Entretenimiento

Amores públicos,Bodas privadas

Por vanidades

- 28/10/2021 02:36
null

Son rutilantes estrellas del espectáculo. En sus conciertos les gusta rodearse por millones de personas. Adoran que las multitudes las vean en la gran pantalla. Pero, a la hora de casarse, prefieren hacerlo de manera ultraexclusiva, apartadas de las cámaras y rodeadas de lujo y misterio. Te descubrimos las bodas secretas más glamourosas del mundo del espectáculo.

Una boda es un acontecimiento gozoso. Desde tomar la decisión de casarse, la pedida de mano, los preparativos y la ceremonia nupcial. El festejo suele involucrar siempre mucha gente, puntos de vista, opiniones y, pensémoslo bien, si esto sucede para cualquier pareja normal, cuando se trata de celebridades, una boda puede convertirse en algo de dimensiones extraordinarias. Aunque en cuestión de famosos nunca hay nada
escrito, la mayoría de ellos busca defender su vida privada, por eso tener a un montón de fotógrafos en el altar le quita toda la magia al momento de casarse, según dijo la actriz española Elsa Pataky. Tal vez estar siempre en el ojo público los lleve a querer mantener la privacidad de su gran día a toda costa. Pero mantener a los reporteros a distancia no es el único motivo por el cual las bodas «secretas» se han vuelto tan populares entre las estrellas, también conllevan otros lujos que sólo ellas se pueden dar. Suelen vestir de alta costura, consentir a su reducido número de invitados (que apenas llega a los 50) con platillos exóticos, ambientar su recepción de manera increíble y rodearse de un sinnúmero de extravagancias. He aquí nuestra selección de las 10 bodas secretas más fabulosas de la historia. Tal vez decidas que lo tuyo es algo más intimo y puedas inspirarte en ellas para hacer tu propia boda al nuevo estilo de Hollywood.

Madonna y Sean Penn
Esta boda, celebrada en 1985, quizás haya sido el inicio de una tendencia que se ha convertido en moda en los últimos años. En la casa de Malibú del productor cinematográfico Kurt Unger, Madonna y Sean Penn se prometieron amor eterno, aunque éste sólo duró cuatro años. A la ceremonia asistieron personas muy cercanas a la pareja, y la prensa, desde luego, no fue requerida. Los invitados al enlace, entre los que se encontraban celebridades como Cher, Andy Warhol y Keith Haring, no fueron avisados de dónde sería la recepción hasta el último segundo. El niño malo de Hollywood y la estrella pop del momento querían total privacidad durante su boda, lo cual no pudo ser cuando
se coló a la prensa el lugar donde ésta se llevaba a cabo. De inmediato, helicópteros sobrevolaron la mansión californiana con tal de lograr una foto de los recién casados. Penn, haciendo honor a su reputación, los ausentó disparándoles con una escopeta. El hecho de que se casaran el 16 de agosto, el cumpleaños número 27 de la cantante, no ayudó en nada a distraer a los ansiosos paparazzi, quienes estaban pendientes de los planes de la pareja para ese día. Vaya sorpresa.
Beyoncé y Jay-Z
La guapa y poderosa Beyoncé es una mujer de grandes contrastes. Todo lo fiera y desinhibida que luce en los escenarios es proporcional a su timidez y modestia debajo de éstos. Hace tres años que la cantante le dio el sí al rapero Jay-Z en la casa de él en el neoyorquino barrio de Tribecca. La noticia se trató de mantener en el mayor de los hermetismos y poco a poco se fueron colando detalles, por ejemplo, que la pareja había mandado traer 60 mil orquídeas de Tailandia para adornar la recepción, a la que sólo fueron invitadas 30 personas. Entre los privilegiados que asistieron a la boda estuvieron, además de sus respectivos padres, sus amigas y compañeras de Destiny?s Child: Kelly Rowland y Michelle Williams, así como Gwyneth Paltrow y Chris Martin. Todos cenaron a la luz de las velas y brindaron con champán por la felicidad de la nueva pareja. En esta celebración tan íntima no podía faltar un toque de excentricidad. En este caso, el número cuatro. La pareja cree que es su número de suerte y se rumora que se casaron a las cuatro de la tarde y adornaron con un gran número romano IV la entrada del departamento de Jay-Z.
Megan Fox y Brian Austin Green
Sexy y adorada por muchos hombres de esta tierra, Megan Fox hizo legal su unión con Brian Austin Green enfundada en Armani Privé en una ceremonia discreta, privada y sobre todo sorpresiva en el Hotel Four Seasons de Hawái el 24 de junio de 2010. La unión fue tan privada que ni siquiera los padres de la pareja estuvieron presentes. ¿La razón? La unión fue complementada con una ceremonia ortodoxa en la que un sacerdote kahuna los casó siguiendo las tradiciones religiosas de la isla. Acompañando a la pareja sólo estuvo el pequeño hijo de ocho años de Austin, Kassius, que llevaba los anillos de boda dentro de una concha marina. La ceremonia se realizó en la playa al atardecer y después de los votos se pusieron collares de flores y usaron hojas de té para bendecir un brazalete de jade para Kassius. De esta manera unieron espiritualmente a su familia. La novia no usó accesorios, ni siquiera zapatos, sólo llevó un ramo de gardenias y rosas blancas, pero después de la ceremonia hubo un festejo íntimo y familiar que se mantuvo en absoluto misterio.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento