Entretenimiento

El lado humano de Chris Evans

Por vanidades

- 28/10/2021 03:41
null

Me gusta hacer las cosas solo y crear algo con la puerta cerrada, confiesa en exclusiva el protagonista de Captain America: The Winter Soldier

Sin el típico escudo del Capitán América, entrevistamos a Chris Evans en el hotel Beverly Hilton, el mismo donde entregan los premios Golden Globe. Y sin efectos especiales, nos recibió en exclusiva para hablar del lado humano y profesional que hay entre los superpoderes… de la fama.

¿Qué tan superhéroe te consideras en la realidad, a la hora del romanticismo?

Me gusta el romance, pero con las cosas sencillas, lo inesperado. Me refiero a las coincidencias, que mucha gente interpreta como el destino. Y aunque no creo necesariamente en el destino, sí me encantan las coincidencias.

¿Has tenido algún gesto romántico con una novia?

No sé, yo no pienso que valgan la pena los grandes gestos como las flores, ni siquiera un viaje sorpresa a algún lugar favorito. Me parece que es bastante romántico mirar la televisión juntos. El solo hecho de hacer lo mismo, en el mismo momento, es muy romántico para mí.

¿No has sentido la presión de ser el Capitán América en la intimidad?

(Risas) Nunca pensé en algo así.

¿Y qué opinas de poder estar en la lista de los hombres más sexy del mundo?

Mis amigos piensan que es ridículo, porque todos ellos están en este negocio y entienden lo que es. Se burlan bastante de mí.

Y a nivel personal, ¿qué te parece?

En mi opinión me parece algo un poco tonto. Claro que halaga, pero como a todo en este negocio, no hay que prestarle demasiada atención, porque no es ninguna realidad. Todo eso es bueno para que mi madre coleccione las revistas. A ella le encanta. En la misma ciudad de Boston donde se criaron Matt Damon y Ben Affleck, Christopher Robert Evans nació el 13 de junio de 1981. Su madre Lisa Evans ya era actriz cuando él probó la profesión en las obras teatrales de la escuela. Y hasta su hermana Carly ya había dado los mismos pasos, cuando Chris imaginó el mismo futuro. Tomándose la carrera en serio, viajó a Nueva York para entrar en el prestigioso Actors Studio de Lee Strasberg y en Brooklyn consiguió un trabajo temporal en una agencia de casting, donde se hizo amigo de los mismos representantes que después le abrieron la puerta de la televisión, en series como The Fugitive y Boston Public. Cuando entró en el mundo del cine, tuvo mejor suerte y protagonizó con Kim Basinger el thriller Cellular, en la misma época que lo contrataron para su primer personaje de superhéroe: Johnny Storm en Fantastic Four. Con Jessica Biel fue pareja en la realidad, igual que en la ficción de las películas Cellular y London. Pero su mejor amiga del cine es Scarlett Johansson, pues juntos han filmado The Perfect Score, The Nanny Diaries, antes de The Avengers y la más nueva Captain America: The Winter Soldier.

Chris Evans y Scarlett Johansson en Captain America: The Winter Soldier (2014).

¿Te gusta el nuevo traje que usa el Capitán América?

¡Me encanta!

¿Es cómodo?

Sí. Claro, no puedo ir al baño con ese traje. Bueno, se puede, pero lleva tiempo. En eso sí que no es cómodo, pues se necesita ayuda. Hay tantos cierres y botones por todos lados que te desesperas gritando: «¡Ayuda! Sáquenme de esto, necesito bajarme los pantalones».

¿Guardaste uno como recuerdo?

No, no me lo permitirían.

¿Ni siquiera el escudo?

Ah, sí, el escudo sí lo tengo.

¿Es verdad que pediste el escudo después de que en una entrevista de TV con Chris Hemsworth te enteraste que él había recibido el martillo de Thor?

Bueno, no lo pedí. Lo que pasó es que en Marvel vieron la entrevista donde yo me quejé y me regalaron el escudo original de Capitán América en mi cumpleaños, justo cuando estábamos filmando la película en Cleveland, Ohio.

¿Dónde lo guardas?

Está en mi casa de Los Ángeles, en un buen lugar donde mis amigos lo sacan cuando se emborrachan (risas).

¿Cómo fue que aceptaste el personaje de Capitán América, cuando ya habías sido el superhéroe Johnny Storm en la película Fantastic Four?

Fue un proceso muy raro. Al principio no quería ese rol. Una película así viene con un contrato para hacer seis más. Es demasiado trabajo. Y pueden llevar hasta 10 años de rodaje. No sabía si iba a querer hacerlo. Por eso al principio dije «no».

¿Y por qué aceptaste?

A todos los que les conté la oferta pensaban que yo estaba loco. Hasta mi madre se enojó conmigo. Y aunque seguí rechazando el papel, ellos siguieron ofreciéndomelo de nuevo, mejorando las condiciones. Al principio me pedían nueve películas y después bajaron a seis. Con tanta insistencia pensé: «A lo mejor se supone que tengo que hacerlo. Si tengo tanto miedo es exactamente lo que debería hacer. Las presiones son buenas y uno aprende de lo bueno y lo malo».

De la misma forma que dijiste no al principio, ¿alguna vez te han rechazado como actor?

Seguro. Yo soy actor. Por cada película que me dan, hay miles que me niegan.

¿Estuviste en audiciones en las que todo sale mal?

Seguro, tuve algunas muy malas. ¿Te acuerdas de la película Observe and Report con Seth Rogen? Para ese filme tuve una audición realmente mala. A veces me pongo muy nervioso y como soy pálido, se nota si me pongo colorado. En medio de la audición me puse colorado. Y cuando volví a entrar y empecé a leer de nuevo, tuve que volver a salir otra vez. Afuera llamé a mi representante para contárselo y le pedí si podía conseguirme otra audición. Y cuando la logró, entré y me pasó lo mismo. Hasta Seth Rogen estaba en la habitación. Y se portó tan bien, tan amistoso, con tanto apoyo…

¿No habrá sido una señal para que finalmente aceptaras el personaje de Capitán América?

A lo mejor, pero tampoco fue la única vez que me pasó.

¿Alguna vez pensaste en otro oficio más allá de la actuación?

Sí, me gustaría haber sido carpintero. Cuando era más joven, me encantaban pintar y dibujar. Soy muy autónomo, por naturaleza. Me gusta hacer las cosas solo y crear algo con la puerta cerrada. Me parece que es muy hermoso construir algo que puedas ver cuando está terminado. Y ser carpintero es una profesión maravillosa.

¿No podrías hacer algo así en tu tiempo libre?

¿Qué tiempo libre? No tengo tiempo libre, ojalá pudiera tenerlo.

Chris Evans ya había protagonizado la primera película de Capitán América, mostrando el principio de la historia, cuando era un soldado que lucha contra los nazis, hasta que se estrelló con un avión en el Polo Norte, donde quedó congelado… Es ahí donde se sumó a la siguiente película The Avengers, junto con Thor, Ironman y Hulk, para volver ahora con otra nueva película: Captain America: The Winter Soldier, en la que actúa con Scarlett Johansson y Robert Redford.

¿No te intimidó alguien como Robert Redford cuando pisó el estudio de Capitán América por primera vez?

Sí, seguro. Junto a Robert Redford todos nos intimidamos. Estábamos nerviosos, pero él es fantástico. Es genial cuando conoces a un artista brillante y te das cuenta de que, además, es una gran persona. El es muy bueno como director y pudo haber tomado control del estudio, pero no lo hizo. Sabía cuál era su posición y dejó que los directores hicieran su trabajo. Los respetó y yo lo respeto a él como ser humano.

¿Y Scarlett Johansson?

Ella es terrible (risas). En este punto de mi vida, es como mi hermana. Hemos hecho varias películas juntos. Nos conocimos cuando filmamos The Perfect Score (2004).

Para el nuevo rol de Capitán América, ¿tuviste que entrenarte mucho más que en las producciones anteriores?

Tuve que entrenarme muchísimo, porque en esta película mi personaje tiene más habilidades. En la primera, él estaba aprendiendo sus poderes y en esta quisimos mostrar la evolución. Tuve clases de motociclismo, de gimnasia y mucho entrenamiento de lucha y de pesas.

Si el Capitán América es del año 1943, significa que tiene 70 años. ¿Cómo te vas a ver físicamente a los 70 años?

Como mi abuelo.

¿Piensas que a esa edad todavía vas a estar haciendo películas del Capitán América?

¿A los 70 años? Probablemente no.

Sylvester Stallone todavía está haciendo filmes de acción.

Ah, sí, es cierto. Dios, no… Si a los 70 años todavía sigo haciendo películas donde tengo que entrenarme para pegarle a alguien en la cara, me pego un tiro.

¿Cuál es entonces tu siguiente meta?

Quiero dirigir.

¿Qué clase de cine?

Me gustan las historias humanas, entre hermanos, madres e hijas, amigos, gente común. Ya sabes que me gusta el romance y acabo de dirigir una película romántica, 1:30 Train, en la que también actúo.

¿Y actúas porque quisiste o porque la gente quiere que lo hagas?

No, al principio es algo necesario. Especialmente la primera vez. Para que la gente crea en la película hay que actuar también. Si sale bien, ya no voy a necesitar estar en todas las que dirija.

Vas a hacer otro filme de The Avengers, ¿verdad?

Sí. Avengers: Age of Ultron, que saldrá en el 2015.


Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento