Entretenimiento

Bryan Cranston: uno de los actores más buscados en Hollywood

Por vanidades

- 28/10/2021 06:19

Desde «Braking Bad», la carrera de Bryan Cranston ha ido en ascenso, ahora interpreta a un personaje real en «The Infiltrator», y conversó con Vanidades al respecto

Pocos actores pueden presumir de tener a Hollywood a sus pies a los 60 años. Uno de ellos es Bryan Cranston, quien cambió el éxito que tenía en los programas de televisión, como Malcolm in the Middle y Breaking Bad, por las películas, y tras una nominación al Oscar por Trumbo, ahora se consolida en el cine interpretando a un agente infiltrado en un cartel colombiano en la película The Infiltrator. Cranston, uno de los pocos actores que tiene un dominio pleno del drama y de la comedia, interpreta a Robert Mazur, un agente de aduanas de Estados Unidos, quien realmente existió y dejó al descubierto el sistema de lavado de dinero del cartel de Pablo Escobar. Precisamente de este nuevo proyecto es de lo que nos habla en esta entrevista.

¿Qué tan difícil es interpretar personajes que existen, como en Trumbo y ahora en The Infiltrator?

Siempre que interpretas a un personaje que tiene una historia real y está basado en alguien que existe, viene con una responsabilidad extra. Lo que quieres es honrar su trabajo, lo importante que fue él y también quieres mostrar lo difícil que fue lograr lo que hizo. Robert Mazur estaba infiltrado en la mafia tratando de fingir ser alguien que no era, que es lo que hacemos los actores (risas).

¿Tuviste la oportunidad de conocer a Robert Mazur?

Sí, conocí a Robert. Es un tipo muy decente y muy ambicioso en el sentido de que quería que se hiciera lo correcto; es lo que diríamos un hombre honorable.

¿Hubo algo que aportaste por tu cuenta al personaje?

Sí, cuando interpretas a un personaje que es muy conocido tienes que valorar cuáles son las expectativas de lo que la gente recordaba de ese hombre, pero a Robert Mazur nadie lo conocía. Es la historia verídica de un hombre verdadero, pero nadie sabía cómo era físicamente, cómo hablaba o cómo caminaba… Cuando eso pasa tienes más libertad para crear la apariencia y el temperamento que funcionen mejor para el filme.

¿Cómo te preparaste para interpretarlo?

Investigué mucho acerca de carteles, sobre todo de lo que hicieron ese año. Leí el libro de Robert, The Infiltrator, que es en el que la película se basó, y eso me ayudó. También leí algunos artículos sobre el tema que se publicaron en esos días y vi videos. Después usé mi imaginación para llenar los huecos que faltaban, pero hablé durante mucho tiempo con él para poder captar su esencia como persona.

De todo tu trabajo de investigación, ¿qué te impactó más?

Diría que la impresionante historia de cómo se orquestó todo el arresto. No te voy a dar muchos detalles al respecto, porque es el clímax de la película, pero la forma como se dio y como se llevó a cabo me impresionó, porque se necesitaba de mucha inteligencia y coordinación para hacer un arresto masivo. Tenía que ser simultáneo y pudieron hacerlo al final; eso fue impresionante.

En Breaking Bad interpretaste a un capo del narcotráfico que estaba muy cercano a la policía. ¿Te ayudó esa experiencia para construir al personaje de Mazur?

No de manera consciente. Me gusta asumir cada papel independientemente de los otros roles que he hecho en mi carrera, pero si hay algunas similitudes lo examino y veo si hay algo que le pueda dar un valor agregado. El hecho de que sea yo quien interpreta a estos personajes muestra que hay algo relacionado con cada uno de ellos: el tipo que interpreta a Walter White es el mismo que hace de Dalton Trumbo; también es el mismo que interpreta a Lyndon Johnson y a Robert Mazur; pero siempre quiero asegurarme de que cada personaje tenga su propia claridad e individualidad. Lo mismo pasó con Mazur, quería que tuviera características únicas, que la historia fuera irresistible y emocionante, pero que a la vez fuera humana.

Robert Mazur es un tipo admirable por donde se le vea. ¿Cuál es la parte que más admiras de él? 

Se trata de un hombre que estuvo tres años encubierto y que aun así pudo mantener una relación con su familia. Ese es un juego de malabares increíblemente difícil y peligroso. Llega un momento en que, para asegurar a su familia, pone distancia entre ellos… Nunca manejó la misma ruta durante tres años, siempre daba vueltas y vueltas, y veía por el retrovisor para asegurarse de que no lo seguían. Cuando ya estaba seguro, iba a su casa. ¿Te imaginas vivir en ese nivel de paranoia diario? 

Ahora que eres un actor maduro con premios y no tienes más que probar, ¿qué tipo de papeles estás buscando?

Los que tengan una buena narrativa. Lo primero que busco cuando leo un guión es que haya una buena historia y es lo que me pasó con The Infiltrator. Cuando leí el guión vi a un hombre heroico, pero más allá de eso, estaba una familia desesperada porque a Robert no le hicieran daño y quería saber qué hacía en el trabajo. Mucha gente no está involucrada en ese enorme peligro o conflicto, pero creo que se puede relacionar con él. Como hombres luchamos por darles más tiempo a nuestras familias, a pesar de nuestros trabajos, pero Robert Mazur, además, estaba viviendo en un mundo muy peligroso, tenía que ser muy cuidadoso con lo que decía y hacía, porque si lo descubrían no solo echaba a perder los tres años de investigaciones, sino que ponía en peligro su propia vida, la de sus sus amigos y la de su familia. Es una historia increíble, pero, sobre todo, verdadera.

Ha habido películas acerca de ese tema, como Donnie Brasco y The Departed. ¿Te sirvieron de algo para adentrarte en el mundo del filme The Infiltrator?

Creo que esas películas funcionaron porque eran emocionantes. Mostraban el peligro real que había en esos casos y lograban que nos identificáramos con quien estaba infiltrado en la mafia, porque lo hacía por las razones correctas. Por un lado tenía familia, con la que quería seguir conectada, y por el otro deseaba lograr algo profundo. Creo que son películas que se relacionan, porque puedes ver lo difícil que es tratar de hacer que todo funcione, pero en comparación con The Departed, esta es una historia verdadera y tenemos la prueba.

¿Cuál es tu definición de lo que es un buen actor?

Es difícil describirlo con palabras, pero cuando ves a uno sabes que lo es. Se trata de alguien que está, figurativa y literalmente hablando, vulnerable, desnudo; eso no te hace un buen actor, pero si quieres ser uno bueno, es un requisito.

¿En qué te sientes más cómodo, en el drama o la comedia?

No lo sé, son muy diferentes, es como si te dieran a escoger para comer a mediodía algo dulce o algo salado (risas). ¡Me gustan ambos! ¿Sabes qué pasa? Que cuando haces mucho de uno quieres hacer el otro. Me gustan tanto que no puedo elegir.

Hace mucho tiempo que no diriges una película. ¿Está en tus planes hacerlo en el futuro?

Así es, tengo un par de proyectos esperando, pero hasta ahora no hay nada oficial, así que vamos a ver qué tal se desarrollan. En cuanto a actuación, hace poco salió la película de Lyndon Johnson para la televisión y se está estrenando The Infiltrator. Son los proyectos que tengo por el momento.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento