William y Harry acusan a la BBC de arruinar la vida de la princesa Diana

Fue considerada “la entrevista del siglo”cuando Martin Bashir entrevistó a la princesa Diana en “Panorama”, un programa de la BBC.

Por mdaphnis

- 31/08/2021 04:26
null

Fue considerada “la entrevista del siglo” en noviembre de 1995 cuando Martin Bashir entrevistó a la princesa Diana de Gales en “Panorama”, un programa de la BBC, donde ella confesó todas sus intimidades…

Pasaron 26 años para que la cadena pública admitiera que el periodista coaccionó a la princesa Diana y a su hermano, el conde de Spencer, con documentos falsos. Después de la conclusión, William y Harry acusan a Bashir y a la BBC de haber “llevado a la muerte a nuestra madre”. ¿Es cierto o hablan desde la pérdida?

Conseguir una entrevista con un personaje de ese nivel solo podría suceder si dicho personaje quería hablar… difícilmente un periodista, por muy estrella de la televisión abierta que sea, logra lo que quiere sin un acuerdo de por medio.

¿Cómo aseguró la entrevista? De acuerdo a la investigación de 127 páginas del exmagistrado civil Lord Dyson, Bashir falsificó estados de cuenta bancarios para engañar al conde Spencer y convencerlo así de que el staff de la princesa vendía información a los tabloides. Dyson concluyó que esto fue lo que hizo a la princesa Diana acordar la entrevista en “Panorama”.

Sin embargo, Bashir se defendió: “Me arrepiento de la forma en la que lo hice, de haber presentado falsificaciones, pero no me arrepiento de la entrevista, y eso no cambia el hecho de que la princesa quería hablar”.

Un documento firmado con puño y letra de Diana en su papelería personal demuestra que dio la entrevista sin coacción.

LO QUE SE DIJO EN ESE ENTONCES

Este método falto de ética fue un rumor que surgió desde 1996, la investigación en su momento la lideró el jefe de noticias de la BBC, Tony Hall, quien concluyó que fue “legal y no hubo coacción”.

La nueva investigación muestra que Hall se hizo de la vista gorda y cerró el caso “sin cumplir los altos estándares de integridad y transparencia de la BBC que son su sello distintivo”, dijo Lord Dyson.

“Fue lamentablemente ineficaz”, dijo el magistrado.

Hall fue interceptado saliendo de su casa por la cadena ITV y dijo que no iba a opinar nada, “todo lo que tenía que decir ya se lo he dicho a Lord Dyson”.

En la entrevista de «Panorama» de 1995 de Martin Bashir con Diana, la princesa de Gales, ella confesó sus problemas de bulimia y anorexia nerviosa, reveló que sabía de la infidelidad de Carlos y culpó a la familia real de negligencia, incluida la reina. Además, aceptó sus propias infidelidades.

Un año después, la princesa murió en el trágico accidente en el Pont d’Alma de París con Dodi Al Fayed, su novio. Y Martin Bashir dejó la BBC en 1999. Volvió en 2016 como editor de religiones y renunció días antes de que saliera la investigación, a sabiendas de lo que se iba a concluir. Su carrera y su prestigio se acabaron, pero, sin duda, hizo la entrevista del siglo XX.

LAS CLAVES DEL ENGAÑO

Bashir le encargó a un empleado suyo, que era diseñador gráfico de la BBC, Matt Weissler, que le falsificara unos recibos bancarios con nombres del staff del palacio de Kensington, que solo eran prototipos, que no se iban a usar, dijo Matt a ITV en un documental que está al aire y que ya vi. “La venganza de una princesa”.

Weissler fue usado como chivo expiatorio de Hall y Bashir para eximir su responsabilidad; de hecho, sustrajeron la evidencia de casa de Weissler fingiendo un robo, en 1996.

¿Cuál era el propósito de estos estados de cuenta? Hacerle creer al hermano de la princesa Diana, el conde Spencer, que esos miembros del staff eran pagados por los tabloides para que filtraran chismes y datos de la princesa, y que por eso era preciso que ella se pronunciara y hablara de todo, en lugar de que saliera en los tabloides.

En 1996, el conde Spencer despidió a su secretario Alan Waller por robar documentos privados de los Spencer y venderla al tabloide The Sun; le puso una denuncia formal en la Policía Metropolitana. Al mismo tiempo, Bashir afirmó que Waller estaba en contubernio con el secretario privado del príncipe de Gales, Richard Aylard.

Según Bashir, Diana era la que le enviaba a él estas evidencias, y no al revés. Esta investigación afirma que fue lo contrario, Bashir le metió ruido a Diana y a partir de ahí ella y Spencer se volvieron paranoides.

El conde de Spencer es la figura clave en esta entrevista; primero porque es él quien acerca a Bashir con la princesa Diana y, segundo, porque es él quien empuja esta investigación. Y es él a quien, en 1996, el investigador del caso, Tony Hall, culpó de falsificar los documentos bancarios. Lo soltó en una declaratoria oral el 25 de abril de 1996 al Board of Governors: “fue el conde Spencer quien nos mostró las cuentas bancarias para ofrecernos la entrevista”. Es decir, Hall protegió a su reportero cuando comenzó la investigación.

EL CÍRCULO DE DIANA NO ESTABA DE ACUERDO

Ahora, ¿por qué se hizo esta investigación un año después? Porque la princesa Diana se arrepintió del efecto que tuvo, primero, en sus hijos, y luego, en ella. Según su amiga Rosa Monckton, en una entrevista con Chris Ship en ITV, dijo que ella se arrepintió muchísimo de la entrevista porque afectó a sus hijos y entró en estado de pánico: “Fue una porquería lo que le hicieron, aprovecharon su vulnerabilidad para conseguir una exclusiva que le hizo daño a ella y a sus hijos”.

Monckton contó que ella y otras amigas cercanas le aconsejaron no dar entrevistas. Claro, las consecuencias fueron enormes y es normal que cualquiera se sienta presionado, pero, de acuerdo a Rosa, “estaba paranoica del staff, y estaba segura que había teorías de la conspiración para callarla”. Es decir, entró en terror y ansiedad.

El hermano de la princesa Diana, el noveno conde de Spencer, y el exsecretario privado de Diana, Patrick Jepshon, insistieron mucho en ello porque sabían que algo andaba raro… Jephson le dijo a NatGeo en el documental “Diana en sus propias palabras” en 2020, “renuncié después de la entrevista porque no estuve de acuerdo y le recomendé no hacerla”.

En la indagatoria publicada hoy por la BBC, Jephson y Spencer afirman cada uno por su lado que esa entrevista fue crucial en la tragedia posterior de París, porque Panorama aceleró el divorcio de la princesa Diana con Carlos y, por lo tanto, el retiro de su seguridad como miembro real.

La investigación arroja que: “dichos extractos bancarios falsos fueron un comportamiento engañoso y de una infracción grave” de las pautas de producción de la BBC para asegurar la entrevista.

¿QUÉ DIJO EL INVOLUCRADO?

Bashir estuvo gravísimo de Covid19 en octubre pasado, cuando comenzó la nueva investigación, el duque de Cambridge hizo un comunicado oficial de que le alegraba que se retomara hacia la dirección correcta.

El periodista disculpó el jueves 20 de mayo y dijo que la falsificación de extractos bancarios era una “acción de la que lamento profundamente”, pero agregó que sentía que: “no tenía nada que ver con la elección personal de la princesa Diana de participar en la entrevista: Una carta que se incluyó como prueba en el informe de Lord Dyson, escrita en papel de oficina oficial del palacio de Kensington y firmada por Diana, decía:

“Martin Bashir no me mostró ningún documento ni me dio ninguna información que yo no conociera anteriormente. Aceptó la entrevista en «Panorama» sin ninguna presión indebida y no me arrepiento del asunto”.

AHORA…

en el libro de Andrew Morton que él revisa cada año, «Diana Story», Morton dice que Diana buscó la entrevista y no fue al revés, y que, incluso, ella invitó a tomar el té a Bashir y a su productor en domingo para que no estuviera el servicio habitual en el palacio de Kensington y que utilizaron cámaras pequeñas para no ser detectados por las cámaras de seguridad.

El actual director general de la BBC, Tim Davie, ha dicho que la corporación acepta “en su totalidad” el hallazgo de la revisión de Lord Dyson.

Los medios británicos han reaccionado condenando las prácticas de Bashir y la falta de transparencia de la cadena más importante del país, lo cual consideran aún más grave que una conducta individual; pero conceden que esto no llevó a la tumba a Lady Di, como lo contó a Sky News Anne McElvoy, editora en jefe de The Economist, al día siguiente de la bomba.

Es evidente que las formas de Bashir fueron inadecuadas, pero acusarlo de llevar a Diana a la muerte es ir demasiado lejos. William habla desde el daño que le causó la muerte trágica e su madre y el rencor que siente por los medios, pero ella ya estaba en un estado grave de paranoia y estrés desde antes”.

EL DOLOR DE LOS HIJOS

“Diana quería hablar”, dice el periodista Andrew Morton en su libro «Diana: her true story» de 1991 (revisada en 2019), primero lo hizo con él a través de un amigo que la entrevistó y después le dio las cintas, y en 1995 lo hizo con Martin Bashir, periodista de la cadena BBC. Ahí fue cuando dijo la famosa frase: “Éramos tres en este matrimonio”. Morton afirma que Diana estaba consciente del secretismo que requería la entrevista, ya que no confiaba en el staff del palacio de Kensington y ya vivía en un estado de paranoia, “en el que ella creía que querían silenciarla o deshacerse de ella”.

(Foto: Getty Images)

Los príncipes William y Harry se pronunciaron oficialmente después de recibir sendas disculpas por escrito de la BBC, hoy dirigida por Tim Davies. Y aún así arremetieron.

Esto dijo el duque de Cambridge:

“Me gustaría agradecer a Lord Dyson y su equipo por el informe. Es bienvenido que la BBC acepte los hallazgos de Lord Dyson en su totalidad, que son extremadamente preocupantes, de que los empleados de la BBC mintió y usó documentos falsos para obtener la entrevista con mi madre; hizo afirmaciones espeluznantes y falsas sobre la familia real que jugaron con sus miedos y avivaron la paranoia; mostró una lamentable incompetencia al investigar quejas e inquietudes sobre el programa; y fueron evasivos en sus informes a los medios y encubrieron lo que sabían de su investigación interna.

En mi opinión, la forma engañosa en que se obtuvo la entrevista influyó sustancialmente en lo que dijo mi madre. La entrevista fue una contribución importante para empeorar la relación de mis padres y, desde entonces, ha lastimado a innumerables personas.

Trae una tristeza indescriptible saber que los fracasos de la BBC contribuyeron significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de esos últimos años con ella”.

UNA SORPRESA

William nunca había hecho declaraciones públicas sobre los peores momentos de su madre o su salud mental, realmente fue sorpresivo verlo con ese gesto adusto y ese dolor tan patente. Lo más sorpresivo para los periodistas expertos, como Joe Little, director de la prestigiada revista Majesty y uno de los consejeros de El Principado de VanidadesMX.

“Es muy sorpresivo que haya culpado directamente a la BBC del declive de su madre y usar la palabra ‘paranoia’, no hay duda de que el efecto de las decisiones de la princesa Diana y Carlos lo afectó profundamente. Que se filmara escribiendo el discurso y lo mostrara con sus sentimientos a flor de piel, es porque quería que todo el mundo supiera lo que piensa”.

Tanto William como Charles Spencer opinan que la entrevista aceleró el divorcio entre los “Waleses”, lo cual la dejó sin seguridad y eso pudo ser determinante en el accidente que la mató. “Pero decir que la entrevista creó una falsa narrativa me parece exacerbado”.

¿Y HARRY?

Por su parte, Harry, el duque de Sussex, fue conciso, pero claro: “Nuestra madre fue una mujer increíble que dedicó su vida al servicio. Ella era resistente, valiente e incuestionablemente honesta.

El efecto dominó de una cultura de explotación y prácticas poco éticas finalmente le quitó la vida. Para aquellos que han asumido algún tipo de responsabilidad, gracias por ser su dueño.

Ese es el primer paso hacia la justicia y la verdad. Sin embargo, lo que me preocupa profundamente es que prácticas como estas, e incluso peores, todavía están muy extendidas en la actualidad. Entonces, y ahora, es más grande que un medio, una red o una publicación.

Nuestra madre perdió la vida por esto y nada ha cambiado. Al proteger su legado, protegemos a todos y defendemos la dignidad con la que vivió su vida. Recordemos quién era y qué representaba”.

(Foto: Getty Images)

Culpar a los periodistas es común, casi siempre los entrevistados condicionan las conversaciones, piden los cuestionarios de antemano y aceptan o no las entrevistas dependiendo de cuánto les conviene tenerlas; en ocasiones, las celebridades, los políticos y los personajes públicos son quienes piden a los medios las entrevistas.

La mayor parte de las veces, el periodista no consigue al entrevistado más codiciado sin conceder sus peticiones. Historias sobre cómo los periodistas pagan a los meseros, sobornan al personal cercano o graban sin autorización conversaciones on the record son motivo de debate sobre la libertad de expresión: ¿hasta dónde el fin justifica los medios? No. Definitivamente no.

LAS CONSECUENCIAS REALES

El punto más grave de esta noticia le pega directamente a la BBC, ni siquiera a Martin Bashir y aun cuando los príncipes aluden de un asesinato casi involuntario, el daño que le hace a la línea de flotación de los valores que la marca BBC ostenta desde su fundación como cadena pública e internacional, de alta credibilidad, golpea el nombre de la institución. El actual director se disculpó públicamente esperando que esto pueda amilanar el desprestigio de la marca.

Al hablar con distintos consultores en comunicación de cuartos de guerra políticos y colegas reporteros, coincidimos que las opiniones que me dieron son coincidentes: es inadmisible robar información aun si es para probar otra ilegalidad; es inadmisible utilizar métodos ilegales para obtener información periodísticamente valiosa; es inadmisible coaccionar a una figura pública y en este caso gubernamental (la familia real representa al estado), sobre todo en un país de primer mundo con medios que se jactan de alta moral.

Eso sí, sería ingenuo ignorar que esa entrevista también es parte de la tragedia de la princesa Diana y la deificación de su imagen, un peso doloroso que afecta a sus hijos: a ellos no les importa si Diana es una mártir, ellos solo perdieron a su mamá y su legado va empañado de chismes, intimidades y arrepentimientos.

¿Qué opinas?

En esta nota

  • BBC
  • entrevista
  • Martin Bashir
  • princesa Diana
  • príncipe harry
  • principe william

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de