Entretenimiento

El talento de Christian Bale

Por vanidades

- 28/10/2021 02:30
null

El actor nos cuenta de su carrera y de su historia, y aunque no lo creas? ¡es muy tímido!

Mar. 21, 2011

Con un look muy diferente al que estamos acostumbrados a verlo, con pelo largo y barba, Christian Bale recibió el premio Golden Globe como Mejor Actor de Reparto y el reconocimiento del jurado del Oscar por la película The Fighter. En esta interpretó a Dicky Eklund, quien entrenó a su hermano, el boxeador irlandés Micky Ward, durante los años 1980. Al alejarse de la fama de Batman, muchos piensan que Christian se cambió su imagen para otro rol más importante, pero él revela riendo que «el pelo largo quiere decir que estoy desempleado, porque no he vuelto a trabajar desde que terminé el rodaje de The Fighter«. Será por eso que también lo notamos mucho más tranquilo cuando empezamos nuestra entrevista.

Sabemos que no es de los actores que busca premios por su trabajo, pero nunca antes lo habíamos visto tan feliz.

Me han malcriado. ¿No te parece? A cualquiera le gusta recibir un premio. Siempre me siento cómodo interpretando un personaje y así puedo estar frente a miles de millones de personas, pero cuando soy yo, no estoy tan cómodo. No soy de los que se sienten bien en una sala llena de gente. Muchas personas no lo entienden. No comprenden que algunos actores seamos increíblemente tímidos. A veces parece que nos comportamos con cierta hostilidad o algo parecido, pero no es así. Estoy tratando de aprender. Todo el tiempo cometo errores, pero espero mejorar. La noche de los Golden Globes fue maravillosa, porque cada uno de los intérpretes de The Fighter recibió una  nominación. Lo celebramos en grupo.

¿Resulta más difícil interpretar un personaje basado en alguien que realmente existe?

No lo fue con Dicky. Cuando lo conocí, me di cuenta de que podía hacer lo que yo quería. Si hubiera dicho que así tenía que ser el personaje, cualquiera hubiera pensado que era demasiado, pero conocimos a Dicky. Tuve la libertad para interpretarlo, porque es una persona demasiado compleja y tímida… es increíble. Es uno en un millón.

¿Cómo puede ser que el personaje que interpreta Mark Wahlberg como protagonista en la misma película, llame menos la atención que el suyo? ¿En cierta forma se parece al Oscar que obtuvo Heath Ledger como Mejor Actor de Reparto en la película de Batman The Dark Knight?

Los personajes más tranquilos son los más difíciles de interpretar, yo los he hecho muchísimas veces. Hay gente que piensa que Mark Wahlberg no hizo nada especial, cuando sí hizo demasiado. Si me hubiera tocado hacer el papel de Mark, jamás hubiera podido destacarme; sin embargo, sí lo logré al personificar a Dicky. Si conocieras a este en la realidad, verías que es muy gritón. Créeme, es más de lo que se vio en el cine. Es difícil de creer, pero cualquiera del resto del elenco puede confirmarlo. Mark me dio el ancla que yo necesitaba. Lo aprecio y lo reconozco.

Hasta Mark Wahlberg se ha animado a cruzar el cine de acción o dramático para filmar una comedia romántica. Sin embargo, usted sigue invicto en ese aspecto. ¿Puede decirnos por qué?

Nunca digo nunca… pero en eso, probablemente yo diría nunca.

¿Por qué?

No me gustan las comedias románticas. La verdad es que no las entiendo.

¿Piensa que no vale la pena explorar en el cine los dramas que existen en una pareja?

Te lo repito: nunca digo nunca. Siempre hay excepciones en cualquier regla. Y aunque por lo general no disfruto las comedias románticas, no significa que esté en contra de ellas. Tampoco me considero un experto en cine y debe haber muchísimas películas de ese estilo que no conozco y que sean fantásticas, solo que no he encontrado una… aunque tampoco las busco.

Hace poco, usted dijo que su propia familia lo había apoyado para el personaje de la película The Fighter. ¿Lo ayudó a tener éxito?

El apoyo de la familia es muy importante. Este trabajo abarca demasiado tiempo y si la familia no fuera lo suficientemente comprensiva, dándonos apoyo, sería imposible hacerlo. Por eso siempre aprecio a mi esposa y a mi hija Emmaline. Esta me inspira con las pequeñas interpretaciones que da en casa. Le digo lo que tiene que hacer. Y lo mismo pasa con la familia de los personajes. No podríamos hacer nuestro trabajo si no tuviéramos la confianza, el amor y el apoyo que nos da. La experiencia es única y emocionante.

Desde siempre, Christian Bale supo aprovechar al máximo el apoyo de su familia. Nacido en Pembrokeshire, Gales, el 30 de enero de 1974, tuvo un tío llamado Rex Bale que trabajó como actor. Uno de sus abuelos, incluso, fue el doble de John Wayne en dos películas diferentes y su madre fue bailarina en un circo (en otra entrevista, Christian confesó que su primer beso se lo dio a una acróbata de ese mismo circo, llamada Berta). Después de algunas clases de guitarra y baile, le surgió el deseo de seguir con la actuación, y a los 9 años, Christian Bale realizó su primer trabajo profesional en un comercial británico del cereal Pac-Man. Después quiso entrar a la Academia Real de Arte Dramático, pero por consejo de sus padres, siguió trabajando. Su padre, incluso, dejó su empleo como piloto de aviones para representarlo como su manager cuando Steven Spielberg eligió a Christian entre otros 4.000 actores adolescentes para la película Empire of the Sun.

El actor también reemplazó a Leonardo DiCaprio en American Psycho y llamó la atención cuando bajó mucho de peso para la película The Machinist. Enseguida tuvo la suerte de convertirse en el nuevo Batman, una película que relata los orígenes del superhéroe y que  recaudó 370 millones de dólares. Por ella, Bale recibió el premio MTV de 2006 como el Mejor Héroe. El siguiente filme de Batman, The Dark Knight, pasó la barrera de los 300 millones de dólares en apenas 10 días y terminó recaudando nada menos que 1.000 millones de dólares en total.

Junto a Johnny Depp, Bale eligió un estilo de cine de acción bastante particular al filmar la película Public Enemies, antes de protagonizar con Russell Crowe la historia de vaqueros 3:10 to Yuma, y volvió a las superproducciones con Terminator Salvation (en la que debutó Sam Worthington justo antes de Avatar).

Christian Bale sabe encontrar siempre el balance entre los millones de dólares y la calidad del cine, y así conserva su prestigio actoral, pero para muchos todavía es  difícil imaginarlo sin la capa de Batman.

¿Hasta qué punto llega la fama que logró con Batman? ¿Le gusta que lo sigan reconociendo por este personaje?

Sí, me gusta, aunque siento que mi vida sigue siendo la misma de siempre. Voy a todos lados. Tal vez me reconocen un poco, pero de todas maneras sigo haciendo todo lo que quiero.

¿Puede ir al cine como un espectador más, sin que lo reconozcan?

Voy todo el tiempo al cine y nadie me reconoce. Bueno, al menos las personas son muy amables y no me molestan.

¿Usa sombrero y lentes oscuros para esconderse de la gente?

No creo que tratar de esconderse de la gente sea una forma saludable de vivir.

¿Cómo es que conserva su vida personal tan… personal, lejos de la atención de los paparazzi?

A mí no me gusta reflejar mi personalidad en los filmes y tampoco me agrada hablar demasiado de mí. Creo que es mucho mejor cuando se les permite a los actores conservar un «lienzo» en blanco.

¿Nos cuenta un poco, al menos, de sus orígenes?

Mi padre estaba trabajando en una granja de Gales cuando yo nací. Pero el resto de mi familia, todos vienen de la Vieja Inglaterra. Mi acento es inglés, aunque confieso que ya he vivido tanto tiempo en los Estados Unidos como en Inglaterra.

Su padre en algún momento fue su representante…

Fue mucho más al principio, cuando, para sorpresa de todos, me empezaron a pagar por la actuación. Al ocurrir algo así, aparece mucha gente desconocida y dudas si realmente buscan tu bien. Naturalmente, yo era muy joven cuando empecé a trabajar como actor. En ese momento fue fundamental tener un padre que me dijera: «No me importa nada, voy a asegurarme que nadie abuse de mi hijo». Es lo que hizo.

¿El hecho de tener una madre que trabajaba en el circo influyó en su decisión de dedicarse a la actuación?

En ese sentido no, lo veo como algo muy diferente. Es cierto que tuve un abuelo por el lado de mi madre que hizo algunas cosas: además de ser boxeador profesional y miembro del Círculo Mágico de Londres, era un artista de vaudeville. Mi madre, como te dije, trabajó en un circo por un tiempo. Y mi padre, aunque era piloto, también hizo teatro alguna vez. Uno de sus hermanos era altísimo y estuvo en algunas películas como matón y guardaespaldas. Una de mis hermanas también es artista y la otra es bailarina. Por eso nadie se extrañó cuando dije que la actuación me parecía muy interesante. Todos me dijeron: «¿Qué importa si no triunfas? Al menos inténtalo».

¿Es verdad que habla español?

Mi español va y viene, pero mejora bastante después de tomarme un par de cervezas.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento