Categorías: celebs

Downton Abbey y Game of Thrones: del realismo a la fantasía

Dos series de televisión superexitosas y diferentes entre sí. Una nos traslada al mundo de la aristocracia inglesa y la otra, a reinos imaginarios y dragones

Una salió al aire por primera vez en el 2010 y la otra comenzó a transmitirse un año después. Pero desde que llegaron a las pantallas de los televisores, esas series se convirtieron en las favoritas de las multitudes y ambas dieron inicio a una exitosa carrera internacional.

Se trata de Downton Abbey y Game of Thrones, producidas en Gran Bretaña y Estados Unidos, respectivamente. En medio de la diversa oferta de dramas que nos entrega hoy día la televisión, estas dos historias se han impuesto por la originalidad de sus libretos, las magistrales actuaciones y la calidad de su realización.

Lo curioso es que se trata de series muy diferentes entre sí. Downton Abbey nos traslada a una aristocrática mansión británica, en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, y nos convierte en testigos de las alegrías y tribulaciones de una familia de nobles y también de los sirvientes a su servicio. En cambio, Game of Thrones explora el universo de la fantasía. La acción transcurre en un territorio donde las estaciones pueden durar años, y donde los miembros de varias familias de nobles se enfrentan en interminables luchas por lograr que uno de los suyos ocupe el Trono de Hierro.

ENTRE ARISTÓCRATAS INGLESES
El novelista, actor, director y guionista inglés (nacido en Egipto) Julian Fellowes parece conocer muy bien el mundo de los aristócratas. ¿La razón principal? Está casado desde 1984 con lady Emma Kitchener. Según él, su esposa es “el secreto de su éxito”, pues ella “lo curó de sus inseguridades”. Hijo de un diplomático, Fellowes se educó en prestigiosos colegios y universidades, y se dedicó a actuar en el cine y la televisión. Obtuvo un Oscar por el guion de la película Gosford Park y en 2009 escribió The Young Victoria, el biopic sobre la reina Victoria, protagonizado por Emily Blunt. Pero la fama mundial le llegó gracias a su trabajo como escritor y productor general de Downton Abbey. Para crear esta historia, ha contado siempre con la asesoría de su esposa lady Emma.

La serie nos enfrenta a una familia de la nobleza tradicional -formada por lord Robert Crawley, earl de Grantham (Hugh Bonneville); su esposa Cora (Elizabeth McGovern) y sus hijas lady Mary (Michelle Dockery), lady Edith (Laura Carmichael) y lady Sybil (Jessica Brown Findlay)- que tiene que adaptarse a un mundo con nuevas reglas y exigencias. Y, junto a ellos, a lo largo de cuatro apasionantes temporadas, conocemos las vidas de sus servidores, entre ellos, el mayordomo jefe Mr. Carson (Jim Carter), el ama de llaves Mrs. Hugues (Phyllis Logan), el ayuda de cámara John Bates (Brendan Coyle), la doncella Anna Bates (Joanne Frogatt) y el retorcido e hipócrita lacayo Thomas Barrow (Rob James-Collier). ¿El personaje más popular? Sin duda alguna: Violet Crawley, la aristocrática condesa de Grantham. La veterana actriz Maggie Smith logra una caracterización insuperable como esta dama de lengua afilada, acostumbrada a mandar y a hacerse obedecer. Las frases que suelta este personaje a lo largo de la serie se han vuelto “célebres”. He aquí algunas de ellas: “No seas derrotista, querida. Es demasiado clase media”, “Soy una mujer: puedo ser tan contradictoria como quiera”, “Si fuese a buscar lógica, no lo haría entre la clase alta inglesa”… Por este rol, Maggie Smith ha recibido un Golden Globe y dos premios Emmy.

Las apariciones especiales de una leyenda de Hollywood, la gran actriz Shirley MacLaine, añaden también una pizca de sal y pimienta a la siempre agitada existencia de Downton Abbey. MacLaine interpreta a Martha Levinson, una rica estadounidense, viuda, madre de Cora Crawley, para quien las costumbres de la alta sociedad inglesa son incompatibles con su sentido práctico de la vida.

UN CASTILLO VICTORIANO
Los exteriores de esta exquisita serie y las escenas que transcurren en los salones están filmados en el imponente castillo victoriano de Highclere, del condado de Berkshire, así como en el pueblo de Bampton, en Oxfordshire. (Las escenografías del mundo de los sirvientes fueron construidas en los estudios de Ealing, en West London.) Los dueños de Highclere, en la vida real, son Georgie Herbert y su esposa Fiona, condes de Carnarvon. El éxito mundial de Downton Abbey ha hecho que su casona, situada a menos de 100 kilómetros (160 millas) de Londres, sea uno de los destinos preferidos de miles de turistas y una buena fuente de ingresos para sus propietarios, quienes también alquilan sus espacios para bodas y eventos especiales. ¡Todos quieren ver el lugar donde “vivieron” los personajes de su serie favorita!

Desde su primera temporada, Downton Abbey se erigió como la serie británica más cara de la televisión de ese país, con un costo estimado de 3.4 millones de dólares por episodio. El presupuesto no ha disminuido, de ahí que todo en esta historia, desde el vestuario hasta el mobiliario o los automóviles, sea deslumbrante.

TRAMPOLÍN A LA FAMA
Para varios de sus intérpretes, esta producción ha sido un trampolín a la fama que les ha permitido obtener importantes papeles en el cine. Por ejemplo, este año llegó a las pantallas NonStop, donde Michelle Dockery (lady Mary) actúa con Liam Neeson y Julianne Moore. A Dan Stevens (Matthew Crawley) lo veremos en la película The Cobbler junto a Dustin Hoffman y Adam Sandler. Y la guapísima Jessica Brown Findlay (lady Sybil) encabezará el elenco de la nueva adaptación de Frankenstein, en compañía de Daniel Radcliffe y James McAvoy.

Alrededor del mundo, millones de personas esperan con ansiedad que llegue septiembre para ver la quinta temporada de Downton Abbey y saber, entre otras cosas, a cuál de sus guapos pretendientes entregará su corazón la joven y bella viuda lady Mary.

FOTOGALERÍA: DOS GRANDES SERIES: DOWNTON ABBEY Y GAME OF THRONES

LOS REINOS DE LA FANTASÍA
Si Downton Abbey cuenta con un argumento original para la televisión, Game of Thrones se basa en la exitosa serie de novelas A Song of Ice and Fire, del escritor estadounidense George R.R. Martin. La primera, A Game of Thrones, vio la luz en 1996, y cinco años más tarde se estrenó su versión televisiva. Sobre esta adaptación, realizada por HBO, ha dicho Martin: “Les dejé a mi ‘bebé’ y han hecho un gran trabajo”. Y no cabe duda de que los millones de personas que siguen las peripecias de sus personajes en todos los continentes opinan lo mismo.

Si Downton Abbey es realista y fiel a las costumbres y los hechos de una época histórica, Game of Thrones es una fantasía, con reinos imaginarios y dragones, en la que se mueven magistralmente los hilos de la aventura, la intriga, la política y el sexo. Esta serie también ha superado récords de sintonía. El primer capítulo de su cuarta temporada se estrenó de forma simultánea en todo el mundo, y en Estados Unidos batió el récord de audiencia que había impuesto el último capítulo de la gustada serie de mafiosos The Sopranos.

ELENCO DE LUJO
El elenco de Game of Thrones es muy amplio, en cada temporada mueren algunos personajes y se introducen otros. Se destacan las actuaciones de Sean Bean como Eddard “Ned” Stark, el honorable señor del reino de Invernalia, y de Michelle Fairley como su esposa Catelyn Stark. Otra pareja que sobresale es la formada por Mark Addy como Robert Baratheon, el mujeriego y bebedor rey de los Siete Reinos, y Lena Headey como su esposa Cersei Lannister.

Esta serie ha permitido al gran público descubrir a figuras jóvenes con un futuro prometedor, como Emilia Clarke (Daenerys Targaryen), Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister), Kit Harington (Jon Snow), Sophie Turner (Sansa Stark) y Harry Lloyd (Viserys Targaryen), entre otros. Todos realizan una espléndida labor, pero el creador de Game of Thrones no oculta que su favorito es Peter Dinklage, un actor de 1.35 m (4’5″) de estatura y con un talento mayúsculo, quien interpreta al enano Tyrion Lannister, hermano de la reina Cersei.

El equipo de filmación de Game of Thrones ha viajado por todo el mundo en busca de sus locaciones: desde Irlanda y Croacia hasta Marruecos, Malta y Escocia. No hay duda de que se trata de una producción hecha con esmero y maestría. La cuarta temporada de Game of Thrones concluyó con un despliegue de emoción, sangre y erotismo. La quinta promete venganzas, batallas y amores, pero habrá que aguardar hasta abril de 2015. ¡Paciencia!

FOTOGALERÍA: DOS GRANDES SERIES: DOWNTON ABBEY Y GAME OF THRONES



Vanidades

Contenido reciente

Revelan secreto del pasado profesional de la reina Letizia

Letizia Ortiz lleva poco más de cuatro años como reina de España y, como muchos sabemos, antes de casarse con…

1 día atrás

Fin de año en Orlando: grandes sorpresas, diversión y la mejor gastronomía

La Capital Mundial de los Parques Temáticos está preparándose para recibir a los visitantes en esta temporada final del año…

1 día atrás

Kate Middleton recibirá millonaria indemnización por fotos ‘topless’

El Tribunal de Apelación de Versalles, en Francia, confirmó este miércoles la pena dictada en primera instancia contra la revista…

1 día atrás

Vida real: Testimonio de un papá soltero

Leo escuchaba a María sin pestañear; no estaba preparado para ese contratiempo que lo desestabilizaba por completo. Tenía muchas reuniones…

2 días atrás

Gigi Hadid “se casa” en Moschino

Gigi Hadid se casó en Moschino… La modelo se convirtió en novia sobre la pasarela de la casa italiana para…

2 días atrás

15 productos de belleza que no debes perderte esta temporada

Las últimas novedades llegan para impactarte con sus innovaciones. ¡Conócelos todos e inclúyelos en tu rutina de belleza!    …

2 días atrás