¿Te consideras una mujer fuerte? Estas 13 características lo comprueban ?

Hora de despertar, ¡eres una mujer fuerte! Y estas son las características que te ayudan a comprobarlo. ¡No te detengas!

Por reginab

- 31/08/2021 04:04
null

Hora de despertar, ¡eres una mujer fuerte! Y estas son las características que te ayudan a comprobarlo. ¡No te detengas!

Has pensado, ¿cómo es que estas 13 mujeres poderosas llegaron a ser lo que son? Pues el camino no fue fácil, pero te podemos adelantar un paso importante: la actitud. Cada persona es especial por su cuenta, y no hay dos individuos iguales, por eso definirte como una mujer fuerte tiene muchas variantes. Pero ojo: reconocerlo y aprovecharlo dependerá de ti. ¿Quieres saber si tienes las características para serlo? Te decimos cuáles son.

Recomendado: Mujer con amor propio, la cualidad para atraer hombres que dejen de perder tu tiempo

1. Puedes tomar decisiones difíciles

Y no es nada sencillo, pero la mujer fuerte está empoderada para hacerlo como mejor le parezca. La toma de decisiones se basa en tu instinto, por eso hay que saberlo reconocer. Además, las lecciones de la vida te prepararán para tomar nuevas oportunidades y decisiones.

2. Lloras

Tiremos a la basura la idea de que las lágrimas son signo de debilidad. ¡Todo lo contrario! Estás conectada con tus sentimientos, no sientes vergüenza de percibir tu estado de ánimo. Internamente dejarás de luchar contra la marea, y dejarás correr esas lágrimas solo para recordar que te queda un gran camino por delante. ¡Y que todo pasará!

3. Tu autoestima está en constante evolución

Cuando aprendes a valorarte y quererte en cada etapa de tu vida, te empoderas. Una mujer fuerte sabe que ningún día será igual al otro, por ende, no te sentirás tan bien contigo misma a diario. Pero sí te das tu lugar, conoces tu cambio y lo amas.

(Foto: Getty Images)

4. Te deshaces de cargas emocionales

Le dices adiós a lo que te hizo daño y lo usas para tu crecimiento. Como mujer fuerte, sabes que ese peso extra no te ayudará a llegar a tu meta, ¡mejor suéltalo! Aceptas lo que fue, lo abrazas y renuncias a ello, porque esa carga emocional ya no forma parte de ti.

5. Aceptas que no puedes hacer feliz a todo mundo

La vida ya es complicada por sí misma, ¿por qué complicárnosla más queriendo satisfacer a todos? No fuerzas la pieza del rompecabezas donde no embona y enfocas tu energía en asuntos más importantes.

6. No te haces la víctima

Sin quejarse, ni dar lástima ni culpar a los demás. Una mujer fuerte está consciente del comportamiento externo y toma completa responsabilidad del suyo; también sabe que no necesita manipular a nadie para ser querida, ¡porque vale más que eso!

7. Conoces tus límites

Tienes el corazón abierto para empatizar con todo y todos, pero sabes hasta qué punto es sano. Así como el instinto te ayuda a tomar decisiones difíciles, te dice cuándo parar. Y todo es para tu beneficio, porque eres una mujer fuerte perspicaz y capaz de hacer pausa cuando sea necesario.

(Foto: Getty Images)

8. Sabes crear tu propia felicidad

Aquí entran los pequeños detalles: una mujer fuerte sabe qué le hace bien, y puede ser desde escuchar tu canción favorita hasta consentirte con una comida. Disfrutas el camino a la felicidad, sabiendo que no hay meta final, sino aprovechando cada instante a tu manera.

9. Eres tu propia cheerleader

Si eres una mujer fuerte, sabes que no tienes que esperar a que otras personas te aplauden. La satisfacción de hacer algo es para ti, y con eso basta. Te pruebas a ti misma tus capacidades y las celebras, ¡en éxitos y fracasos!

10. Pides ayuda cuando la necesitas

Posiblemente uno de los puntos más difíciles de hacer, pero de suma importancia. La mujer fuerte reconoce cuándo necesita ayuda y la pide. A lo mejor lo haces chistando o sintiéndote incómoda, pero es para tu bien.

11. No tienes miedo a estar por tu cuenta

La mujer fuerte no tiene miedo a estar consigo misma. Ser capaz de pasar tiempo sola significa que estás cómoda contigo. No necesitas a alguien que refuerce tu bienestar o simplemente disfrutar de las cosas que por tu cuenta podrías hacer: cocinarte, ir por un café, ir al cine, salir a pasear. Hey, ¡me caigo muy bien como para no querer estar conmigo!

12. Te adaptas a los cambios

Tienes la fuerza emocional y mental de afrontar un cambio. Entiendes que salir de tu zona de confort es para tu bien y tu crecimiento, ¡así que te adaptas! Y cuando ves que las cosas no son fructíferas, next. También tienes el control para hacer que la situación no te perjudique de más.

13. Realmente crees en ti como una mujer fuerte

Si no te lo dices tú misma, nadie lo hará. Además de las acciones, las palabras también permean, ¡así que créetelo! Haz un ejercicio: ponte frente al espejo y repite tres veces «soy una mujer fuerte», después sonríete y, si quieres, date un abrazo. La sonrisa nos pone de buenas automáticamente.

RECOMENDADO:

Una mujer necesita al menos DOS esposos para ser feliz. Y lo dice la ciencia
10 lecciones para volverte una mujer próspera y disciplinada con sus recursos
Conquista tus metas profesionales en 3 pasos dignos de toda mujer emprendedora

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de