Categorías: celebs

Colin Firth, entrevista al rey

Entrevistamos alganado del Oscar como Mejor Actor con el filme The Kings Speech

Abr. 21, 2011

La Academia Cinematográfica de Hollywood lo coronó como un verdadero rey en el premio Oscar de este año. Y para descubrir el lado más humano de un ganador, cuando se siente todavía el aire de la gloria, entrevistamos a Colin Firth, el Mejor Actor por The King’s Speech (El discurso del rey).

¿Imaginaba que iba a ganar el Oscar al competir con las excelentes interpretaciones de Javier Bardem en Biutiful, Jeff Brigdes en True Grit o los más jóvenes Jesse Eisenberg en Social Network y James Franco en 127 Hours?

La vida está llena de vueltas inesperadas, no solo para los actores, sino para cualquier persona. Uno solo sueña con llegarle a la gente. Por lo general, solemos tener grandes esperanzas que a veces no van a ningún lado. En esta ocasión, es cierto que tenía grandes expectativas, pero nunca pensé que podía subir tan alto en mi carrera.

¿Es pura coincidencia que los actores británicos siempre ganan el premio Oscar cuando interpretan a algún miembro de la realeza británica?

Los actores británicos somos los que siempre interpretamos a los reyes de Inglaterra. Digamos que tampoco se necesita demasiada imaginación para contratarnos para esos roles, aunque debe haber muchísimas personas que pueden personificarlos. Para mí fue muy importante interpretar al rey Jorge VI, aunque no sabía demasiado sobre él, de verdad. Ahora sí, por supuesto, pero no lo conocía tanto en el momento de empezar la filmación de la película.

¿Qué opina de la corona británica de hoy? ¿Tiene algún “discurso” personal sobre la anunciada boda del príncipe William y Kate Middleton?

Espero que sean muy, pero muy felices, pero no me gusta enredarme en dar opiniones, porque aunque diga algo muy insignificante, después terminan dándole más atención de la que me merezco.

Aunque el actor no quiera dar opiniones sobre la monarquía, se sabe que podría recibir el título de sir de parte de la reina Isabel II, ya que con su sensible interpretación del rey Jorge VI, se ha ganado la admiración de la familia real de Inglaterra.

Colin Firth nació en la ciudad de Grayshott el 10 de septiembre de 1960. Su padre es profesor de historia en Winchester University College (el antiguo King Alfred’s College). Su vida como actor comenzó en la escuela, cuando en una obra de teatro navideña interpretó el personaje del muñeco Jack Frost, al que también le había agregado una corona. “Apenas tenía 5 años de edad”, cuenta él. “Llevaba unos pantalones azules muy ajustados y una camisa blanca de poliéster. Me sentía un dios, especialmente por la atención del sexo opuesto”. Después siguió estudiando teatro en el Centro Dramático Chalk Farm. “Este centro fue el único que me aceptó, porque hice pruebas de admisión en tres escuelas al mismo tiempo”. En Inglaterra, la enseñanza era muy poco convencional, en base al sistema Stanislavski, pero Colin Firth afirma que hoy no sigue ningún método rígido como actor. “Creo que hay que saber lo que quiere el personaje”, dice.

Después de hacer Hamlet en el teatro, la televisión le entregó su primer premio cuando fue elegido como el Mejor Actor de la Sociedad Real de TV por el rol de Robert Lawrence en Tumbledown.

Colin afirma que la forma de hablar es muy importante, no solo en The King’s Speech. Desde que filmó Pride and Prejudice se dio cuenta de que el lenguaje es fundamental para cualquier actuación. “El efecto es increíble. Los actores somos criaturas que dependemos del lenguaje”. Claro que para él la actuación también es otro tipo de idioma para atraer la atención femenina. En la película Valmont, de Milos Forman, por ejemplo, se hizo novio de su coestrella Meg Tilly y, aunque nunca llegaron al altar, tuvieron un hijo: William Joseph. Colin también tuvo un romance con la actriz Jennifer Ehle, a quien conoció cuando filmaban Pride and Prejudice, pero desde junio de 1997 está casado con Livia Giuggioli, la madre de sus hijos Matteo y Luca. Su familia es tan importante para él, que en el discurso que dio cuando recibió el Oscar compartió la estatuilla con Livia “por soportar mis delirios de la realeza y a quien hago responsable de este Oscar y de todo lo bueno que me ha sucedido desde que la conocí”, dijo.

¿Es verdad que en la realidad casi tartamudeó el día que conoció a su esposa Livia?

Es cierto, nos conocimos en Cartagena, Colombia. Cuando la vi en medio de una plaza, me pareció hermosísima. Yo estaba parado en las escaleras de una iglesia y no me animé a hablarle. Ella se me acercó y trató de hablarme en inglés, después de estrecharme la mano para saludarme. Ese día es el que Livia cuenta como el principio de nuestro matrimonio.

¿Su esposa habla español?

No, es italiana. Pero yo no sabía una palabra de italiano, tuve que aprenderlo después, para mejorar mi relación con su familia, porque al principio no estaban tan contentos conmigo.

¿Es una broma?

De verdad, al principio no recibieron  muy bien la noticia. Imagínate: primero que todo, soy actor. Segundo, soy inglés. Y además de ser nueve años mayor que ella, yo tenía un hijo y no hablaba una sola palabra de su idioma. No parecía el mejor candidato. Entre todas las opciones, lo más rápido que pude corregir fue el idioma. Si viste la película Love Actually, en la historia me enamoro de una mujer portuguesa que no habla una palabra de inglés. Mi personaje también decide aprender portugués para ir y proponerle matrimonio, y resulta que ella también había estado estudiando inglés, para poder comunicarse conmigo. ¡Fue tal cual!

En la vida real, ¿le pasó algo parecido a la película The King?s Speech? Por ejemplo, ¿seguía tartamudeando cuando las cámaras ya estaban apagadas?

Lamentablemente, sí. Supongo que tiene que ver con la memoria del entrenamiento muscular. Es como cuando practicas piano y el cerebro se va adaptando y deja un mensaje subliminal. Con los deportes pasa algo parecido. Tampoco tartamudeaba todo el tiempo, pero no podía hablar fluidamente.

Helen Mirren ganó el Oscar cuando interpretó a la reina Isabel II en la película The Queen y Judi Dench también lo ganó con el rol de Isabel I en Shakespeare in Love. Pero con la película The King’s Speech, Colin Firth es el primer actor que gana un Oscar personificando a un rey de Inglaterra, desde que Charles Laughton obtuvo la estatuilla dorada por su interpretación de The Private Life of Henry VIII, en 1934. Lo curioso es que nunca antes la historia de los reyes británicos había obtenido un Oscar en la categoría de Mejor Película. The King’s Speech, además de coronar a Colin Firth, también ocupó el trono como Mejor Película del Año, contando la historia del rey Jorge VI y su lucha contra la tartamudez, justo en la época en que los discursos radiales se habían convertido en la mejor herramienta para acercarse al pueblo. Otros actores: Helena Bonham Carter, quien interpretó a la reina Elizabeth, y Geoffrey Rush, a Lionel Logue, también fueron nominados al Oscar en la categoría de Mejor Actriz y Mejor Actor de Reparto, respectivamente, pero no lo ganaron.

¿No le parece que Geoffrey Rush merecía ganar el Oscar también, como Mejor Actor de Reparto, si no fuera porque se lo llevó Christian Bale?

Seguro. Mi rol era muy difícil, pero teniendo junto a mí a alguien como Geoffrey Rush, francamente solo tuve que ponerme a su altura. Con alguien con tanta energía es mucho más divertido trabajar; te dan ganas de seguir y seguir, todos los días. Me malcrió demasiado. Lo quería todo el tiempo a mi lado.

El director también se llevó un Oscar por la misma película. ¿Cuál fue el mejor consejo que él le dio?

Me dijo que tratara de desaparecer lo más que pudiera, porque soy mucho más grande que Jorge VI. Si te fijas, en la película me puso en la punta de un sofá enorme o estuve rodeado siempre por espacios abiertos. También creó bastante tensión y ansiedad, lo que fue ideal para mi trabajo. Lo primero que hizo Tom Hooper fue tomar una escena de 10 minutos y me puso la cámara en mi cara, sin ensayos. Hoy creo que fue la mejor decisión, pero en ese momento sentí que me empujaban en medio de la casa real, insistiendo en que cantara en la primera noche, sin ningún ensayo.

¿Cuánto vemos realmente de Colin Firth en las diferentes películas que ha hecho hasta el momento?

Si hice bien mi trabajo, tiene que haber bastante de mí en cada una de ellas. Quizás puede ser un pequeño aspecto del personaje que se desarrolla mucho más para enfatizarlo. Al principio suelo pensar que no soy parecido al personaje que interpreto, pero siempre termino dándome cuenta de que soy un poco como él.

Vanidades

Contenido reciente

Revelan secreto del pasado profesional de la reina Letizia

Letizia Ortiz lleva poco más de cuatro años como reina de España y, como muchos sabemos, antes de casarse con…

1 día atrás

Fin de año en Orlando: grandes sorpresas, diversión y la mejor gastronomía

La Capital Mundial de los Parques Temáticos está preparándose para recibir a los visitantes en esta temporada final del año…

1 día atrás

Kate Middleton recibirá millonaria indemnización por fotos ‘topless’

El Tribunal de Apelación de Versalles, en Francia, confirmó este miércoles la pena dictada en primera instancia contra la revista…

1 día atrás

Vida real: Testimonio de un papá soltero

Leo escuchaba a María sin pestañear; no estaba preparado para ese contratiempo que lo desestabilizaba por completo. Tenía muchas reuniones…

1 día atrás

Gigi Hadid “se casa” en Moschino

Gigi Hadid se casó en Moschino… La modelo se convirtió en novia sobre la pasarela de la casa italiana para…

1 día atrás

15 productos de belleza que no debes perderte esta temporada

Las últimas novedades llegan para impactarte con sus innovaciones. ¡Conócelos todos e inclúyelos en tu rutina de belleza!    …

1 día atrás