Entretenimiento

Alejandro Sanz regresa con nuevo disco

Por vanidades

- 28/10/2021 02:51
null

Lejos de ser una celebridad intocable, el cantante español sigue siendo un hombre sencillo y con carisma

Los años pasan y parece no haber declive para este cantante español, quien ahora regresa con un nuevo disco llamado ‘La música no se toca’. VANIDADES tuvo la oportunidad de descubrir su lado más artístico

SI hay una cantante que puede decir que tiene sangre española corriendo por la venas ese es Alejandro Sanz. Y no se trata solamente por el lugar donde nació (Madrid), sino por su formación artística y lo que expresa con su música. A pesar de que las baladas han colocado a Alejandro en un lugar privilegiado dentro de la música internacional, el alma del flamenco está en cada una de sus canciones. Su voz y las guitarras rápidas y llenas de corazón se han convertido en su sello distintivo.

Parece que fue hace poco que se internacionalizó con su disco Viviendo deprisa, y que alcanzó la cima del mundo con Más, su material más vendido hasta la fecha, pero en realidad Sanz tiene una carrera de más de 20 años y 14 discos (10 en estudio y cuatro en concierto). En otras palabras, a sus 43 años es una figura histórica y consolidada por donde se le quiera ver.

Lejos de ser una celebridad intocable, Alejandro sigue siendo el mismo. Un hombre con una sonrisa que no se puede quitar del rostro, con carisma, magnetismo y una sencillez única, y un bromista sin remedio. Si bien la paternidad de sus tres hijos: Manuela (con la modelo mexicana Jaydy Michel), Alexander (con la diseñadora de moda puertorriqueña Valeria Rivera) y Dylan (con su actual esposa Raquel Perera ) no lo ha cambiado, sí lo ha convertido en un hombre más comprometido. Ahora, Alejandro promueve su nuevo disco La música no se toca, en el que hay muchos cambios en comparación con sus trabajos anteriores. Un artista que siempre busca nuevos caminos y retos, porque esa es su filosofía de vida.

El título de tu nuevo disco es muy sugerente, ¿qué quisiste dar a entender exactamente con él?

La música no se toca tiene la connotación de que la vida es un milagro y la música es lo que más nos lo recuerda. Es pedir un poco de respeto por la música, pues hoy día se confunde muy fácil una canción con una aplicación de iPhone. Al final, una aplicación no deja de ser un juguete y una canción es un alimento para el alma. Por eso quise, con este disco, hacerle un homenaje a la música.

¿De dónde surgió la inspiración para este material?

La inspiración fue variada. En el disco intentamos que cada canción tuviera su mundo propio. De hecho, la mayor parte de los temas los compuse estando en México. Esta es la primera vez que escribo las canciones de un disco en un sitio diferente a mi estudio. Me vino muy bien, porque compartí con amigos que son de otras disciplinas culturales y artísticas. Eso me abrió diferentes posibilidades para escribir el material, pero cada canción encontró su propia historia detrás.

¿Cómo afectó el haber compuesto los temas fuera de tu estudio?

Puedes componer en cualquier lado, pero estoy convencido de que no va a ser lo mismo. Aunque no está comprobado, creo que hay cosas que marcan mucho un disco cuando lo compones, como el lugar en el que estás y lo que te rodea. Los sitios pueden ser bellos e inspiradores, donde te rodeas de gente a la que inevitablemente les enseñas los embriones de tus canciones para que te den su opinión. Aunque trates de mantenerte frío ante lo que digan los demás, siempre te afecta un poco. Ya había tenido experiencias así, como con Corazón partío, que la escribí en Monterrey hace muchos años. Creo que el ambiente donde estás influye en lo que escribes.

¿Quiénes fueron los artistas que contribuyeron a la creación de La música no se toca?

Noel Schajris, ex de Sin Bandera, hizo la música de una de las canciones, es un gran tipo y un musicazo; el poeta indígena Mardonio Carballo también estuvo ahí, escribió unos versos en náhuatl para un tema, que es un pequeño homenaje a México, y amigos que no tienen que ver con la música ni me han aportado nada concreto para una canción, pero que me enriquecieron al escribir este material.

¿Cuál fue el hilo conductor?

Lo primero que hablé con el productor del disco fue que no nos queríamos amarrar a un concepto sonoro, le dije que teníamos que estar al servicio de la emoción. De esa forma es muy interesante encontrar el contraste en la forma de cantar a la hora de escuchar las canciones en el disco, que es un poco flamenca, con los ritmos de los sonidos de los 80, de teclados y armonizaciones clásicas. Es un disco muy interesante de escuchar.

Shakira y Alejandro estuvieron juntos en concierto, en Buenos Aires, Argentina

LA OTRA CARA DEL ARTISTA

Si hay algo por lo que Sanz puede ser considerado un verdadero artista, y no solamente un gran cantante, es porque la música no es su única vía de expresión. Desde que llegó a radicar a Miami hace varios años, Alejandro dejó de con- templar las pinturas en los museos y las galerías, y se puso a hacerlas él mismo.

En varias ocasiones, Sanz ha dicho que la pintura, además de la cocina, es su terapia, y que por medio de los pinceles descubre cosas que permanecían ocultas para él. Este paso es algo totalmente lógico, tomando en cuenta que toda su vida Sanz ha estado rodeado de arte. Primero en los años que pasó en Cádiz, donde, según cuenta, prácticamente todos tocaban la guitarra y cantaban en la ca- lle, incluso los niños. Fue eso lo que lo atrajo al mundo de la música y lo sedujo para hacer sus propias creaciones. Posteriormente, su amistad con otros grandes artistas españoles que destilan talento, como Miguel Bosé, con quien recientemente hizo otro dueto para el disco Papitwo, y su ídolo de toda la vida, el guitarrista de flamenco Paco de Lucía, quien, además, es el padrino de su hijo Dylan. Ellos, entre muchos otros nombres, han terminado por moldear a un artista en todo el sentido de la palabra, que ahora se expresa mejor que nunca en su carrera.

Cuando escribes, ¿buscas algo en particular o sólo te dejas llevar?

Trato de que las canciones me sorprendan primero a mí. Intento cambiarles el significado a las palabras, utilizo unas que probablemente no son muy poéticas para una persona en un estado mental normal (risas), como marciana, para tratar de halagar a una mujer. Creo que es importante abrir determinados usos de las palabras, porque si nos decimos solamente te quiero todos los días, lo vamos a aborrecer. Es importante aprender a decirnos las cosas de diferentes maneras y usar el lenguaje en toda su plenitud. Eso lo han hecho los grandes poetas de la historia y es una manera bonita de enfrentarte a tus limitaciones.

¿Cómo son tus procesos creativos?

Para crear una canción hay que saber tocar un instrumento. No creo eso de que un artista componga sin saber tocar algún instrumento. Siempre empiezo con mi guitarra o el piano, comienzo con la melodía, luego la armonía y, sobre eso, escribo la letra, pero hay que trabajarla, ir puliendo la letra y la melodía.

¿Quiénes fueron tus maestros?

Cuando empecé a escribir, mi maestro era Gustavo Adolfo Bécquer. Me gustaban mucho los románticos, tanto en la escritura como en la música: Johann Pachelbel y Tomaso Albinoni. Después descubrí a Rachmaninoff, pero mi ídolo de toda la vida es Paco de Lucía; es uno de los genios que todavía nos quedan.

¿Qué aprendiste de Paco?

Es uno de los pocos guitarristas del mundo que puede cantar con la guitarra, aparte del virtuosismo, el control que tiene del instrumento y la musicalidad.

¿Te consideras un escritor de inspiración o de oficio?

Soy de ambos tipos: de inspiración, de transpiración y hasta de expiración a veces (risas), pues uno acaba medio muerto cuando termina un disco. Hay que trabajar mucho y hay canciones que se ponen medio cabezonas, medio rudas y no quieren salir, así que tengo que doblegarlas a base de trabajo. Cuando no quieren salir o salen medio vagas, les doy amor hasta convertirlas en poesía. Es importante trabajarlas duro para que salgan bien.

¿Qué tipo de música escuchas?

Ahora estoy enfrascado en música brasileña, de Roberta Sá concretamente, una mujer joven pero muy inteligente musical y emocionalmente. También estoy escuchando Ainadamar, la ópera que habla de la muerte de Federico García Lorca. Creo que Lorca es uno de los poetas que utilizan la palabra de una forma tremenda, pero también tiene tanto ritmo escribiendo, que todo lo transforma.

Parece que ya has hecho de todo. ¿Qué te falta por lograr en tu carrera?

Muchas cosas, nunca hay que renunciar a dar un paso más, es por lo único por lo que se vive. Mi próximo paso es subir al escenario y mostrar todo lo que estamos preparando para los conciertos.

¿Qué tendría que pasar para que dejaras la música?

Básicamente, que no tuviera nada más que decir musicalmente. El día que ya no pueda escribir, la voy a dejar, pero no va a ser ningún agente externo el que me obligue a dejarla.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento