Entretenimiento

El loco mundo de los superfans

Por vanidades

- 28/10/2021 03:44
null

Descubre lo que algunos fanáticos hacen por sus estrellas favoritas… y el mensaje que transmiten con su comportamiento

¿Recuerdas cuando las paredes de tu dormitorio estaban empapeladas con afiches y fotos de tus ídolos? De acuerdo con tu edad, el famoso en cuestión podía ser Sandro, el llamado «Terremoto de América»; el camaleónico Michael Jackson o, si eras una adolescente en los años 1990, Marky Mark, el rapero de los pantalones caídos y la actitud de ganguero.

En fin, que el cantante de las mechas largas, el actor de los bíceps de acero y el galán de la telenovela te arrancaban suspiros o gritos de histeria «rompe tímpanos». Quizás alguna vez hasta te estacionaste, en medio de un enjambre de chicas anegadas en llanto, frente al hotel donde se hospedaba tu ídolo para verlo por unos segundos cuando se asomaba al balcón. O tal vez pasaste largas horas en el aeropuerto, para al fin contemplarlo desfilar, rodeado de guardaespaldas y paparazzi, rumbo a su limusina. Pero hasta ahí llegaba la «locura».

Sin embargo, hay personas a las que nunca se les pasa ese arrebato. Son las Superfans, con la «S» mayúscula de Superman, porque su devoción por las estrellas que admiran les ha ganado un lugar en el Olimpo de la fama. Y si piensas que es un fenómeno de esta época, te recordamos que en el siglo XIX, cuando los compositores Federico Chopin y Franz Liszt se presentaban en concierto, algunas mujeres les lanzaban sus prendas íntimas al escenario. Es lo mismo que hacían las chicas en los 1960 cuando el guapo galés Tom Jones hacía sus eróticas contorsiones sobre el escenario.

¿Por qué algunos cruzan la línea de admiradores a fanáticos? Según los sociólogos, la raíz de la adoración a las celebridades está codificada en nuestro ADN, ya que el ser humano está programado para admirar al hombre y a la mujer alfa; o sea, al líder de su grupo, y seguirlo. ¿Cuándo la admiración se convierte en fanatismo? «Cuando quitamos el enfoque de nuestra propia vida y lo ponemos en las celebridades», explica Eric Hollander, profesor de siquiatría y director del programa de trastornos de compulsión y ansiedad de la Escuela de Medicina de Mt. Sinai en New York.

Esto puede conducir a la depresión, la ansiedad y la baja autoestima. De hecho, una investigación publicada en el Journal Británico de Sicología halló que cuando la admiración se convierte en fanatismo, los sentimientos del fan se asemejan a los de un adicto. Entonces, cualquier detalle o información sobre la vida de la celebridad es como una dosis de la droga que el fanático necesita.

En algunos casos, cuando la admiración se vuelve maligna, el fan puede, literalmente, tomar la vida de su ídolo en sus manos, como ocurrió cuando Mark David Chapman asesinó a John Lennon en 1980 para, en su retorcida fantasía, «convertirse» en él.

Aquí tienes algunos de los casos más extremos. ¿Crees que aún no se han pasado de la raya… o, por el contrario, piensas que ya caen en la locura? ¡Queremos conocer tu opinión en vanidades.com!

FOTOGALERÍA: LO QUE HACEN LOS FANS POR SUS ÍDOLOS…

LA CRÈME DE LA CRÈME DE LOS SUPERFANS

Galeria ambulante. Una sola imagen no vale más que mil palabras para el chileno Miljenko Parserisas. El requiere muchas más. El vendedor de periódicos de Valparaíso se volvió tan fanático de Julia Roberts después de ver el filme Erin Brokovich, que hasta el momento se ha hecho más de 80 tatuajes de la actriz en diferentes escenas de la película, en el torso y en la espalda. Y él asegura que, mientras le quede espacio en el cuerpo, seguirá tatuándose a su estrella favorita.

¿Se adelantó a Kim Kardashian? La estadounidense Linda Resa se cambió el nombre oficialmente para, al menos nominalmente, convertirse en la señora del rapero que está comprometido con la más famosa de las hermanas Kardashian. En otras palabras, ahora el nombre legal de Linda es Mrs. Kanye West. Sin duda, esto mantiene a otros interesados, mucho menos famosos, lejos de la atractiva joven.

– La mujer ilustrada. Cathy Lewis, una fan británica de la serie de filmes Twilight, se hizo un tatuaje panorámico que le cubre toda la espalda de Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner, los actores que interpretan a los personajes principales de la saga. Para lograrlo, Cathy pasó 22 horas de sangre, dolor y lágrimas bajo la aguja… pero asegura que pasará muchas más, todo por amor a sus ídolos. Próximamente quiere tatuarse el pecho con más imágenes de lobos y vampiros enamorados.

– Un amor global. Darrell Hall, un residente de Manchester, Inglaterra, es un fanático rendido de Madonna, que no escatima tiempo ni dinero a la hora de aplaudir a su ídolo. Desde 1990, Hall ha asistido a todos y cada uno de los conciertos que ha ofrecido la diva material a lo largo de Europa, Estados Unidos y Japón.

– ¿Es un pájaro, es un avión…? No sabemos, pero definitivamente, no es Superman, es Superfán. Herbert Chávez, un joven de la Filipinas, se ha sometido a decenas de procedimientos y cirugías estéticas, incluyendo rinoplastia, aumento de los muslos e inyecciones de silicona en los labios, para parecerse al desaparecido Christopher Reeve cuando interpretó al hombre de acero en el cine.

– Ya sabemos de que pie cojea… En 2011, cuando la cantante inglesa Jessie J se quebró una pierna, las imágenes de la creadora de Price Tag en muletas recorrieron el mundo. Esto le dio una «brillante» idea a una fan, quien decidió que, para parecerse a su ídolo, ella se quebraría la pierna ¡a propósito! Y eso fue lo que hizo, haciéndole llegar su foto en muletas a la artista… quien inmediatamente redobló sus medidas de seguridad. No hay dudas de que esta fan ¡»metió la pata»!

Amor justificado… o «Justin-ficado». Las fans de Justin Bieber son capaces de cualquier cosa por su ídolo, como lo prueba la chica que pagó más de 600 dólares por una botella plástica de agua que el cantante desechó después de beber un sorbo y declararla «horrible». Otras se esconden en los latones de basura del hotel donde se hospeda el canadiense y algunas hasta amenazaron de muerte a su entonces novia, Selena Gómez.

ESTRELLAS QUE SE CASARON CON UN FAN

Por otra parte, aunque no es algo común, porque las estrellas suelen enamorarse de otras estrellas, a veces una admiradora -no una fanática- logra conquistar el corazón de de un famoso, como en estos cinco casos:

– Nicolas Cage y Alice Kim. El actor la conoció en un restaurante de Los ángeles, donde Alice trabajaba como mesera. Ella le confesó que admiraba su trabajo como actor, intercambiaron sus números de teléfonos y, en el 2004, se casaron en el rancho de Cage en California.

– Matt Damon y Luciana Bozan Barroso. El actor de The Monuments Men conoció a la camarera argentina en un bar miamense y surgió el amor entre ellos.

– Patrick Dempsey Y Jillian Fink. El actor de la popular serie de TV Grey’s Anatomy conoció a su futura esposa cuando sacó una cita con la joven estilista para un recorte de cabello y, en lugar de un tijeretazo, recibió un flechazo de Cupido.

– Steve Harvey y Marjorie Harvey. El comediante, literalmente, la vio entre el público que asistía a una de sus presentaciones personales y quedó enamorado de la belleza afroamericana. En 2007 se juraron amor ante el altar.

– Tom cruise y Katie Holmes. Katie confesó que Tom era su ídolo de la adolescencia y que se prometió que un día se casaría con él. El matrimonio no funcionó y ellos finalizaron su divorcio en el 2012.

FOTOGALERÍA: LO QUE HACEN LOS FANS POR SUS ÍDOLOS…

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento