Entretenimiento

Eva Mendes: bella, humanitaria y muy independiente

Por vanidades

- 28/10/2021 03:18

Muy atractiva, con una figura curvilínea, tiene a Hollywood a sus pies

Me gustó mucho conversar con Eva Mendes. Es que la actriz -nacida en Miami el 5 de marzo de 1974, de padres cubanos y criada desde pequeña en Los Ángeles- tiene una personalidad alegre, simpática, humana y muy «cercana», que su imagen bella, morena, seductora y un tanto misteriosa, no nos permite adivinar hasta que la conocemos mejor.

Eva es una estrella de cine poco usual, porque aunque es famosa y admirada mundialmente por su belleza física, es una persona genuina, y de eso nos damos cuenta tan pronto sonríe con la boca y con los ojos. Nuestra conversación no fue con la diva ni con la estrella consentida, sino con una mujer espontánea, madura, ciento por ciento latina, con gran sentido del humor, que se echa a reír a cada rato.

«Si pudiera, comería arroz con frijoles negros todos los días», dice al principio de nuestra conversación, después de recordar cuando nos conocimos años antes. «Me encanta la comida cubana, la comida latina y la comida picante (risas)…  Así lo aprendí en mi casa… con mi mamá y mis hermanos… ¡y criada en California te podrás imaginar!».

VANIDADES ha honrado a Eva Mendes con su premio Icono de Estilo Mujer Vanidades 2013. Lo más desconocido de ella es algo muy nuestro, muy latino: la gran relación que tiene con su madre. «Hablo con mi mamá varias veces al día. Es mi mejor amiga y lo más importante en mi vida… ¡A veces la llamo cuando necesito decir algo en español y me he ?trabado?, porque se me olvidó la palabra correcta! Mi madre es mi inspiración en la vida, y admiro mucho cómo ella sola, pues estaba divorciada, crió a sus cuatro hijos, sufriendo mucho, teniendo varios trabajos a la vez y sacrificándose para poder darnos una buena crianza… Eramos una familia de la clase media baja en California, pero mi madre me dio la suficiente confianza para poder soñar con una vida diferente. Yo sentía que podía ser lo que quisiera y ella me apoyó al creer en mí».

¿Con qué soñabas de niña? ¿Te imaginaste que un día serías famosa?
¡Soñé tantas cosas diferentes!… Mis dos hermanas y mi hermano se burlaban de mis dientes grandes y fríos, como Bugs Bunny, y me hacían muchas bromas, pues soy la pequeña y ya puedes imaginarte cómo era… Pero siempre quería ser alguien, aunque no necesariamente famosa. ¡Desde cantante de ópera hasta astronauta! Pero a los 7 años vi el musical Annie, y comprendí que quería ser actriz. En la universidad, tuve la suerte de poder estudiar actuación con la famosa coach Ivana Chubbuck; aquel sueño se demoró como 20 años, pero ocurrió, y hace unos años pude llevar a mi mamá a una première en una gran limusina. Estábamos tan emocionadas, que ambas lloramos, y yo le decía que no podía llorar porque se me iban a caer las pestañas postizas. Lo más lindo es que en aquella limusina, mi madre sacó un papel con una nota que yo le había escrito a los 9 años, que decía: ‘Mami, un día voy a cuidarte y a pagar todas tus cuentas, y te voy a llevar en una limusina a ver mis películas’.Por supuesto, ambas llegamos a la première con el maquillaje hecho un desastre, pero muy felices.

>

Tan pronto pudo, Eva le compró una casa a su madre y se compró una para ella, donde todavía vive en Los Ángeles. «Tiene mucha personalidad, aunque no es en Beverly Hills», añade sonriente.

Eva mide 1,68 m (5’6″) y en persona luce mucho más petite que en fotos, aunque tiene una figura curvilínea. Comenzó a actuar en 1998, pero su golpe de suerte ocurrió en 2003, cuando el mundo conoció a la sexy Eva Mendes en la gran pantalla, con tres películas junto a actores importantes: Out of Time, con Denzel Washington (con quien ya había trabajado en Training Day, en el 2001); Once Upon A Time In Mexico, con Johnny Depp, y Stuck on You, junto a Matt Damon. Eva tuvo una larga relación con el cineasta peruano George Augusto Gargurevich, y hoy día, aunque no hablamos de ello, pues prefiere mantener su vida «privadísima», tiene una relación con el guapo actor Ryan Gosling, con quien trabajó en la dramática cinta The Place Beyond the Pines. ¿Matrimonio a la vista? No lo comentamos, pero me dio la impresión de que, al menos de momento, Eva no piensa en eso, ¡aunque le encantan los niños y adora a sus sobrinos!

La actriz de 39 años, a quien nunca vemos de fiesta en fiesta, lleva una vida muy privada y tranquila, evitando los paparazzi que están «fuera de control» y, siempre que puede, manteniéndose «debajo del radar», lejos del mundo de las celebridades.

Para su armonía va a sesiones de sicoterapia, «algo superbeneficioso y muy positivo, que debemos ver como muy natural y no como algo ‘raro’ «, me comenta.

¿Cuáles son tus secretos de belleza?
No me gusta sentirme presionada por la vida de «estrella de cine». Soy muy independiente, aunque me gusta cuidarme y comer lo más saludable posible, porque lo que comes es muy importante para lucir mejor. Camino mucho, paseo a mi perro y me mantengo activa, pues tengo una relación muy sana con mi cuerpo… Limpio e hidrato bien mi cutis y me encanta jugar con el maquillaje, aunque creo que ya sé lo que me queda bien y no experimento mucho. Y como buena mujer latina, me encanta la ropa, por lo que he comenzado a diseñar una colección para New York & Company.

Eres imagen de los productos para el pelo Pantene…
Sí, y me gusta serlo, porque mi pelo es muy importante para mí, y el sufrimiento al que lo someto con secadores, pinzas, etc., lo deja muy dañado. Usando los productos Pantene lo puedo seguir manteniendo saludable. Es una marca que me gusta mucho porque es honesta y en las fotos no hay trucos. Cada look es natural, no se manipula mi cabello para que se vea saludable y hermoso en las fotos. Pantene realmente está a la altura de lo que promete.

Como buena persona humanitaria, Eva es amante de las causas solidarias (como la del cáncer del seno) y de las que protegen a los animales, y tiene un perro que adora («un malinois belga, al que hay que darle órdenes en francés», me cuenta).

La actriz tiene muchos hobbies: la música, los deportes (esquí y senderismo) y la decoración interior. Vive concentrada en su trabajo y conoce mucho de cine, pues ha actuado para directores muy importantes y ha admirado el cine de Federico Fellini, David Lynch, Werner Herzog y Pedro Almodóvar. Su actriz favorita de siempre es la genial Gena Rowlands. Eva quiso trabajar en Piñero, una película dirigida por mi hermano León Ichaso, «pero no me dieron el papel», me comenta entre risas. «Los buenos roles me han venido poco a poco, lo que me alegra, porque puedo decir que todo lo que he conseguido ha sido así: poco a poco. Y ahora tengo el respeto de mis colegas, lo que fue difícil, como es lógico, al comienzo de mi carrera».

Cuéntame algo simpático que te haya sucedido en tu carrera como actriz…
Cuando comencé mi carrera alguien me aconsejó que me quitara el lunar que tengo en la mejilla y no lo hice lo que me alegra mucho… Hubiera sido quitarme algo muy mío y ahora a todos les gusta.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Encuentra moda, belleza, realeza, entretenimiento y estilo de vida.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Entretenimiento