Realeza

Catalina Parr, la polémica reina de Inglaterra que más veces enviudó en la historia

Catalina Parr fue la "eterna reina viuda" y una de las polémicas esposas de Enrique VIII.

Por Regina Barberena Anaya

- 03/07/2022 04:44

Las esposas del rey Enrique VIII revolucionaron la monarquía. Quizá te sean mucho más familiares los nombres de Ana Bolena o Catalina de Aragón, pero su última esposa tuvo una revoltosa vida previa al matrimonio con este temido monarca: Catalina Parr. Una mujer polémica en términos de amor cuyo final sigue sin resolverse.

Además de ser una de las mujeres que más veces enviudó en la historia, Catalina Parr también sostiene en récord de ser la reina inglesa que más veces se ha casado (cuatro). Esta es su historia.

Quién fue Catalina Parr, última esposa de Enrique VIII

getty

Catalina, nacida en 1512, fue la hija mayor de Sir Thomas Parr, lord de la orden de Kendal y de Maud Green. Su papá era descendiente del rey Eduardo III, así como íntimo compañero del rey Henry VIII, y los Parr tenían una gran variedad de órdenes de caballeros.

En la niñez y juventud desarrolló una gran pasión por el aprendizaje y odiaba coser —según historiadores decía, "mis manos son dignas de tocar coronas y cetros, no agujas".

Primer matrimonio de Catalina Parr

A los 17 años se casó con Sir Edward Burgh, quien posiblemente estaba en sus veintes y tenía mala salud y murió en 1533 incluso antes de heredar el título de barón Burgh.

Segundo matrimonio de Catalina Parr

Al año siguiente de la muerte de su primer esposo, Catalina se casó con John Neville, 3er barón Latimer —primo segundo de su papá y viudo con dos hijos—.

getty

John formaba parte de la corte del rey Enrique VIII entre los caballeros-pensionistas. Después de que su papá murió, ascendió al Consejo del Norte, el cual podía permitirle a Enrique VIII divorciarse de su esposa Ana Bolena, cosa que John no quería permitir porque era un ferviente católico.

Así que tanto el barón Latimer como Catalina fueron amenazados por los rebeldes y tomados como rehenes, y él acusado como traidor. Aunque no hubo cargos contra él, la pareja se llevó mala reputación por los próximos años. John enfermó y finalmente murió en 1543, dejando a su esposa como una viuda rica.

El matrimonio de Catalina Parr y Enrique VIII

El mismo año en que Catalina enviudó por segunda ocasión, se casó con Enrique VIII —fue la primera reina de Inglaterra en también ser reina de Irlanda—. Los hijastros de Catalina trabajaron para ella en el palacio y ayudó a que conciliaran una buena relación con los hijos de Enrique VIII (incluida a Lady Isabel, futura Isabel I de Inglaterra).

En aquel entonces Catalina no solo escribió dos, sino tres libros con los que fue muy criticada por la Iglesia y acusada de ser Protestante. Intentaron arrestarla varias veces y se decía que su esposo estaba interesado en su amiga, la duquesa de Sufflok.

getty

Enrique VIII empezó a sufrir de una úlcera en la pierna y mandó órdenes de que Catalina debía recibir £7,000 al año para su manutención y que debía seguir siendo reconocida como reina de Inglaterra después de que él falleciera.

En 1547 murió el rey Enrique VIII y Catalina decidió regresar con un amante del pasado, Thomas Seymour (hermano de una de las exesposas de Enrique VIII, Juana Seymour, y miembro de la corte del rey).

Cuarto matrimonio de Catalina Parr con Thomas Seymour

Cuando el único hijo varón de Enrique, Eduardo VI (cuya madre era Juana Seymour), subió como rey de Inglaterra, Catalina y Thomas Seymour decidieron consumar su amor en matrimonio, cosa que no era tarea sencilla.

El consejo de la Regencia no habría aceptado el matrimonio entre Catalina y Thomas porque apenas habían pasado cuatro meses de la muerte de Enrique VIII, y una reina viuda no podía casarse tan rápidamente.

getty

Pero la pareja hizo caso omiso y meses después se casaron en secreto y sin el consentimiento del joven rey Eduardo VI —quien tenía apenas 9 años de edad—. Los consejeros del rey consideraron este matrimonio un "desastre", ella tuvo muchos problemas con su cuñado Edward, y en cuanto Thomas se mudó al palacio de Catalina, presentó mucho interés hacia la hijastra de su esposa, Lady Isabel, quien entonces tenía 14 años.

Fueron tales los celos de Catalina Parr hacia Isabel, que la mandó estudiar fuera. Entonces la royal, que no tuvo hijos con sus previos matrimonios, finalmente estaba embarazada, pero no fue el dulce triunfo que esperaba: dio a luz a una niña llamada Mary, pero la madre de 35 años fue víctima de sepsis puerperal.

Después de sufrir varios episodios dolorosos, Catalina Parr murió al año siguiente y realizaron el primer funeral Protestante en Inglaterra.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Ranking

Más de Realeza