característica de una buena actriz, ha sido el motor de su exitosa carrera, pero también de sus relaciones intensas, las cuales la han llevado en un viaje del amor al desamor y de regreso.

Ojos bien cerrados (1999) fue el último filme en que Nicole y Tom Cruise trabajaron juntos

A pesar de ser una de las celebridades más populares a nivel mundial, cambiaría todo en un instante por su familia, así lo dijo al periódico Irish Examiner luego de su divorcio con Tom Cruise en 2001. “No necesitaba tener un gran éxito. Me hubiera conformado con hacer ocasionalmente alguna película que me estimulara. Puede que suene triste pero escogería un matrimonio y una familia intacta sobre mi carrera”.

Las horas más largas

“Estaba sentada en el hotel Beverly Hills con la estatuilla en mis manos y todo era extraordinario, pero también fue lo más solitario que he vivido”, dijo en entrevista para el festival Women of the World. Su única celebración fue pedir comida al cuarto.

“No podía manejar mi realidad en ese momento, pero como actriz tienes la posibilidad de perderte en la vida de alguien más por un tiempo”, y eso fue lo que hizo, el trabajo se convirtió en su refugio. “Cuando todo ese esfuerzo fue aplaudido, me di cuenta que podía aceptar mi propia vida, pero la verdad es que me tomó varios años”. Con el corazón recompuesto tras el éxito de Moulin Rouge!, Los otros y Las horas, por fin pudo mirar adelante. Mantuvo un breve romance con Lenny Kravitz en 2003 y, aunque se comprometieron, terminaron de manera amistosa tras un par de meses de noviazgo, luego entró en escena Keith Urban, el cantante de country que, al igual que Nicole, estaba a punto de vivir la mejor etapa de su vida.

Estrella multifacética

Puede que su vida personal haya sido un sube y baja, pero la profesional siempre ha estado en ascenso constante, la única diferencia es que, ahora, gracias a su soporte familiar, se siente capaz de disfrutarla y de tomar el control artístico.

A sus 53 años, Nicole se reúsa a ser un estereotipo del cine forzado a dejar a las actrices más jóvenes los roles centrales. ¿Por qué habría de hacerlo? Basta con darle un vistazo a su impresionante lista de películas y saber que, al igual que su amiga y modelo a seguir, Meryl Streep, sabe por experiencia propia que las mujeres de su edad tienen historias tanto o más interesantes que las veinteañeras, y Nicole está determinada a contarlas. Antes del estreno de Big Little Lies, “me dijeron muchas veces que haría otros tres o cuatro proyectos buenos y luego se terminaría”, explicó a la revista Glamour UK, “pero usó a Meryl como faro, porque ella siempre dice que aún hay mucho trabajo que hacer, y sí, lo hay”.

Nicole Kidman forma parte de una generación revolucionaria (junto a actrices como Reese Witherspoon, Charlize Theron y Jennifer Aniston) que se niega a dejar de lado su lugar bajo los reflectores, no por ganas de atención, sino como un medio de rebelión contra quien intente ponerle fecha de caducidad a la belleza y talento femenino.

En esta nota

  • celeridades
  • Nicole Kidman
  • oscar
  • Tom Cruise

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de