Entretenimiento

Antonio Banderas: un hombre versátil y apasionado por la actuación

Por vanidades

- 28/10/2021 04:20

El actor, director, productor y guionista español nos habló acerca de sus recientes proyectos, sus próximos planes y las razones por las que no desea retirarse todavía del mundo del cine

En su película más reciente, Antonio Banderas sale con una barba que le llega al pecho y una peluca que casi le destroza el cuello, pero todo tiene una razón de ser: interpreta a un pirata. No a cualquiera, sino a uno que los niños adorarán en el nuevo filme The Sponge Bob Movie: Sponge Out of Water.

Aunque Antonio ya tiene 54 años de edad, no rehúye de los papeles en películas infantiles, como otros actores. Los hace porque interpreta cuanto papel le pongan enfrente; a fin de cuentas es un actor que ama representar a otras personas, aunque sólo sea por unos momentos.

Lo que viene después de esto es un Antonio más dedicado a la escritura de guiones, a la dirección y a la producción, pero sin abandonar la actuación. Mientras tanto, estuvo frente a nosotros en un hotel de Beverly Hills. Fue una verdadera delicia entrevistarlo, pues es una persona con tanta energía que nunca para de hablar… y tenía mucho que contarnos.    

Cuando actúas en una película infantil, ¿tienes más oportunidad de ser creativo?
Sí. Las películas infantiles siempre te dan la posibilidad de salirte un poquito del molde y en esta la tuve más, porque todo el concepto de The Sponge Bob Movie: Sponge Out of Water fue así. No estaba familiarizado con él; de vez en cuando, al cambiar de canal en la televisión, me topaba con la caricatura de una esponja. Mi hija Stella la veía, pero desde hace tiempo no lo hace, ahora ve películas como Interestelar. Lo que me gustó fue el lado surreal de ese filme, que le gusta no sólo a los chicos, pues un rango grande de adultos se divierte mucho viéndolo.

NOTA: ANTONIO BANDERAS CUENTA SUS SECRETOS

Muchos actores adoran interpretar piratas. ¿También tú?
Cuando me dieron al personaje me dijeron que sería muy divertido y fue cierto, porque es tridimensional: en un mundo es el narrador, es quien empieza diciendo ?Erase una vez?, pero resulta que él está en la historia y es el villano, pero también es un pirata y un cocinero. Para cualquier actor es muy divertido interpretar a un pirata, porque representa libertad, escapar de las reglas y de todo.  

¿Cómo te preparas para interpretar personajes que han sido pensados para los niños?
Antes que nada trato de entender el concepto. Al principio me llevaron al estudio a entrevistarme con el creador, pero tuve la libertad de hacer lo que quisiera siempre y cuando se lo comunicara antes. Además, yo era el único actor, así que no tenía nada enfrente, salvo unas cruces marcadas con colores. Alguien me leía las líneas, pero era raro, porque no estaban en el lugar de las cruces, así que la voz me llegaba de un lado y yo tenía que contestarle al otro lado. Además, tenía que imaginar que Bob Esponja estaba frente a mí… Pero lo más difícil fue la barba que usé. No me la dejé crecer, no suelo hacer esas cosas, pero llegaba al set y me ponían una peluca que pesaba 3 kilos (6,6 libras) y después de dos días de trabajo, tenía un dolor en el cuello terrible. Era la peluca la que provocaba que forzara el cuello todo el tiempo; luego estaba esa barba, que se sentía como si me atacara un mapache y se agarrara de mi cara; además, el traje se veía muy bien, pero filmamos en Savannah, Georgia, que es caluroso y húmedo. Mi personaje se mueve mucho y se ríe todo el tiempo, así que el bigote se me despegaba a cada rato y me tenían que poner más pegamento, y como tiene un componente con éter, me mareaba a cada rato. En fin, que el momento más feliz del día era cuando me quitaba todo eso de encima.

Hace años dijiste que regresarías a vivir a tu natal Málaga. ¿Sigues con esa idea?
Hollywood no es lo que solía ser. Antes era el lugar donde la gente venía a filmar, pero luego se volvió como una marca. Muchas personas que han trabajado durante años aquí, me asocian tanto con las películas que he hecho en Estados Unidos como con las que he hecho en Europa, entonces, ¿por qué cerrar esa puerta en este momento de mi vida? Si recibo una buena oferta la acepto, pues me considero un actor internacional. Si voy a dirigir lo quiero hacer en España, aunque la situación es difícil allá; para producir lo puedo hacer desde aquí, como hice con la película Autómata.

¿Qué tipo de papeles te gusta interpretar?
Como actor me gusta interpretar prácticamente de todo. Ese ha sido mi sello desde hace años y no tengo la preocupación de que debo cuidar una carrera. Mis agentes me dicen que no acepte tal o cual papel, porque podría dañar mi carrera, pero no me importa. También me dicen que debí de haber hecho tal papel porque la gente me identifica con El Zorro, pero no puedo rechazar algo que me guste y decirle que no sólo porque pueda dañar mi carrera. Eso no me importa, ya que hago esto porque me divierte. Sólo tengo una vida, como cualquiera, y voy a hacer lo que quiero. La palabra que más escucho sobre mi carrera en los últimos años es versatilidad; siempre le tienen que poner una etiqueta a la gente y la mía es esa.

Hace tiempo hablaste de retirarte…
Lo pensé en una época, pero me gusta mucho la actuación como para dejarla. Creo que aún no he hecho el trabajo por el que seré recordado; si ya lo hubiera hecho, entonces sería el momento de pensar en el retiro como actor, pero como director todavía tengo muchas cosas que hacer. Estoy escribiendo bastante en estos días, pues deseo dirigir más, pero eso no significa que vaya a dejar de actuar. Tengo la expectativa de volver a Broadway, donde tuve la mejor experiencia de mi carrera desde que llegué a Estados Unidos. Curiosamente, no fue ante una cámara, sino en el escenario.

¿Qué te gusta más: actuar o dirigir?
Me siento más yo mismo cuando dirijo que cuando actúo. Acabo de hacer dos películas, y voy a producir y a dirigir más filmes. No lo había hecho antes porque aún tenía muchas ofertas que atender, y dirigir un proyecto te toma cerca de año y medio dedicado solamente a él.

¿Qué te falta lograr como actor?
No lo sé. No hay algo específico que quiera hacer. Sé de lo que sí deseo como director, pues son temas que me interesan, como la vida, la política, las relaciones humanas… Mis primeros proyectos eran de novelas, pero ahora vienen de una forma más personal. Tengo tres guiones escritos por mí y estoy haciendo dos simultáneamente, así que todavía faltan unos tres o cuatro años para que vean la luz. Algunos de esos guiones no serán dirigidos por mí; si un director está interesado, yo produciré la película, pero cuando escribo lo hago pensando que soy yo quien va a dirigir… ¡Escribo para mí!

NOTA: ANTONIO BANDERAS CUENTA SUS SECRETOS



Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento