Entretenimiento

Directoras de cine contra viento y marea

Por vanidades

- 28/10/2021 02:58

Aunque Hollywood siempre ha preferido a los hombres, algunas mujeres, por su indudable talento, han estado al frente de un equipo de filmación

Hubo que esperar 82 entregas de los premios Oscar para que la codiciada estatuilla que la Academia concede al Mejor Director del año fuera a parar a manos de una mujer. Kathryn Bigelow logró lo que, en años anteriores, no habían conseguido otras tres directoras de indudable talento: la italiana Lina Wertmüller, la neozelandesa Jane Campion y la estadounidense Sofia Coppola. El triunfo de la Bigelow fue todo un acontecimiento, sobre todo porque su película, The Hurt Locker, pertenece a un género tradicionalmente considerado «masculino»: el del cine bélico. Con ese premio quedó demostrado que las mujeres no sólo pueden ponerse al frente de un equipo de filmación y hacer estupendas producciones, sino, además, llevarse el Oscar a casa.

Sin embargo, el mundo del cine sigue siendo bastante «machista», no sólo en Hollywood, sino en todo el planeta. Mientras los directores hombres proliferan, las mujeres que ejercen esa profesión llevan años siendo minoría y, todavía hoy, no abundan. Tal pareciera que, a la hora de invertir su dinero, los productores prefirieran ponerlo en manos de hombres… como si eso fuera una garantía de éxito.

PREMIADA Y RESPETADA

El camino que tuvo que recorrer Kathryn Bigelow para llegar al Oscar no fue fácil. Aunque desde 1982 había dirigido thrillers (algunos de ellos con estrellas como Jamie Lee Curtis, Keanu Reeves, Patrick Swayze, Ralph Fiennes, Harrison Ford y Sean Penn en los papeles estelares), durante mucho tiempo fue vista sólo como «la esposa de James Cameron«, el creador del megaéxito Titanic. Pero con el estreno de The Hurt Locker, todo cambió. Kathryn, ya divorciada de Cameron, se situó en el «Olimpo» de los directores de Hollywood y su siguiente filme, el elogiado thriller sobre la captura de Osama bin Laden, titulado Zero Dark Thirty, ratificó ese estatus.»

«Si existe una resistencia específica a que las mujeres dirijan cine, yo elegí ignorar ese obstáculo por dos razones: no puedo cambiar mi género y me niego a dejar de hacer películas», ha comentado Kathryn Bigelow. Según ella, esirrelevante el sexo de quien dirige una película, lo que realmente importa es la respuesta del público.

ALGO MÁS QUE UNA «HIJITA DE PAPÁ»

Próxima a cumplir 42 años, Sofia Coppola es otra directora que ha conquistado un espacio en Hollywood. Al principio, muchos pensaron que su deseo de dirigir era sÓlo el capricho de la hija de su famoso papá Francis Ford Coppola. Pero, si bien es cierto que el director de The Godfather fue un gran apoyo en los inicios de su carrera, Sofía ha demostrado, con pelí culas como The Virgin Suicides, Lost in Translation (que le valió una candidatura al Oscar en la categoría de Mejor Director) y Marie Antoinette, que es una directora digna de respeto.

Si la gran pasión de Sofia es el cine, su «debilidad» es la moda, al punto de que colaboró con la maison Louis Vuitton, diseñando una línea de bolsos de mano que lleva su nombre y también en la creación de su resort collection 2012. Su nueva película, The Bling Ring, llegará a las pantallas de París el próximo mes de junio. Protagonizada por Emma Watson, trata sobre un grupo de jóvenes que usa Internet para rastrear las vidas de las celebridades y robar en sus casas. Sofia no sólo dirige, sino que también es la autora del guión y forma parte de los productores.

UNA ACTRIZ QUE SE DIRIGE

Francesa por cuna y cultura, y estadounidense por elección, Julie Delpy comenzó su carrera como actriz en París, cuando era muy joven (a los 14 años, en la película Détective, dirigida por Jean-Luc Godard), y posteriormente recibió grandes elogios por su trabajo en dramas como Three Colors: White (1994) y en comedias como An American Werewolf in Paris (1997). Pero su mayor éxito interpretativo, con el que enamoró a un sinfín de espectadores de todo el mundo, fue su rol de Celine en las superrománticas Before Sunrise (1995) y Before Sunset (2004), en las que tuvo como coprotagonista a Ethan Hawke. La pareja volvió a reunirse en la tercera parte de la saga, filmada en Grecia, que lleva por título Before Midnight. La película tuvo su estreno el pasado mes de enero, en el Festival de Sundance, y seguramente muchos irán a verla para comprobar si la química entre Delpy y Hawke sigue funcionando.

Julie debutó como directora en el 2002, con Looking for Jimmy. Después hizo 2 Days in Paris (2007) y 2 Days in New York (2012). Julie ha demostrado una gran habilidad para ser, al mismo tiempo, protagonista y directora de sus películas. En The Countess (2009) se convirtió en una noble húngara del siglo XIX acusada de beber la sangre de sus jóvenes sirvientas, y en Le Skylab (2011) dio vida a la mamá de una niña en una comedia familiar ambientada en Francia.

Los aplausos que ha recibido Julie en su faceta de directora son muy merecidos, pues ella no es ninguna improvisada en la materia: en los años 1990, sin abandonar su carrera de actriz, estudió en la Tisch School of the Arts de la New York University.

FOTOGALERÍA: DIRECTORAS DE CINE CONTRA VIENTO Y MAREA

¿A LA TERCERA VA LA VENCIDA?

La inagotable Madonna es otra de las mujeres que ha aceptado el desafío de convertirse en directora de cine. Y aunque ni el público ni la crítica han acogido con entusiasmo las dos películas que ha dirigido, la «Material Girl» no parece haber renunciado a esa faceta de su carrera. En el 2008 dio a conocer Filth and Wisdom, una comedia sobre un gitano ucraniano que sueña con ser estrella de rock. Filmada en Londres, con actores desconocidos, fue un rotundo fracaso de taquilla; pero se estrenó con bombos y platillos en el Festival de Cine de Berlín. Después fue exhibida en otros festivales, como los de Montreal, Atenas, Río de Janeiro, Tokio… ¡No hay duda de que el nombre de Madonna abre muchas puertas!

La segunda aventura de Madonna como directora fue W.E. (2011), una película que narra simultáneamente el affair entre el rey Eduardo VIII y la divorciada estadounidense Wallis Simpson, y el amor entre una mujer casada contemporánea y un guardia ruso de seguridad de una casa de subastas. Como el dinero no es una preocupación para Madonna, ella misma autofinanció la mayor parte de esta producción. Lo que no logró fue rodearse de actores de prestigio. Inicialmente pensó que los papeles principales fueran interpretados por Amy Adams, Vera Farmiga y Ewan McGregor… pero tuvo que conformarse con actores poco conocidos. La première fue nada menos que en el Festival de Venecia. Madonna es mucha Madonna y todos quieren estrenar sus películas… ¡aunque sean decepcionantes! Ahora muchos se preguntan: ¿habrá un tercer intento?

PESE A TODOS LOS OBSTÁCULOS

Otras directoras que han logrado triunfos importantes en la industria del cine son las hindúes Mira Nair (Amelia, con Hilary Swank; Vanity Fair, con Reese Witherspoon) y Deepa Mehta (autora de las aclamadas Fire y Water). También sobresalen la española Isabel Coixet (Elegy , con Ben Kingsley y Penélope Cruz), la polaca Agnieszka Holland (bajo sus órdenes, un joven Leonardo DiCaprio interpretó al poeta francés Arthur Rimbaud en Total Eclipse) y la estadounidense Julie Taymor (Frida, Titus, The Tempest).

Por su parte, la danesa Lone Scherfig ha impactado con sus filmes (entre ellos An Education, con Carey Mulligan, y One Day, con Anne Hathaway), y la italiana Valeria Bruni Tedeschi, hermana de la cantautora y exprimera dama francesa Carla Bruni Sarkozy, ha protagonizado y dirigido sus filmes Il est plus facile pour un chameau…, Actrices y Un château en Italie). Imposible olvidar a dos directoras cuyas obras obtuvieron el Oscar como Mejor Película Extranjera: la holandesa Marleen Gorris con Antonia’s Line y la danesa Susanne Bier con In a Better World.

En Latinoamérica hay que contar con la argentina Lucía Puenzo (ganadora del Grand Prix de la Semana de la Crítica en el Festival de Cannes con el filme XXY), la peruana Claudia Llosa (ganadora del Oso de Oro en el Festival de Berlín y candidata al Oscar por Mejor Película Extranjera: La teta asustada ) y las mexicanas Mariana Chenillo (Cinco días sin Nora) y Patricia Riggen (La misma luna).

En esta lista habría que añadir a la estadounidense Lana Wachowski, quien antes de someterse a una operación quirúrgica para adoptar el sexo femenino, era conocida como Larry y dirigió junto a su hermano Andy la trilogía The Matrix). Pese a todos los obstáculos, hay un buen número de mujeres talentosas que han dado o se disponen a dar sus pasos iniciales como directoras de cine. Ellas, siguiendo el ejemplo de directoras como la francesa Agnès Varda, la italiana Liliana Cavani, la argentina María Luisa Bemberg y las estadounidenses Barbra Streisand y Nora Ephron, quieren darle al séptimo arte una mirada y una sensibilidad femeninas.

FOTOGALERÍA: DIRECTORAS DE CINE CONTRA VIENTO Y MAREA

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento