Categorías: celebs

Kylie Minogue, ícono de moda

La artista es una figura ineludible de la música, pero también del mundo fashion por sus estilos siempre cambiantes

Cuando se trata de moda, no hay demasiadas estrellas que ocupen tan a menudo las listas de las mejor vestidas como lo hace Kylie Minogue, de 44 años. Ya sea en ropa de diseñadores como en originales modelos vintage, la cantante y actriz australiana nunca pasa inadvertida. Camaleónica, tanto en la faceta profesional como en su vida privada (puede ser la más escandalosa como la más clásica de las ladies), Kylie tiene el don de intuir las tendencias antes de que se manifiesten y a veces las impone. ¿Fashionista? Más que eso: es un auténtico ícono de la moda

No es por lo tanto sorpresivo que en este año en que celebra sus 25 años de carrera con un filme, una gira, un álbum de éxitos, un libro para niños, un nuevo CD grabado en los estudios Abbey Road, un documental y un nuevo perfume, incluya también un libro dedicado a su pasión por la moda. Con un título que lo sintetiza todo: Kylie/Fashion (Ed. Thames & Hudson), el grueso volumen, con un prólogo de Jean Paul Gaultier en forma de carta personal, está repleto de fotos del archivo particular de Kylie, imágenes inéditas y sketches de la ropa de sus giras. Kylie, que participó en cada paso de su realización, comenta cada una de ellas y habla de su relación con diseñadores como Dolce & Gabbana, Giles Deacon, Stella McCartney, Stephen Jones y Christian Louboutin, entre otros, quienes a su vez contribuyeron con sus comentarios.

25 AÑOS DE CARRERA… ¡ESO SE FESTEJA!

Así como la reina Isabel II de Inglaterra celebró este año su Jubileo de Diamante, Kylie, la princesa del pop, celebra el suyo de Plata. No es para menos: desde su debut musical en 1987, Kylie ha grabado 11 álbumes (todos ellos platino), ha vendido 65 millones de discos y llenado estadios cientos de veces en el mundo entero. Entre los numerosos premios que ha recibido están un Grammy, tres Brit Awards y dos MIT Videos Awards. Además, recibió la OBE (Orden del Imperio Británico) y la Orden de las Artes y las Letras de Francia por su contribución artística, y ha participado en 12 filmes, entre ellos el célebre Moulin Rouge! y más recientemente Holy Motors, del controvertido director francés Leos Carax: una película muy audaz.

A Kylie le gusta estar allí donde no se la espera. “Es un filme oscuro, pero no es deprimente. Algunas partes son absolutamente hermosas, sublimes, pero hay momentos en que me confunde como a cualquier espectador”, dijo en el Festival de Cine de Cannes, donde la película causó sensación. Su habilidad, al igual que Madonna con quien tanto se la compara, es la de cambiar: de estilo de música, de vida y, por supuesto, de look. Quizás una de las razones de su longevidad en una industria que no se caracteriza por su fidelidad es su incesante voluntad para reinventarse.

FOTOGALERÍA: LOS ESTILOS DE KYLIE MINOGUE

En los años 80 era la adorable Charlene en la telenovela Neighbours (Vecinos), que enterneció a millones de sus compatriotas, a quienes luego sedujo, sensualmente enfundada en unos hot pants dorados en el video de Spinning Around, lanzando de paso una obsesión mundial por su derriére. Con Jason Donovan, Kylie formó una pareja encantadora, la versión australiana de los novios de América, pero lo abandonó por Michael Hutchence, el malogrado líder de INXS (quien murió el 22 de noviembre de 1997), quien decía que su principal entretenimiento era “corromper a Kylie”.

En 1995, cuando todos esperaban que lanzara un hit alegre, Kylie grabó Where the Wild Roses Grow, una balada sobre un asesinato, a dúo con Nick Cave.

Cambiar su imagen es esencial para ella, no solo para mantener su longevidad, sino también su salud mental. En cuanto a su salud física, Kylie va muy bien después del gran susto en el 2005, cuando se le diagnosticó cáncer de seno. “Quizás porque me lo dijeron en medio de la gira Showgirls, mi objetivo fue el de volver y terminarla. Mucha gente que sufre un trauma como ese se cuestiona su vida y así algunos banqueros terminan pintando acuarelas. En mi caso no fue así, esto es lo que hago, me dije, y quiero hacerlo aun mejor que antes”, comenta.

Después del tratamiento, en noviembre de 2006 ya estaba de regreso en la gira. El Sydney Morning Herald calificó el show de una “fabulosa extravaganza” y su performance de “un triunfo”. Las únicas concesiones a su todavía frágil estado fueron la simplificación de algunas coreografías y un poco más de tiempo para cambiarse de ropa entre los números. El año pasado, Kylie celebró los cinco años de estar libre de cáncer, un hito al que llegó “con toda mi artillería”.

LOS ESTILOS DE KYLIE

A pesar de su pequeña estatura -mide 1.52 metros o 5 pies- el lugar que Kylie ocupa en la moda es muy importante. Como lo testimonian cientos de portadas de revistas en las que ella ha aparecido.

El público no se cansa de Kylie. En el 2007, el Victoria & Albert Museum de Londres rindió homenaje a su estilo -o sus estilos- con la muestra Kylie: The Exhibition, que presentaba fotografías y ropa de sus giras, y que atrajo a más de 300.000 personas. ¿Cómo hace para mantenerse en la cima desde hace 25 años? ¿Cuál es su secreto? Le gustan los desafíos y moverse “con los tiempos”. “Cambio como artista, como persona, adapto mi estilo musical a los tiempos, por eso me las ingenio para seguir siendo actual sin traicionar mis raíces”, dice.

Su amigo Jean Paul Gaultier coincide con ella. Fan de su música desde los años 80 y amigo desde los 90, el diseñador no disimula su cariño y su admiración por la cantante australiana: “Te adaptas a los tiempos, las modas y los deseos… y siempre eres tú misma”, comentó, y esas cualidades, según él, solo pertenecen a los verdaderamente “grandes”. En el 2007, Gaultier diseñó el vestuario de Minogue para su gira X y recuerda su seriedad, profesionalismo y buen humor durante las largas pruebas. “Sabías lo que querías y lo que no. Siempre eras amable, feliz y positiva”, dice, concluyendo con “amas la moda y esta te ama”.

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO

Tanto en su vida privada como en el escenario, Kylie no busca las etiquetas, sino lo que le gusta. “A veces pienso que la vida sería más simple si tuviera un look definido, como Victoria Beckham. Pero realmente no me agrada la idea de lucir el mismo estilo cada día, pues sería como limitarme”, dijo recientemente en una entrevista. Sus cambios de imagen son tan frecuentes, que el museo Madame Tussauds de Londres debió alterar su modelo de cera por cuarta vez (solo la reina Isabel la supera).

A Kylie le gusta la variedad y que cada día sea diferente al anterior y al siguiente. Por ello no es buena haciendo citas con mucha anterioridad, pues “cuando llega el día, surgen millones de otras cosas”, dice.

Kylie considera su espontaneidad como un defecto, pero también como una cualidad, especialmente en cuanto a su manera de vestir. “No soy de esas mujeres que prepara la ropa para el día siguiente. Solo sé lo que usaré en el momento de vestirme, puede ser un traje de trabajo o un vestido hippie vintage que encontré en una tiendecita de New York”. Pues Kylie también adora “los trapos”, para desesperación de William, su director creativo, quien la regaña y le recuerda que es una pop star y que debe vestirse siempre como tal. ¿Icono de estilo? “No lo sé, digamos que estoy consciente de que mi estilo significa algo para algunas personas…”, dice con una pizca de falsa modestia, pues por otra parte, su libro es un largo recorrido por sus gustos, de los que obviamente se siente muy satisfecha. “Este libro sigue mi relación con algunas de las personas más talentosas de la moda a través de mi carrera. Me enorgullece haber unido a todos esos grandes diseñadores y casas con las que trabajé a lo largo de los años. Revisar mis archivos fue como un viaje al pasado a través de la moda”. Kylie/Fashion es la celebración definitiva de Kylie Minogue, musa y superestrella.

KYLIE Y LOS HOMBRES

Jean Paul Gaultier dice que Kylie elige a los hombres tan bien como a sus vestidos. En todo caso, a lo largo de su vida ha tenido varios novios y todos ellos muy guapos. Desde su amor de juventud con su compatriota, el cantante Jason Donovan, hasta el actual, con el modelo español Andrés Velencoso, Kylie vivió relaciones más o menos importantes con el actor Rupert Penry-Jones, el modelo Mark Gerber, el fotógrafo Stéphane Sednaoui, el millonario Tim Jeffries (ex de Elle Macpherson), los roqueros Michael Hutchence y Lenny Kravitz, y el actor francés Olivier Martínez (actual compañero sentimental de la actriz Halle Berry), quien la acompañó durante el episodio de su cáncer y con quien estuvo a punto de casarse.

FOTOGALERÍA: LOS ESTILOS DE KYLIE MINOGUE

Vanidades

Contenido reciente

El secreto mejor guardado del velo nupcial de Meghan Markle

Uno de los grandes protagonistas del vestido de novia con el que la duquesa de Sussex le dio el 'sí…

5 horas atrás

Revelan secreto del pasado profesional de la reina Letizia

Letizia Ortiz lleva poco más de cuatro años como reina de España y, como muchos sabemos, antes de casarse con…

2 días atrás

Fin de año en Orlando: grandes sorpresas, diversión y la mejor gastronomía

La Capital Mundial de los Parques Temáticos está preparándose para recibir a los visitantes en esta temporada final del año…

2 días atrás

Kate Middleton recibirá millonaria indemnización por fotos ‘topless’

El Tribunal de Apelación de Versalles, en Francia, confirmó este miércoles la pena dictada en primera instancia contra la revista…

2 días atrás

Vida real: Testimonio de un papá soltero

Leo escuchaba a María sin pestañear; no estaba preparado para ese contratiempo que lo desestabilizaba por completo. Tenía muchas reuniones…

2 días atrás

Gigi Hadid “se casa” en Moschino

Gigi Hadid se casó en Moschino… La modelo se convirtió en novia sobre la pasarela de la casa italiana para…

2 días atrás