Entretenimiento

Charlize Theron, mucho más que una típica diva

Por vanidades

- 28/10/2021 02:42

Rompió el molde del símbolo sexual y se ha convertido en una de las mejores actrices de Hollywood

Por fuera, Charlize Therones el prototipo de la diva hollywoodense. Su belleza es impactante y su porte es único; pero por dentro dista mucho de ser la estrella rígida de cine que muchos pensarían que es. Solo hace falta escucharla hablar un par de minutos para darse cuenta de que es muy natural. Prácticamente, cada respuesta la empieza con una broma y no rehúye una sola de las preguntas.

Lo que a Charlize le importa es su carrera de actriz y productora en la meca del cine, y sigue dando pasos muy sólidos, como sus últimas cintas: Young Adult y Snow White and the Huntsman. En la primera interpreta a Mavis Gary, una escritora que trata de revivir sus años dorados de la preparatoria al volver a su pueblo natal por el novio que le había prometido amor eterno. Ahora él tiene una familia, algo que a Mavis no le importa. En la segunda, que acaba de terminar de filmarse, Charlize se convierte en la malvada reina del cuento de Blancanieves.

¿Qué te llevó a aceptar el papel de Mavis Gary en Young Adult?

Que me pagaron muy bien (risas). En realidad tenía una obsesión por trabajar con Jason Reitman, su nombre estaba entre los primeros en mi lista de directores con quienes quería trabajar. Nos conocimos, a él le llegó este guión y me lo comentó. Me pareció que la combinación de él dirigiendo la película y Diablo Cody escribiendo la trama era muy seductora; no podía dejar pasar esta oportunidad.

Mavis Gary es una persona muy inmadura. ¿Hay algo en lo que te identificas con ella?

Las dos somos muy extremistas, pero es en los detalles pequeños en lo que me identifico con Mavis. Si te fijas, lidia con las cosas que todas las mujeres tenemos que enfrentar al final de nuestros 30, pero el problema es que ella lo hace con las herramientas de una adolescente de 16 años. Por supuesto, no todas las personas tienen que ser ultramaduras, y esta no es la película romántica que te indica que si no enfrentas la vida de tal manera vas a recibir un buen golpe.

Además de actuar, fuiste la productora de esta película. ¿Cuál fue tu reacción cuando la viste por primera vez?

Creo que sentí lo mismo que todos, una pena enorme por mí misma (risas). La primera vez que la vi fue con mi socia. Cuando los créditos pasaron al final, las dos nos quedamos en silencio. Me quedé sin palabras por muchas razones, pero sobre todo porque vi desde el principio la película que habíamos planeado hacer. El sentimiento que me produjo fue muy intenso. Mavis es un personaje que dice cosas que no te imaginas. Me costó más trabajo ver Young Adult que interpretarla. Así de simple. Fue difícil verme gritando en la mitad de un bar, mientras estaba tratando de conquistar a un hombre casado. Todos me estaban viendo y me caí encima de alguien… No hay nada bueno en eso, pero estoy orgullosa del filme. Fue una gran experiencia.

Dijiste que lo primero que te atrajo de Young Adult fue que el director era Jason Reitman. ¿Cómo fue trabajar con él?

Me enamoré de su trabajo, pues su estándar de calidad es muy alto. Recuerdo haber salido de Up in the Air (película que Reitman dirigió) diciendo: «¿Cómo demonios me ganó Vera Farmiga ese papel?». ¡Estaba celosa, Vera estuvo impresionante y yo hubiera querido actuar en ese filme! Cuando conoces a las personas con las que quieres trabajar puede ser que no lo hagan como tú quieres, pero definitivamente sí puedes confiar en ellas. En este caso, Jason y yo somos muy similares. Hubo momentos en los que él consideró que una sola toma era suficiente y yo confié en él. Suena tonto, pero si me pidiera que saltara de un edificio lo haría, porque si Jason lo dice debe de haber algo interesante en saltar de un edificio.

¿Qué nos puedes decir de Snow White and the Huntsman?

Filmarla me hizo sentir como una preadolescente… como si tuviera 12 años. La película fue un proyecto muy ambicioso y, para mí, interpretar a la reina Ravenna fue muy divertido.

¿Cómo fue actuar al lado de la joven actriz Kristen Stewart, quien interpreta a Blancanieves?

Desde que nos conocimos, entre las dos surgió una química increíble. La verdad es que pasamos un buen tiempo filmando esa película. Yo espero que la gente la disfrute mucho. Kirsten tiene apenas 21 años… Recuerdo cuando yo tenía esa edad. Su actuación fue fantástica. Además, es una buena luchadora.

DE DIVA A ACTRIZ

Charlize ya tiene un Oscar en su casa  gracias a su impresionante actuación en Monster, donde interpretó a una asesina en serie. Para su personaje no le importó sacrificar su físico y lograr una transformación que aun hoy, ocho años después, sigue asombrando al mundo y le dio la credibilidad que necesitaba como actriz.

Para Young Adult no tuvo que cambiar mucho, pero demostró que sus dotes para el humor negro son tan creíbles como su talento para los papeles dramáticos.

¿Cómo preparas tus personajes?

En el momento en el que le doy el sí a un proyecto, me vuelvo muy obsesiva con él. De repente camino por la calle y si alguien hace algo que me llama la atención, automáticamente lo pongo en un archivo mental para crear al personaje. Por ejemplo, tengo una amiga que es adicta a la Coca-Cola de dieta. A veces va manejando a las 4:00 a.m. rumbo al trabajo y va tomando su botella de dos litros… Esas cosas las archivo en mi mente, porque las puedo utilizar para un personaje. No entiendo a la gente que ensaya a cada rato, pues yo estoy creando algo que tiene secretos y no quiero compartirlos con todo el mundo. Al llegar al trabajo procuro no pensar en nada. Si lo hago, ¡estoy perdida! También rezo mucho, lo hago cada vez que puedo para que el proyecto salga bien. Me encomiendo a todo poder celestial que me pueda ayudar (risas).

¿Quiénes son las personas que te inspiran hoy día?

Muchísimas… El otro día fui a una exposición en Londres para ver un video de un artista sueco, que me impresionó enormemente. Siempre encuentro toneladas de inspiración en muchos lados, por ejemplo, en la interpretación de Jack Nicholson en The Shining. Si veo otra vez esa película, trataría de robármela, te lo aseguro.

¿Puedes decir qué es lo que más te gusta de ser actriz?

Que es un trabajo purificador. Es muy interesante, porque a veces tenemos la suerte de que nos paguen por hacer lo que solíamos realizar cuando éramos niños (risas); pero cuando tienes un buen material que toca aspectos humanos y puedes sumergirte en ellos, te reflejas y ves cosas que no te gustan de ti misma. Puedes ponerlas todas debajo del tapete, pero algún día tendrás que enfrentarlas.

¿En qué consiste la actuación?

¿Sabes? Hay muchas partes del proceso que no entiendo aún. Hay algo muy específico al actuar y es tratar de ser lo más real posible en circunstancias poco reales. Hay una parte que tienes que dejar que suceda sola, que no la puedes planear, que es como un show de magia en el que no sabes de donde salen las cosas, pero sí sabes cuáles son los trucos. Por eso creo que Jason Reitman hace tres o cuatro tomas de cada escena, porque sabe que hay un pequeño momento donde no puedes manipular la escena. Si preparas demasiado un papel te congelas al llegar al set por el miedo de que se te olvide algo; cualquier cosa te saca totalmente del plan, por eso tienes que ser lo más natural posible. Creo que la actuación consiste en personalizar muchos momentos, pero no todo el tiempo. Siempre interpretas comportamientos humanos y te adentras en ellos, pero no los posees por completo. Al ver cómo reacciona la gente ante esas situaciones tienes un buen material para desarrollar un personaje.

Charlize Theron nació en Benoni, una ciudad en Johannesburgo, en Sudáfrica, de madre alemana y padre francés.

¿Ha influido de alguna manera en tu trabajo como actriz el hecho de no ser estadounidense?

No sé si tenga una ventaja especial o una desventaja por ser de Sudáfrica, lo que sí sé es que el lugar donde creces forma tu carácter, te hace ser quien eres y reaccionar de cierta forma. Lo único que tuve que perder fue mi acento… Ni sabía que tenía acento sudafricano (risas).

Eres una persona muy natural y eso parece molestarles a algunos medios?

¿Solo porque en una película me caí en un bar dicen que tomo mucho? (risas). He aprendido que la vida no es el ensayo de una película y la tienes que aceptar como viene. Vivo a mi manera y, hasta donde sé, no existe un libro de reglas que diga cómo tienes que hacerlo. Me siento bendecida por hacer el trabajo que me gusta; además, me pagan por esto y no sé cómo empezó…

Dicen que eres fan de las artes marciales mixtas. ¿Es verdad?

¡Me encantan! Fue a partir de un libro buenísimo que se llama A Fighter’s Heart (El corazón de un luchador), que trata sobre el arte de pelear. Lo escribió Sam Sheridan, un hombre que va por todo el mundo estudiando diferentes artes marciales. Desde que lo leí me cambió la visión que tenía de esas artes y me hice fan.

En cuanto a tu vida privada, nunca habías estado sin una pareja desde que tenías 19 años. ¿Cierto o falso?

Cierto, y estoy disfrutando este momento. Siempre me he sentido muy cómoda en mis relaciones, soy monógama y estoy en mi zona de confort cuando tengo un compañero al lado, pero ahora me siento igual de bien al estar sola. Creo que eso es excelente.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento