«Tus sueños no pueden ser conducidos por alguien más». Una charla con Madalina Ghenea

Actriz, activista, productora y mamá. Hablamos con Madalina Ghenea sobre los pilares del trabajo y el poder de la mujer.

Por reginab

- 31/08/2021 04:06
null

Actriz, activista, productora y mamá. Madalina Ghenea nación en Rumania y decidió seguir sus sueños. Hablamos sobre los pilares del trabajo y el poder de la mujer.

Hay algo simpático —por poner un adjetivo— en cómo los extranjeros perciben la calidez de los mexicanos al visitar el país. Simplemente, se emocionan. Esto fue algo que me detalló con una gran sonrisa la actriz rumana de 1,80, Madalina Ghenea. Y bajo esta misma sinceridad y naturalidad hablamos sobre la validez de la mujer en la industria, su maternidad y el loco mundo en el que vivimos, al que ella llama the mixer.

Por: Regina Barberena

Antecedentes importantes para saber quién es Madalina Ghenea

Nació en Rumania, inició su carrera en modelaje a los 15 y su debut fílmico fue con I soliti idiotide Enrico Lando. La obra más fresca en la que actuó fue Youth (2015), película de Paolo Sorrentino protagonizada por Michael Caine y la participación de (su role modelJane Fonda.

Madalina, a sus 33, es activista por Haití, madre orgullosa de una niña llamada Charlotte y fundadora de su propia productora. Si tiene otra hija, dijo que le podría poner el lindo nombre de Regina (y ahí es donde me sonrojo).

¿Cómo percibes la evolución actoral que tuviste entre I Soliti Idioti Youth?

Madalina Ghenea: Me siento muy feliz de que todo sucedió inesperadamente. La primera vez que llevé a mis padres a verme en la pantalla grande, hicieron un pastel en forma de Oscar. Estaban muy emocionados, y es que no hay antecedentes artísticos en la familia. Todo lo construí de cero.

Quisiera vivir mi vida entera en el set. Pareciera que no te haces viejo ahí. Eso me lo enseñó Michael Caine; la manera en que hacer lo que amas evita que envejezcas.

Sin embargo, hay un patrón en Hollywood sobre cómo deben percibirse las mujeres: ‘jóvenes y bellas’.

MG: Sí, pero déjame explicarte con un ejemplo: Jane Fonda. Esta mujer, a pesar de su edad, es de las más jóvenes en alma que conozco. Dichosa y humilde, es una mujer poderosa. Demuestra que la edad no es un límite. Ella quiere ser inolvidable y lo demuestra; también demuestra que puedes ser irremplazable en una industria donde te dicen que fácilmente te pueden reemplazar. Hay que tener esos ejemplos a seguir.

Vivimos en un mundo que yo llamo the mixer, donde todo simplemente se mezcla demasiado rápido —con redes sociales, Instagram…— y la gente llega o desaparece rápidamente. Es difícil. Y Youth habla precisamente de cómo va cambiando Hollywood, de que el glamour se desvanece.

Jane Fonda es una modelo a seguir, ¿pero tienes a alguien más?

MG: Sophia Loren. ¡Ya no hacen humanos de ese tipo! Es una total artista, madre, actriz, cantante, bailarina… y con una belleza incomparable a su edad. Definitivamente los años que tengas no son un límite. Por eso me pongo a pensar que la vida es más excitante ahora que soy madre. Hay cosas buenas, solo que me habría gustado tener esta forma de pensar hace 10 años.

Y si pudieras darle un consejo a las personas 10 años más jóvenes que tú, ¿qué les dirías?

MG: Siempre sé el asiento del conductor en tu vida; tu vida y tus sueños no pueden ser conducidos por alguien más. Nadie sabe qué es realmente bueno para ti, y no te comprometas ni sientas que vales menos. Créete irremplazable, valioso y excelente en todo lo que hagas. Lo que sea que hagas, hazlo con pasión; la gente lo notará y acudirá a ti.

Sobre ser madre y productora al mismo tiempo… «there’s no men, we are strong»

MG: Siempre tuve grandes deseos de ser madre. En alguna ocasión pensé adoptar [a una niña de Haití], pero por temas legales fue complicado. Después tuve a mi hija. Y las productoras y agencias me decían que no podía hacer las dos cosas al mismo tiempo. Hubo un lapso donde no tenía trabajo por el embarazo, así que fundé mi propia productora.

Estoy sobrellevando muchas cosas. Algunas buenas y otras no tanto, ¡necesito estar en tres lugares diferentes! Pero sí puedes ser una mamá y una mujer trabajadora. Yo soy madre soltera, estoy 100% por mi cuenta; mi mamá me ayuda y me siento bendecida. No hay un hombre, somos fuertes, muy muy fuertes.

Ahora que mencionas Haití, cómo fue la experiencia, y de dónde surgió, para ser activista y voluntaria

MG: Haití es una parte muy importante de mi pasado. Antes de ser actriz, fui embajadora de marca de una compañía telefónica y fui a un festival donde entregué el premio a una actriz. Allí estaba el director Paul Haggis, de APJ (Artistas por la Paz) y le hablé sobre lo que sucedía en mi vida: estaba un poco perdida, atravesando varias inseguridades (a causa de la escuela). Entonces me invitó a ser voluntaria en Haití.

Tuve la bendición de ayudar a salvar la vida de un niño por una muy pequeña cantidad de dinero. Eso le dio significado a mi vida. Luego visité lugares, hospitales… y vi una escuela donde los niños hacían películas. Aún sin techo, sin agua, tenían la creatividad y pasión de hacer cosas.

Ahora reflexiono, puedes tener un sueño, pero quizá no el plan. ¿Y cómo haces un plan si no conoces las reglas? Y no importa, con saber tu sueño basta. Tiempo después quise adoptar a una niña y fue cuando las cosas se pusieron complicadas por temas legales. Pero en un futuro, cuando la pandemia lo permita, quiero llevar a mi hija y que conozca a esos niños. Claro, ella va a una gran escuela, vive en Milán, y esa es su realidad ahora… pero tiene que ver cómo es el mundo. Esos niños tienen, con suerte, solo un juguete. Mi hija podrá ver a su mamá en vestidos glamurosos, pero el mundo es algo más que eso.

[Aquí hicimos una pausa para saber qué hace en México, pero todo lo relacionado a estos proyectos —varios de caridad—, pronto se revelarán en redes sociales].

Y el consejo para ti misma, en el pasado, cuál sería

MG: Viendo al pasado, realmente no cambiaría nada. Estoy contenta con mis decisiones y con los «no» que he respondido. Algunas cosas pudieron traerme dinero y fama, pero elegí el no con mi alma. Quizá haber tenido a mi hija más joven… ser mamá joven no tiene nada de malo. Sé que hay mujeres que primero quieren alzar su carrera, pero, insisto, puedes ser ambas cosas.

SIGUE LEYENDO:
Gwyneth Paltrow: el secreto tras sus makeup-free selfies y el eterno bienestar
La youtuber Doña Ángela es nombrada una de las mujeres más poderosas de México
«La música internacional debe celebrarse»: Rita Ora presenta su nuevo EP ‘Bang’
Entrevista: Gloria Trevi y su relación con la comunidad LGBT+

En esta nota

  • activismo
  • celebridades
  • entrevista
  • Madalina Ghenea
  • maternidad
  • modelo

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de