Entretenimiento

En exclusiva con Pitbull

Por vanidades

- 28/10/2021 02:50
null

Cómo se ganó un lugar propio en la industria de la música internacional y cuál es la fuerza que lo impulsa

Conocido en los escenarios y en las grandes empresas, el fenómeno sociomusical en que se ha convertido Pitbull está enraizado en experiencias personales que presenta al público con inteligencia. Hablamos con él mientras se aclimataba al cambio de hora en Japón con motivo del Summer Sonic Festival. Allí se presentó dos noches seguidas en las ciudades de Tokio y Osaka. Además de embajador de marcas como Dr. Pepper, Bud Light y Sheets, es director ejecutivo (CEO) de RCA/Mr. 305, su propia disquera -sello de Sony Music-, The New Miami Sub Grill y su propio vodka: Voli. Además, en el mercado latinoamericano está afiliado con Fiat y Pepsi. Y a mediados de noviembre lanzará su séptimo álbum: Global Warming.

De Pitbull a Mr. 305 y a Mr. Worldwide, ¿qué cambios has tenido que implementar para triunfar más allá del mercado latino?

Bueno, yo empecé fuera del mundo latino, comencé más en el mundo afroamericano. Al ir de Pitbull a Mr. 305 y a Mr. Worldwide, quería mostrar que estamos en una evolución: de carrera y también como persona. Creo que todo eso empezó porque me crié en la ciudad de Miami, que es muy internacional y nunca me ha puesto límites en cuanto a la música. Nunca he deseado ser parte de un género, nunca he querido que me digan «tienes que hacer este tipo de música». No, yo hago música; y ahora más que nunca, hago música para todo el mundo.

Explícanos cómo ha cambiado el hombre…

De hacer cosas interesantes en la calle a empezar una carrera en la industria de la música. Un hombre que va de traje, bien vestido, tratando de llevar nuestra cultura p?alante, no p’atrás… Siempre hablando de la parte negativa de mi vida de manera que pueda crear algo positivo, para que la gente que se pueda identificar diga: «Wow!, a mí me ha pasado algo parecido y lo entiendo». Quiero que todo el mundo sepa que se puede ir p’alante. Creo que el público ha visto el cambio y es muy positivo que se pueda ver cómo se va de nada a algo.

Muchas personas dicen que no salen adelante por sus experiencias negativas; sin embargo, en historias como la de Armando Cristian Pérez (su nombre verdadero) vemos que, tal como él dice: el ir p’alante es factible. «Gracias a Dios», responde con enorme sencillez.

TODO TIENE UN PRECIO

¿Qué has dejado atrás para lograr los objetivos que te han costado tanto?

Bueno, esto es el principio de lo que queremos lograr; llevamos años entrenándonos para la guerra de verdad…

¿A qué te refieres en realidad cuando hablas de la guerra?

La guerra es todo lo que trae la farándula, la fama; cosas que no me importan, pero que son parte de lo que deseo y lo que quiero es la música. A mí me encanta la música porque es el idioma universal; por eso es que tiene tanto poder. Con ella puedes cambiar la emociones de las personas, no solamente las que son parte de tu cultura, sino de todo el mundo: a mí me emociona y me inspira. Yo creo que el mayor sacrificio de esta carrera es estar lejos de la familia. Pasarán años antes de que puedan comprender que uno no va a estar allí para el cumpleaños de los niños o cuando algún familiar muere. Para ellos son ocasiones importantes y para mí también, pero en el futuro voy a tener el tiempo para darles a mis hijos todo lo que ellos puedan necesitar para su propia guerra: la vida. Uno siempre está peleando y buscando estrategias para ganar. Creo que esa es la parte más dura. Pero yo  mantengo lo que me enseñaron: «Pasos cortos, vista larga» (su madre le repetía esta frase que se ha convertido en lema personal). La música es el principio de lo que yo quiero hacer en el futuro.

Decía el escritor cubano José Lezama Lima que la grandeza del hombre está en el flechazo, no en la diana. Lo recuerdo cuando Pitbull habla de sus planes futuros, de involucrarse en diferentes negocios con un ambicioso plan en la mirilla. Dibuja en palabras su visión de construir una dinastía al estilo de los Bacardí, Kennedy, Rothschild, Morgan, que por generaciones han ido haciendo más y más. En resumen: «Una familia que Armando Cristián Pérez creó con la música y que los niños la sigan p’alante«.

Como cubanoamericano, ¿qué aprendiste de José Martí?

Primero, Martí me enseñó a tener un orgullo muy grande por mi cultura. Segundo, a tener un amor, una obsesión, con la libertad. Tercero, que nunca dejes pasar una oportunidad.

Pitbull y Jennifer Lopez

EL FUTURO

En menos de 10 años, el personaje público que vemos en escenarios y comerciales se ha impuesto a fuerza de una intensa ética que consiste en: «Trabajar duro, trabajar duro, trabajar duro… y uno llega». Explica cómo y por qué comenzó a «rapear». Cuando escuchó hip-hop por primera vez se dijo: «Oh, wow, I relate to this» (Oh, wow, me relaciono con eso). Hacerlo le permitía «hablar de las cosas y no buscarme problemas. Era como una terapia; empecé a ‘rapear’ porque era una terapia para mí». Y ahí fue que «me enamoré de la música, pero nunca pensé que iba a entrar en su mundo». Entre 2009 y 2012, Pitbull se transformó en quien es actualmente.

¿Dónde quieres estar en cinco años?

Bueno, para entonces tendré 35 años. Las metas empezaron en el 2009, cuando me planteé tener libertad en la música. En el  2010 fue la invasión; en el 2011 la meta fue crear un imperio; en el 2012 hacer crecer la fortuna (para la familia); en el 2013 armar el rompecabezas, y para el 2015, manipular la agenda. Ya los niños -tiene cinco hijos- estarán más grandes y podré permanecer más tiempo con ellos. Quiero que viajen mucho porque, como decía mi madre, esa es la gran educación.

¿Qué deseas para ellos?

Les quiero dar una base muy fuerte para que sepan quiénes son, para que aprecien lo que tienen y, sobre todo, para que sean buenas personas y tengan buenos modales. Espero que hagan lo que quieran, pero que no crean que se lo merecen todo porque son los hijos de Pitbull.

¿Cómo te relajas?

Me gusta estar al lado del mar, con un traguito de Voli, agüita y limoncitos, con amigos de verdad, musiquita y buenos chistes.

Fuera de los escenarios, a Pitbull le gusta el baloncesto. «Hace tiempo que no juego. También me encanta bailar con gente que tiene un tiempo rico y que no está colgada de Internet».

Con el poder adquirido viene una responsabilidad tanto en lo personal como en lo social. ¿Cuál es la tuya?

(Su respuesta me remite a Rashomon, la película de Akira Kurozawa). Decir la verdad siempre, sea buena o mala: «Oye, mira, esto me pasó, todo el mundo comete errores». Pero el público tiene la responsabilidad de leer entre líneas y ver la realidad. Siempre está tu historia, la historia del otro y la verdad.

¿Qué llevas siempre contigo?

Mi música y mis bocinas Bose.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento